El Santo se hizo fuerte ante la adversidad

Sufrió al principio, golpeó en el momento justo y luego resistió. San Lorenzo se llevó tres puntos enormes tras su visita a Ticino

San Lorenzo de Las Perdices jugó más de una hora con un hombre menos, pero de visitante derrotó 1-0 al Atlético Ticino y quedó como único puntero

Sufrió al principio, golpeó en el momento justo y luego resistió. San Lorenzo se llevó tres puntos enormes tras su visita a Ticino
Sufrió al principio, golpeó en el momento justo y luego resistió. San Lorenzo se llevó tres puntos enormes tras su visita a Ticino

Escribe Federico Gazzoli

a fortaleza para sacar adelante partidos complicados es la que, generalmente, determina la suerte que un equipo tendrá a lo largo de un torneo y, si es válida esa teoría, ayer San Lorenzo de Las Perdices dio muestras de que nuevamente volverá a dar pelea hasta el final.

Es que, tras sufrir la expulsión de un jugador cuando iban tan solo diez minutos de juego, el Santo tuvo la lucidez para lastimar y luego replegarse ordenadamente para cuidar el resultado, haciéndose de tres puntos muy valiosos que le permitieron quedar como único puntero tras derrotar 1-0 como visitante al Atlético Ticino.

Y así como terminó celebrando, el equipo perdiceño comenzó sufriendo ante un dueño de casa que desde el comienzo quiso hacer pesar su localía y se mostró decidido a atacar. En ese contexto, la chance más clara se generó a los 6’ por intermedio de un tiro libre ejecutado por Gonzalo Bertola que Julio Giraudo atrapó abajo y contra su palo derecho.

Más allá del dominio inicial por parte del local, el partido era un típico duelo de punteros, en el que los protagonistas dejaban todo en cada pelota dividida, pero a los 10’ se registró una acción que cambiaría el desarrollo de todo lo mucho que restaba por jugarse.

En una disputa cuerpo a cuerpo con Emanuel Coria, el marcador de punta Franco Vos le aplicó un tremendo puñetazo en el rostro al habilidoso mediocampista. El árbitro Walter Frías estaba cerca y no dudó un instante en mostrarle la tarjeta roja.

Esa baja hizo que Heraldo Pereno metiera mano en el equipo para tratar de contrarrestar la temprana expulsión. Fue así que a los 19’ sacó al delantero Jonathan Silva y puso al juvenil Maximiliano Ducant para que jugara como volante por la izquierda, pasando Diego Ferreyra a marcar punta por el mismo sector y volviendo a formar la línea de cuatro en el fondo para no sufrir.

Y vaya si esa variante no le trajo sus frutos al entrenador de Las Perdices; se jugaban 25’ y un pelotazo largó partió desde el fondo visitante, Rodrigo Trecco salió innecesariamente lejos para cortar, Facundo Bolatti lo anticipó y definió por encima de su salida y, casi sobre la línea, el goleador Gastón Moyano empujó la pelota para decretar el 1-0.

Con el resultado a favor San Lorenzo comenzó a hacer su partido, el de tratar de ordenarse bien en los metros finales para no sentir la inferioridad numérica y tratar de apostar todo a algún contragolpe.

Mientras tanto el dueño de casa no podía aprovechar esa superioridad de hombres y, a pesar de ser claro dominador en materia de posesión del balón, no hizo lo necesario como para complicar al rival.

Lo único que generó el Atlético luego de la expulsión de Vos fue un remate de Elías Acosta que pasó muy cerca del poste derecho. Fue lo último que el defensor generó en ataque, porque a los 40’ Francisco Fiandino decidió remplazarlo por el delantero Jorge Sorasio.

En la segunda parte Ticino siguió buscando la igualdad en el tanteador, pero con atributos poco claros. Es que a los de Fiandino les costó mucho superar a una segura defensa visitante y sólo pudieron complicar por medio de pelotas paradas y fue por medio de esa vía que a los 15’ Bertola estrelló un tiro libre en el travesaño.

Más allá de esa maniobra, San Lorenzo no sufrió demasiado y hasta tuvo su chance de ampliar la ventaja. Cerca de la media hora del complemento Llamil Ellena se escapó en un contragolpe y en las puertas del área fue derribado por el ingresado Agustín Ostera, quien lo bajó desde atrás y vio la roja, dejando a Ticino también con diez jugadores. Berterame ejecutó el tiro libre que Trecco envió al córner. El saque de esquina lo impulsó Bolatti desde la izquierda y cerca del punto penal Ducant metió un cabezazo que reventó el poste izquierdo.

La impotencia local por no poder alcanzar el empate se vio reflejada en una nueva expulsión a los 46’. Tomás Lorca, que ya tenía amarilla, tuvo un forcejeo antes de una pelota parada y recibió la segunda cartulina de ese color para dejar a Ticino con nueve.

Cuando se hizo el tiro libre, Giraudo tapó espectacularmente, con una gran volada, un nuevo tiro libre de Bertola; todo el local se llenaba la boca de gol, pero el “Mono” hizo gigante su guante izquierdo para ahogar ese grito.

Para el final quedó una nueva expulsión por doble amarilla en el local. Quien se fue a las duchas antes de tiempo fue Gustavo Marrelli.

Así San Lorenzo ganó un partido muy complicado que lo convirtió en el único líder de la Zona Sur, dejando herido a un Atlético Ticino que, si quiere seguir peleando en lo más alto, deberá recuperarse la próxima fecha, nuevamente en su cancha, en el clásico frente a 9 de Julio de Pasco que podría jugarse el viernes por la noche.

 

La figura

Julio Giraudo. Tapó la pelota del partido, ahogándole el grito de gol a Bertola en el final del partido. Antes, se mostró seguro cada vez que fue llamado a intervenir. También se destacó la labor de Berterame.

 

El árbitro

Walter Frías. Buen arbitraje. Más allá de que parecía que el encuentro se le complicaría cuando amonestó a cuatro jugadores de San Lorenzo en una misma jugada, esa muestra de carácter fue la fórmula para luego dirigir con tranquilidad un encuentro en el que nunca se dejó llevar por simulaciones ni persuadir por las protestas. Bien en las cuatro expulsiones.

 

Print Friendly, PDF & Email