La escuelita Güemes celebró 75 años

Nutrida concurrencia y afectos para con la escuela y su comunidad

Con la presencia de directivos, docentes, alumnos y exalumnos, más autoridades invitadas, celebraron el especial aniversario de la institución. Recordaron la labor del fallecido intendente Alejandro Cativelli y de su sucesor

Nutrida concurrencia y afectos para con la escuela y su comunidad
Nutrida concurrencia y afectos para con la escuela y su comunidad

La escuela rural Martín Miguel de Güemes cumplió 75 años de vida y los festejó con un emotivo acto realizado en su Salón de Usos Múltiples, ubicado a cinco kilómetros de la ruta provincial S358, justo en el límite entre Arroyo Cabral y La Palestina.

Allí se dieron cita autoridades, docentes, exalumnos y también se recibió la presencia de distintas instituciones educativas. Entre los presentes se destacaron los intendentes de ambas localidades, Pablo Alcalino y Cristian Portesio, y la inspectora zonal del Ministerio de Educación, Graciela Coyos.

Se vivieron momentos de honda emoción en el reencuentro de alumnos de distintas generaciones y de todas las edades, rememorando momentos inolvidables y graficando qué significaba la escuela para ellos. Así, Bartolomé Giordano, exalumno de la institución, recordaba que “la escuela lo era todo para nosotros, porque aquí encontramos toda la educación que necesitábamos. Para quienes vivíamos en el medio del campo era la única forma de continuar nuestros estudios. Recorríamos kilómetros en sulky, a caballo o en bicicleta, pero siempre llegábamos a clase”.

 

Siempre, siempre

La actual directora del establecimiento, Graciela Gavotto, no olvidó el reconocimiento “hacia quienes siempre sostienen nuestra labor educativa, porque siempre se ha contado con una enorme colaboración de padres y exalumnos, que siempre están presentes ante cualquier necesidad”. Gavotto, con casi tres décadas de docencia en la institución, se mostró emocionada por todo lo que significa la escuela para ella y no dejó pasar la oportunidad de remarcar la vital importancia que tiene el establecimiento educativo en la colonia rural de la zona.

A su turno, la inspectora Coyos destacó “la importante presencia de ambas municipalidades, que siempre están atentas ante cualquier necesidad”, a la vez que recordó las gestiones que realizaron Alejandro y Flavio Cativelli en La Palestina.

Como curiosidad, Coyos resaltó que “la escuela siempre estuvo en el mismo lugar. Usualmente, las escuelas rurales nacen en sitios prestados, en casas de alguna familia, pero esta siempre contó con su edificio y a lo largo de los años se le han hecho notables mejoras, lo que habla a las claras del compromiso que tienen las autoridades y los exalumnos”.

Print Friendly, PDF & Email