­­Por qué el superávit local es nueve veces mayor al de los últimos años

Según el Gobierno, la recaudación subió mes a mes y se amplió el número de contribuyentes

Escribe Diego Bengoa DE NUESTRA REDACCION

Los primeros meses de este año dejaron un excedente de 19,6 millones de pesos, en un contexto de crisis nacional y recesión. Qué incidió en el resultado fiscal y qué creen que pasará en lo que resta del año

Según el Gobierno, la recaudación subió mes a mes y se amplió el número de contribuyentes
Según el Gobierno, la recaudación subió mes a mes y se amplió el número de contribuyentes

En el primer trimestre de los dos últimos años el municipio tuvo un superávit que orilló los 2 millones y medio de pesos. Este año saltó a casi 20.

Según el Gobierno, en esto incidió un incremento en la recaudación y un criterio de “austeridad en el gasto, no en la inversión”.

Prácticamente la comuna se sustentó por sí sola en los primeros meses del año, ya que no recibió fondos de Nación ni de Provincia para obras. Sí en lo que es coparticipación, que promedia los 13 millones de pesos mensuales según datos oficiales.

El intendente Martín Gill maneja un presupuesto anual de alrededor de 700 millones de pesos para el primer año de su gestión. Recibió en diciembre un municipio que aparentemente en los últimos años tuvo sus arcas equilibradas. Eduardo Accastello dijo que se fue con superávit, pero el año 2015, durante el cual gobernó más de once meses, cerró con un déficit de aproximadamente 4 millones de pesos.

Este cuadro negativo temporario, siempre según las estadísticas oficiales, se revirtió en el primer cuarto del año, en donde llama la atención que el superávit sea tan alto en comparación a iguales períodos de años precedentes y en un momento de crisis en el país.

Según la secretaria de Economía del municipio, Daniela Lucarelli, existió “una muy buena respuesta en la recaudación” que fue subiendo mes a mes.

Desde el Ejecutivo remarcan que se reestructuró el área de Compras y Contrataciones, para hacer “más eficientes los procesos” y “generar un libre juego por parte de todos los oferentes de cada rubro de bienes o servicio que el Estado necesita comprar o contratar”. De acuerdo a lo que dijo Lucarelli, esto generó una baja en los precios respecto a cotizaciones del año pasado.

Junto a un “criterio de austeridad en el gasto”, devino el superávit.

“Tratamos de eliminar o reducir a la mínima expresión todo gasto superfluo y concentrarlo en la prestación de servicios e inversión”, señaló.

¿Cuáles eran esos gastos superfluos?

“Lo que es superfluo era la cantidad en que se incurría, entonces hemos establecido mecanismos de control rigurosos y estrictos en cada una de las dependencias para que las cantidades se ajusten mucho más a la real necesidad y demanda que a lo que se estaba acostumbrado a pedir en forma periódica, tal vez acumulando un stock que hoy no es necesario o que es más costo eficiente redireccionarlo hacia otro tipo de servicio u obra que la gente estaba esperando”, respondió la contadora.

El interrogante es si el municipio continuará manteniendo este excedente que se da en un contexto nacional de crisis económica y recesión. En el Palacio Municipal creen que sí. El primer trimestre fue por demás auspicioso sin que entrara a incidir el plan de regularización de deudas, una especie de moratoria (que “no lo es”, remarcan) que aparentemente ha tenido excelente respuesta. Según el oficialismo, hubo días en que el turnero se cortó a las 10 de la mañana porque ya habían ingresado mil contribuyentes dispuestos a ponerse al día con sus tributos y esta cantidad superaba la posibilidad de atención.

Además, según Daniela Lucarelli, “volvimos a constituir un fondo de reserva que nos deja tranquilos”.

La funcionaria, que también fue en su momento una figura fuerte en el accastellismo tanto desde el Ejecutivo como desde el Legislativo, tiene una “mirada optimista” sobre la marcha de la economía de la Nación y cree que el último trimestre del año llegará con una reactivación.

“Sin banderías políticas, que no las tengo, sino analizando las medidas que se han tomado desde lo puramente económico, las inversiones que están aterrizando en el país, el tipo de inversión y de la mano de obra que eso genera y el circulante que luego empieza a verse, me hace pensar que esta situación que hoy aparece como crítica va a ir atenuándose”, dijo a EL DIARIO.

Además resaltó que la ciudadanía tiene “confianza” en el intendente y en su gestión y por eso paga las tasas.

“Se ha ampliado la base de contribuyentes que pagan los tributos, que es lo que apuntamos desde el comienzo de la gestión para procurar que no toda la recaudación se la exigimos a los mismos de siempre, sino lograr incorporar a contribuyentes que por diversas razones no tributaban pero que tienen capacidad de hacerlo”, señaló.

En esto ratificó la idea de no tocar los tributos. “A pesar de la inflación y de que era un hábito actualizar tasas mes a mes, no la hemos modificado ni un centavo. La idea es no incrementarla, y que la recaudación se sostenga porque tributen más personas y no que exijamos más a los que venían tributando desde siempre”, apuntó.

En cuanto a lo que no son recursos propios, el primer cuarto del año pasó sin fondos de Nación ni de Provincia salvo lo coparticipado.

Esto empezó a cambiar en abril, cuando “recibimos desde Nación un fondeo que tiene que ver con la continuación de proyectos de obra que ya venían de la gestión anterior”. Puntualmente llegó para tratamientos de efluentes y para el programa habitacional Techo Digno.

Lucarelli contó que para la llegada de dinero de autoridades federales había que esperar la negociación con los holdouts. Eso le explicaron en una reunión que concretó en la Capital Federal. Y en este marco es optimista conque en el último trimestre del año empiece a llegar plata para proyectos.

De Provincia aún nada: creen que se empezará a “bajar” fondos en el segundo semestre, materializando convenios firmados por el jefe comunal con el gobernador Juan Schiaretti.

La contadora aseguró que no se detuvieron las obras, enfocando principalmente “a que no se detenga la construcción de viviendas, y poniendo énfasis en las obras de gas para tratar de llegar a la mayor cantidad de viviendas con el suministro en invierno”.

Finalmente, en cuanto a la coparticipación, el oficialismo local advirtió que no ha tenido variación respecto de 2015 y es uno de los temas en discusión en la mesa provincia-municipio, en la que buscan un aumento de la misma.

Print Friendly, PDF & Email