Abren taller recreativo didáctico para contener a los más chicos

Niños y adultos comparten un vaso de gaseosa fresca en el patio del centro vecinal del barrio San Martín

Dos jovénes vecinas se suman a la labor que ya vienen realizando otros dos habitantes del sector hace tres años en la escuela de boxeo. La idea es generar un espacio para que los más pequeños puedan realizar trabajos creativos 

Niños y adultos comparten un vaso de gaseosa fresca en el patio del centro vecinal del barrio San Martín
Niños y adultos comparten un vaso de gaseosa fresca en el patio del centro vecinal del barrio San Martín

La solidaridad no se toma vacaciones, por lo menos en el barrio San Martín.

Siempre pensando en realizar un aporte a quienes más lo necesitan, Cristian Rodríguez y Hugo Mojica, quienes desde hace casi cuatro años vienen trabajando con una escuela de boxeo en el gimnacio del centro vecinal, ubicado en la calle 17 de Agosto, sumaron a su equipo a Soledad Montivero y Daniela Gastín. quienes van a trabajar en el proyecto de un taller recreativo didáctico en el mismo espacio.

“La intención siempre es contener, brindar un espacio para que los chicos de 6 años en adelante puedan venir a desarrollar trabajos creativos, a pintar, a dibujar, para que no estén en la calle. Y de paso, eventualmente, compartir un vaso de jugo, una taza de leche, unos bizcochos; siempre hay algo, pero no es una copa de leche ni es esa la intención”, explicó Rodríguez, en diálogo con EL DIARIO.

“La idea surgió porque al gimnasio vienen tanto hombre como mujeres, entonces decidimos abrir un espacio para que vengan los chicos e integrar a la familia”, abundó el vecino solidario que codirige la escuela de boxeo en la que se le brinda entrenamiento y contensión a más de 10 chicos desde los 12 años.

 

En positivo

“Creemos que la actividad física, el deporte, el entrenamiento, siempre son positivos y no dañan a nadie; por eso tenemos fútbol, básquet, y ahora este taller para integrar a los más pequeños, que deben venir acompañados por sus padres, en un principio, para poder inscribirse”, señaló Rodríguez.

El emprendimiento ya cuenta con unos 25 chicos anotados, dispuestos a participar.

“No trabajamos con niños menores de 6 años porque para eso deberíamos contratar a gente especializada”, aclaró Rodríguez.

A la vez, los promotores de este proyecto reconocen que “siempre tenemos la ayuda de otros vecinos, amigos y conocidos dispuestos a aportar”, con lo que se genera una verdadera cadena solidaria.

Cabe consignar que tanto Rodríguez y Mojica como Montivero y Gastín son vecinos del propio barrio San Martín, vecinos preocupados por sus vecinos, interesados en aportar para mejorar la calidad de vida de los pobladores de su mismo barrio.

Print Friendly, PDF & Email