Otro año de chicos contra el maltrato

Los jóvenes tienen un rol protagónico en la campaña, porque ellos mismos se apropiaron de la iniciativa y dictan los talleres a sus pares, guiados por Alexis Scarponi

Vivieron una jornada de integración y de preparación para la fase de vacunación que comprende la campaña. Más de 70 adolescentes se hicieron presentes

Los jóvenes tienen un rol protagónico en la campaña, porque ellos mismos se apropiaron de la iniciativa y dictan los talleres a sus pares, guiados por Alexis Scarponi
Los jóvenes tienen un rol protagónico en la campaña, porque ellos mismos se apropiaron de la iniciativa y dictan los talleres a sus pares, guiados por Alexis Scarponi

Desde las 11 de la mañana y hasta casi el atardecer de ayer se concretó una jornada de integración y preparación para la semana de vacunación 2015 de la campaña “Un trato x el Buen trato”.

La actividad se desarrolló en el predio El Yuyal, ubicado en la ruta 158, con la participación de cerca de 70 adolescentes de diferentes escuelas secundarias que se plegaron a la iniciativa que es motorizada por Oñativia y Comunidad y Cambio. Además, en este año se dio la particularidad de que se incluyó a escuelas primarias (cuatro instituciones en este ciclo), mientras que en dos establecimientos hubo taller para padres.

En la víspera, se informaron los preparativos sobre la puesta en marcha de lo que será la vacunación de la octava edición de la campaña, que hace eje en la promoción del buen trato.

La cruzada consta de dos fases. Una es la teórica práctica, en la que los jóvenes se replantearon las distintas prácticas cotidianas y discernieron lo que es el buen trato de lo que es maltrato, con el objetivo de desnaturalizar las actitudes violentas. Otra etapa es la de la sensibilización pública y la difusión en los medios de comunicación.

Los propios chicos, alumnos de diversos establecimientos, vienen participando hace meses en esta propuesta con un papel protagónico, porque son quienes dictan los talleres a sus pares, motorizados por Alexis Scarponi, quien interviene desde la primera edición.

Son ellos los que saldrán a la calle en octubre próximo con la antipegánica, una vacuna simbólica (es un caramelo) que representa el amor, la tolerancia, la compresión y demás, y con la que pretenden que la ciudadanía se comprometa contra el maltrato.

Cabe consignar que la campaña nació en Uruguay y Villa María fue la pionera en el país, con el auspicio de diversas organizaciones como el Grupo Gesta y la iglesia evangélica de calle General Paz, entre otras.

 

Print Friendly, PDF & Email