A fin de mes se inaugura el centro cultural en un vagón de Las Playas

Los otros vagones han sido clausurados preventivamente. El de adelante es el recuperado

También habrá una plaza. El vagón usará energía solar. Se erradicó el cañaveral

La zona cambió sustancialmente durante las últimas semanas. Antes el sector se hallaba oculto entre un cañaveral. En los chalés residen casi 40 familias
La zona cambió sustancialmente durante las últimas semanas. Antes el sector se hallaba oculto entre un cañaveral. En los chalés residen casi 40 familias

El Gobierno local quiere inaugurar un espacio recuperado del barrio Las Playas entre el Día del Estudiante y el aniversario de la ciudad. Las obras están avanzadas, falta poco para finalizar el rescate y la puesta en valor de un vagón ferroviario que se convertirá en un centro cultural y, además, se está concluyendo una plaza, todo producto de un trabajo mancomunado entre el municipio y vecinos del sector.

La tarea conjunta impulsada desde la comuna arrancó hace tres meses, cuando se dio participación a casi 40 familias que están asentadas en los viejos chalés ferroviarios. En su momento esos inmuebles habían sido usurpados y luego se ingresó en un proceso de regularización. Permanecían, hasta este año, ocultos en medio de un enorme cañaveral, que fue erradicado para incluir esta zona al resto de Las Playas.

Todas estas familias, según el intendente Martín Gill, son beneficiarias del programa provincial Vida Digna, que establece mejoras edilicias para personas que viven en situación de hacinamiento.

Tiempo atrás los ciudadanos de los chalés “plantearon cosas básicas, como que ingresara el camión recolector de residuos, que ahora lo hace a través de una nueva calle paralela a las vías, así como la limpieza de todo esto. Se logró vencer gran parte del cañaveral y generar un espacio educativo y cultural para apoyo escolar, realizar talleres culturales y la reconstrucción de un vagón, símbolo del lugar”, contextualizó el mandatario ayer, cuando visitó el territorio.

El vagón había sido quemado, “era un foco de infección” (al decir del titular del Instituto Municipal de Viviendas, Pablo González) y material abandonado, hasta que Estado y vecinos pusieron manos a la obra. Ahora están instalando los dos núcleos sanitarios, se incorporó iluminación solar, se colocaron pantallas solares y piso de madera y se sumará mobiliario de estantes y mesas móviles que saldrán de ese ámbito para realizar apoyo escolar y talleres culturales y a la vez dejar espacio para otro tipo de prácticas. Asimismo, se generará el ingreso para personas con movilidad reducida.

Vecinos, además, pintaron el mural, mientras que las lámparas del costado son de cáscaras de maní.

Gill evaluó que “quizás éste es el lugar más olvidado de la ciudad”, y anticipó que estará siendo habilitado junto a la plaza (construida sobre un pozo que se niveló) a fines de este mes.

Los otros vagones han sido clausurados preventivamente. El de adelante es el recuperado
Los otros vagones han sido clausurados preventivamente. El de adelante es el recuperado

“Cementerio de vagones”

Además, hay otros dos vagones que “han sido clausurados de manera preventiva” por el uso que empezaron a darles quinceañeras que se acercaban para hacer fotografías.

“Ojalá la experiencia se pueda ir replicando. Este es un cementerio de vagones, no hemos cumplido muchos trámites administrativos para encarar este proceso, se lo comunicamos (a la autoridad del ferrocarril) cuando ya se estaban haciendo las tareas. Era material condenado al abandono”, indicó el intendente.

Pablo González, por su lado, recalcó que las decisiones en torno a la recuperación del área “fueron tomadas con las familias y ellas mismos nos pidieron aprender arte”. Damián Truccone, del MuniCerca del lugar, valoró el interés y la participación vecinal.

Gill recordó que, además, se trabaja con el IMV en el complejo de Los Olmos, donde “se renovaron todas las escaleras y barandas y se intenta una participación comunitaria”, mientras que “en La Calera están los propios chicos recuperando la Escuela Sarmiento”, con pintura, arreglo de techos y otras tareas, de cara al cumpleaños número 75 del establecimiento educativo.

Print Friendly, PDF & Email