Los lectores también escriben

Amadeo Sabattini, un referente histórico del radicalismo que hoy tendrá su homenaje en la ciudad

Sin sacramento para el ajuste

El Papa Francisco, el hombre que eligió Dios, no sacramenta el ajuste ni el daño social.

El Papa Francisco es el Papa argentino y quizás por eso, por ser argentino, varios se creen con la autoridad de decir cualquier cosa de él, mostrando con su accionar las mezquindades y pequeñeces con que llevan adelante sus creencias y sus vidas.

¡Qué lindo que tenga que escribir hoy sobre el Papa Francisco!

Uno en la vida permanentemente busca los gestos de Dios, la obra de Dios, y pide el discernimiento para poder reconocerla cuando se manifiesta; para los cristianos son muchas las obras de Dios que han encontrado un testimonio en diferentes circunstancias y esferas.

Hay también de los que no quieren ver o de los que se resisten al bien, para los cristianos católicos ha surgido una evidencia clara de la mano y de la obra de Dios y es que hoy Jorge Mario Bergoglio sea el Papa.

En la historia del catolicismo los Papas surgían del continente europeo, que haya surgido un Papa de la Argentina es la clara muestra de la mano y de la obra de Dios, esto sucedió ante el asombro del mundo, pero puede haber ciegos que no estén listos para ver lo que esta ante sus ojos.

Esos ciegos esgrimirán excusas y conjeturas varias, resistirán y atacarán la voluntad de Dios porque su ceguera es de espíritu.

Debo decir también, para que los hechos sean valorados en su justa dimensión, que son pocos, muy pocos los hombres en la humanidad que llegan a ser Papa y Bergoglio es uno de ellos, nuestro Papa Francisco.

Dios al mundo le ha regalado otra manifestación clara de que el Papa Francisco es un hombre elegido para este tiempo y todos hemos podido observar esta manifestación en su visita a los Estados Unidos, cuando el Papa decía su palabra pastoral y tras él lloraba como un niño desconsolado el presidente de la bancada republicana de ese país, ese hombre que representa a la derecha, a los sectores más intransigentes de las corporaciones económicas y militares, pero no sólo lloró ahí, sino que también lo hizo cuando el Papa hablaba en el Congreso de ese país. Porque Dios humilla a los que se creen poderosos.

Es posible que vaya a obviar la prédica de Francisco en contra del capitalismo salvaje, de atender a los pobres, de cuidar el medio ambiente, de la reconciliación entre los pueblos, del respeto a las diferencias, del perdón a los pueblos originarios indígenas…

Ese Papa Francisco que ha recuperado para el cristianismo y el catolicismo la coherencia entre la fe, la pertenencia a una iglesia y la práctica de vida, es el que pone incómodos a los hipócritas, a los adoradores de las formas y descuidadores del fondo.

Ese Papa Francisco es el que le envió un rosario a Milagro Sala, para que varios se rajen las vestiduras, para que otros reflexionen y para que muchos pidan por justicia.

Se escucha a esos ciegos de espíritu que señalan que el Papa lo hace desde la ignorancia, desde el desconocimiento, pobres, pobres…

El Papa Francisco vivió la dictadura militar en la Argentina, lo vivió a Alfonsín, a Menem, a De la Rúa, a Duhalde, a Néstor y Cristina; también lo vivió a Macri en la Ciudad de Buenos Aires, con esto quiero decir que los conoce a todos.

Pero además sabe desde dónde surgió Milagro Sala y, por si fuera poco, tiene mejor información aún que Estados Unidos.

Clamaba este Gobierno por una foto con el Papa, queriendo sacramentar los despidos a los trabajadores, la devaluación y la inflación que sufre el pueblo en su conjunto, el aumento de las condiciones de pobreza a las que se somete a las mayorías humildes, la persecución política, jurídica y judicial de los que piensan diferente…

Y Francisco les dio la foto, pero no para convalidar este atropello, sino para que el mundo tenga conciencia de que gestionar de esa manera no es el deseo de Dios ni de los cristianos ni de los verdaderos católicos.

Por un lado camina el Papa Francisco en la rectitud de lo justo y de lo bueno, tras la escueta reunión, queda claro, por otro lado camina Macri, sus ajustes provocando daños sociales y los suyos.

Ramón Francisco Antesana  

 

Amadeo Sabattini, un referente histórico del radicalismo que hoy tendrá su homenaje en la ciudad
Amadeo Sabattini, un referente histórico del radicalismo que hoy tendrá su homenaje en la ciudad

Homenaje boina blanca

Vivió́ en esta ciudad durante más de 40 años, el hombre que mantuvo el control polí́tico de una importante provincia durante tantos añ̃os. Personalidad ilustre, consular, realizadora y noble, de la polí́tica nacional, pilar relevante y abanderado que -como lo afirmó́ Ricardo Balbí́n- creyó́ en el concepto moral de la política y dejó́ el ejemplo de su vida y una conducta insobornable.

Se llamó́ Amadeo Sabattini. Ministro de Gobierno, gobernador ejemplar; hombre austero y consecuente con las ideales que motivaron su soldadesca republicana y democrá́tica.

Constructor e innovador en las costumbres políticas, uno de los primeros polí́ticos argentinos en sostener contenidos ideológicos, sociales y econó́micos con su fó́rmula de “pan y libertad”, de los que hoy se nutre el liberalismo social sustentado por el radicalismo.

Conciliador que propugnó una unión cívica, unión de los radicales, como basamento fundamental para las grandes construcciones argentinas.

Dijo un día: “Soy la vieja que arregla el baile. Lo que quiero es arreglar a los radicales. Una vez que las parejas se pongan de acuerdo, bailarán mejor”.

Hoy se cumplen exactamente 56 añ̃os de su desaparició́n fí́sica, pero su pueblo radical eleva su memoria y ello lo justifica un legado moral en razón del modo en que ejerció tanto su vida pública como privada.

Una muestra discordante de la comparació́n que hacemos con el hoy, donde los hombres de la política actual tienen innumerables causas judiciales por la malversació́n de fondos del Estado.

La llama del “deber ser” es la que marca el ideal de medició́n que estableció su accionar polí́tico, aunque propios y extrañ̃os estamos lejos de alcanzar esas marcas como legado, al menos tengamos la decencia de intentarlo, y tener que celebrar un dí́a que el pueblo nos ovaciona de pie cuando abandonemos los cargos pú́blicos que nos confiaron.

Si hoy tuviera que decir una sola palabra hacia quienes transitamos la política, la gestión o la direcció́n de cualquier tipo de organismo o institución, haciendo honores a quien en particular recordamos, sería: “¡Conducta… sólo conducta!

Juan Romeo Benzo

Presidente UCR

Comité Circuito Villa María

Print Friendly, PDF & Email