La guerra contra los mosquitos se traslada ahora a las góndolas

p8 f1La lucha y prevención contra el dengue no sólo hay que darla en el patio y los terrenos con agua y maleza, sino también en los comercios. Aquí, algunas consideraciones y opciones para no dejarse “picar”

El avance del Aedes aegypti transmitiendo el dengue, la chicungunya y ahora la zika ha puesto en alerta a los médicos, infectólogos y ciudadanos de a pie por lo que significa a nivel epidemiológico este fenómeno que parece, por el momento, imparable, aunque controlable si se detecta a tiempo y prevenible si nos ocupamos y lo tomamos en serio.

Como efecto rebote, la epidemia a disparado el consumo de repelentes de manera llamativa, casi un 70% más en las farmacias de Villa María, lo cual se traslada directamente, como el efecto mariposa, al desabastecimiento en las góndolas de las farmacias y al aumento del precio del producto en virtud de la vieja y controvertida ley no escrita de la oferta y la demanda: aumenta la demanda, aumenta el precio del producto.

Y al parecer el fenómeno se repite, casi calcado, en una treintena de farmacias que hay en la ciudad.

 

Sí, pero no tanto

Vamos por parte. En los ámbitos nacional y provincial los medios daban cuenta, directamente, de un desabastecimiento de repelentes en los mostradores de farmacias, perfumerías y demás negocios.

En Villa María, si bien se registra una situación parecida, no es exactamente igual.

De todas las farmacias consultadas se desprende que, efectivamente, el Off, que domina y tiene monopolizado prácticamente el mercado de los repelentes, es el producto que ha estado escaseando en las últimas semanas aunque hace un par de días se normalizó relativamente la situación y la fábrica está entregando, aunque de manera racionalizada, casi todas las variedades del producto.

Sin embargo, en algunos casos faltan algunos formatos. Por ejemplo, el pote chico de crema o el aerosol color naranja o la variedad para niños.

 

Más caros

Los precios de venta al público también son un asunto a tener en cuenta en esta situación de alerta, como llaman los infectólogos a la posición en la que nos encontramos frente a la amenaza del dengue, la chicungunya y la zika.

En el último mes, el Off ha registrado un aumento en el precio al público que va del 25% en algunos casos al 35% en otros, según el tipo de producto y la farmacia.

Aunque hay farmacias en las que el precio que tenía hace dos o tres meses atrás no parece haberse modificado mucho.

Según una fuente consultada en una droguería, que es la distribuidora de las farmacias, el Off aumentó en promedio un 12% (entre las diversas variedades).

Cabe consignar que, según la propia fuent­e de la droguería, el Off no es un medicamento, sino un producto que se vende en perfumerías, por lo tanto, no entra dentro del ámbito en que el Estado tiene potestad para regular el precio.

Un medicamento cuesta lo mismo en cualquier lugar y farmacia del país; en el caso de los productos de perfumería depende de la decisión del farmacéutico. Al parecer, han decidido aumentarlo.

Sin embargo, siempre existen opciones para combatir, tanto los mosquitos como la posible especulación comercial de grandes y chicos.

 

Por lo natural

Una opción económica y saludable para combatir a los mosquitos son los repelentes naturales. La citronella, la tierra de diatomea, la manzanilla, el eucalipto, la lavanda, son algunas opciones ecológicas, sin químicos y que causan el mismo efecto. Y se pueden conseguir en cualquier herboristería o almacén de productos dietéticos.

 

Repelente de citronellap9 f1 citronella

La citronella despide una fragancia que resulta particularmente desagradable para los mosquitos, siendo así un buen repelente natural. No es aconsejable aplicar el aceite esencial de citronella puro sobre la piel, ya que puede ser irritante. Puede mezclarlo con un aceite base de coco, almendras u oliva y usarlo en muñecas y tobillos. También puedes diluirlo con alcohol y usarlo con un atomizador. Simplemente hay que mezclar unas gotas de aceite esencial de citronella con el diluyente que hayas elegido y conservarlo en un recipiente. Antes de aplicarlo agite bien la preparación.

 

p9 f2 tierra de diatomeaRepelente a base de tierra de diatomea

El insecticida ecológico a base de tierra de diatomea debe usarse como parte de un programa preventivo y aplicarse con anterioridad a que aparezca el ataque de insectos. La tierra de diatomea puede reducir la presión de la plaga y demorar o eliminar la necesidad de las aplicaciones con otros insecticidas. Por lo general, se necesitan varias aplicaciones para tener una cobertura y la necesidad de volver a realizar una aplicación depende de la cobertura obtenida en cada aplicación.

 

Repelente de manzanillap9 f3 manzanilla

Se necesitan 200 gramos de flores de manzanilla por cada litro de agua. Hervir el agua con las flores en una olla y dejar en el fuego durante media hora. Luego apagar y retirar del fuego. Con el contenido llenar recipientes que se pueden dejar en cada habitación de la casa.

 

p9 f4 eucaliptoRepelente de eucalipto

Se necesita 200 gramos de hojas de eucalipto por cada litro de agua. Poner agua en una olla y esperar a que alcance el punto de ebullición. Luego añadir las hojas de eucalipto y dejar hirviendo media hora más. Apagar el fuego pasado ese tiempo y distribuir en recipientes para colocar en cada habitación de la casa.

 

Repelente de lavandap9 f5 lavanda

Se necesita aceite de lavanda y crema hidratante. Mezclar el aceite de lavanda y la crema para la piel. El resultado es una crema fresca, con lindo aroma y además protege ante las picaduras de mosquitos.

 

Consejo para madres

No son buenos los repelentes para los niños

Los farmacéuticos en general recomiendan no utilizar repelentes químicos (Off, por ejemplo), en niños menores de 7 años. Señalan que están contraindicados por médicos y especialistas. Sin embargo, los productos naturales como los que se mencionan en la nota no tienen ninguna contraindicación y funcionan perfectamente. Recordemos que no se trata de medicamentos, sino de productos.

 

Convenio – Off y el Ministerio de Producción

Acordaron bajar el precio

La epidemia de dengue declarada en el país disparó el precio de los repelentes. Ayer a la mañana -a través de un acuerdo firmado entre el Ministerio de Producción y la principal empresa de repelentes del país- se estableció la reducción del precio del producto, por un mes, y se aseguró el abastecimiento.

El convenio firmado entre la empresa Off y el Ministerio de Producción de la Nación fija como un precio de referencia para el aerosol family de 165 centímetros cúbicos de $34,99, mientras que establece reducir un 36% el precio de este producto a partir de este viernes.

Ante el avance del virus -en Mendoza se han detectado tres casos hasta el momento-, la Nación decidió asegurar la prevención para evitar la picadura del mosquito, por lo cual el acuerdo tendrá vigencia hasta el 29 de febrero inclusive.

El producto se encuentra en falta en las provincias de Buenos Aires, Chaco, Jujuy, Corrientes y Córdoba, debido a una expansión de la demanda no prevista por la única empresa que lo produce en el país.

La firma Queruclor precisó a través de un comunicado que la demanda aumentó un 61,8% con respecto a enero del año pasado y que si bien es esperable el aumento, la situación superó lo planificado. Desde el sector, además, aseguraron: “No habrá desabastecimiento”.

Por ese motivo, además del acuerdo de precios, el convenio prevé un aumento del abastecimiento del producto en toda la cadena de distribución de 529% en febrero, con refuerzo de repositores y especial foco en el NOA (noroeste argentino) donde se distribuirá más del 40% del stock de repelentes.

“Frente al avance del virus del dengue es imprescindible sumar esfuerzos desde todos los sectores. Las empresas tienen mucho para aportar en la emergencia y este es un signo muy positivo de compromiso”, afirmó el secretario de Comercio, Miguel Braun.

 

Print Friendly, PDF & Email