Elevaron otra vez a juicio la causa por el homicidio de Marcos Negro

La fiscal Silvia Maldonado incorporó nuevos elementos de prueba, tal como lo había requerido la jueza de Control, y firmó un nuevo decreto de citación a juicio. Sin embargo, el abogado Eduardo Rodríguez dijo que se opondrá a primera hora de hoy

 

Marcos Negro y Oscar Pessuto, protagonistas de un trágico incidente callejero por “cuestiones de tránsito”
Marcos Negro y Oscar Pessuto, protagonistas de un trágico incidente callejero por “cuestiones de tránsito”

La causa penal que se le sigue a Oscar Alberto Pessuto por la muerte del comerciante villanovense Marcos Pablo Negro, fue nuevamente elevada a juicio por la fiscal Silvia Maldonado, aunque la Defensa adelantó que hoy volverá a oponerse a la medida procesal.

El abogado de la familia de la víctima, Luis Caronni, confirmó ayer a EL DIARIO que la fiscal de Instrucción del Primer Turno incorporó al expediente dos informes médicos requeridos al Hospital Regional Pasteur y a la Clínica San Martín, tal como lo había solicitado la jueza de Control, Edith Lezama de Pereyra, ante un planteo formulado por el defensor de Pessuto, Eduardo Luis Rodríguez.

Con esos nuevos elementos de prueba, Maldonado dictó un nuevo decreto de citación a juicio, que vence hoy a las 10. Pero consultado por este matutino, Rodríguez aseguró que a las 8.30 presentará un escrito en Tribunales para plantear nuevamente su oposición a la medida, por lo que en las próximas horas la causa será remitida una vez más a la jueza Lezama para que resuelva el diferendo.

 

Continúa detenido

Oscar Pessuto (44) se encuentra alojado en la cárcel de barrio Belgrano desde el 25 de marzo, luego de haber estado 48 horas en la Comisaría de Distrito local.

Está imputado como presunto coautor de “homicidio simple, agravado por la participación de un menor”, a raíz de un violento incidente callejero registrado el martes 17 de marzo a la bajada del puente Juan Bautista Alberdi.

Aquel día, alrededor de las 5 de la tarde, Negro y Pessuto mantuvieron una acalorada discusión por cuestiones de tránsito, en momentos que ambos circulaban en sus respectivos vehículos con destino a Villa María.

Negro viajaba junto a su esposa y Pessuto lo hacía en compañía de su hijo, por entonces de 15 años. El adolescente (quien ya tiene 16) es el otro implicado que tiene la causa, aunque no fue imputado ni detenido precisamente por tratarse de un menor de edad.

Luego de trasponer el viaducto y tras intercambiar bocinazos, señas e insultos, los dos automovilistas descendieron de sus autos y, en esas circunstancias, se produjo una pelea en la vía pública frente al Monumento a San Martín.

Mientras se agredían mutuamente, del auto de Pessuto descendió su hijo y, tras acercarse a Negro, lo agredió desde atrás, aunque todavía no se sabe fehacientemente si fue con algún elemento contundente o si lo empujó.

Tras caer al suelo, producto de aquel golpe o empujón, Negro recibió nuevas agresiones físicas, aunque no está probado que haya perdido el conocimiento.

El comerciante de Villa Nueva, conocido en el mundo del fútbol por ser un estrecho colaborador del Club Leandro N. Alem, falleció seis días después del incidente, presuntamente como consecuencia de las lesiones sufridas durante la golpiza.

 

Primera elevación

El expediente fue elevado a juicio por primera vez en los últimos días de junio, pero antes de que la disposición judicial quedara firme, el abogado de Pessuto se opuso, argumentando que se había violado su derecho a defensa luego de que la fiscal le denegara un requerimiento para que se aclarara la causa eficiente de la muerte de Negro.

La causa llegó a manos de la jueza de Control, quien apenas iniciado septiembre hizo lugar al pedido de Rodríguez, por lo que anuló el decreto firmado por Maldonado y ordenó profundizar la investigación.

Lezama dispuso que la causa volviera a Instrucción para que se buscaran nuevos elementos de prueba, sobre todo en relación a los estudios médicos, porque circulaba una versión de que la muerte de Negro no tendría relación directa con los golpes recibidos durante el incidente callejero.

Ante esa situación, Maldonado requirió informes al Hospital Pasteur y a la Clínica San Martín, desde donde le enviaron sendos oficios con más precisiones. Y luego de analizarlos, volvió a elevar la causa a juicio, aunque ahora la Defensa tiene la posibilidad de plantear una nueva oposición, algo que efectivamente concretará hoy a primera hora.

Finalmente, cabe señalar que Caronni y Florencia Arcángelo representan a la esposa y las hijas de Negro, quienes se constituyeron en la causa como querellantes particulares (acusadores privados).

Print Friendly, PDF & Email