AFUCO abrió otro torneo con un sentido homenaje

En el momento más emotivo del evento, Carlos Domínguez brinda sus palabras en el acto inaugural

Con el merecido y emotivo reconocimiento a Javier “Chinchu” Domínguez, el tradicional certamen de fútbol comercial local arrancó con la 32da. Temporada. “Estos momentos son muy duros, pero nos permiten darnos cuenta que en su vida acumuló muchas amistades y compañeros”, expresó, con mucha emoción, Carlos Domínguez sobre su hijo

En el momento más emotivo del evento, Carlos Domínguez brinda sus palabras en el acto inaugural
En el momento más emotivo del evento, Carlos Domínguez brinda sus palabras en el acto inaugural

Con un afectivo acto inaugural en el cual se homenajeó y recordó a un “amigo de todos” y a una “persona colmada de valores”, como lo fue el exjugador de fútbol, Carlos Javier “Chinchu” Domínguez, cuyo nombre llevará el actual certamen que puso en marcha ayer la Asociación de Fútbol Comercial (AFUCO).

La emoción, en el reconocimiento al “Chinchu” (quien jugó en AFUCO tras dejar una grata carrera en el plano oficial y “en su club”, Argentino), invadió a todos los presentes en el sentido evento de presentación, que tuvo la presencia de familiares, autoridades municipalidades y de los protagonistas del torneo, entre ellos, sus excompañeros de Junior de Las Playas.

Tal vez puede ser reiterativo escuchar la frase “era un buen tipo” cuando se referencia a quien, inesperadamente, dice adiós; pero en este caso, esas palabras, son más que merecidas y hasta tal vez apenas describen la excelencia de persona, compañero, amigo y, hasta rival en lo deportivo, que resultó el querido “Chinchu”.

Marcos Bovo participó del acto junto a los concejales  Beltrami y Coutsier. También estuvo el rector de la UNVM, Luis Negretti
Marcos Bovo participó del acto junto a los concejales Beltrami y Coutsier. También estuvo el rector de la UNVM, Luis Negretti

Su padre, Carlos Domínguez, exrector de la Universidad local, en el cierre del acto inaugural y acompañado por los demás familiares de Javier, agradeció, en primer momento, a “AFUCO por haberle dado el nombre de mi hijo a este torneo”.

“Javier tenía dos pasiones. Una era la pesca y la otra, fundamentalmente, el fútbol. Empezó a jugar en el club Argentino a los siete u ocho años, era un chico flaquito y por eso le pusieron ‘Chinchulín’”, describió a continuación y agregó que “después, cuando terminó su carrera profesional, también en el mismo club, en los últimos años de su vida lo hizo en este predio”.

Y, enseguida, se “quebró” y, con una voz resquebrajada, señaló que “para nosotros es muy duro todo esto, pero desde algún lugar sé que está mirándonos… Le quiero agradecer a los chicos del Club Juniors de Las Playas, donde él jugó y, como dije recién, decirles que seguramente los estará alentando en cada partido que jueguen…”.

“Perdonen la emoción, pero realmente a uno se le hace difícil vivir estás cosas, pero creo él se merecía estos homenajes y por eso me parece que tenemos que estar presentes, apoyarlos y darnos cuenta que en su vida acumuló muchas amistades y compañeros”.

Previamente a las emocionantes palabras de Domínguez, quien le habló a los presentes fue Marcos Bovo, en representación del gobierno municipal, y ante la imposibilidad de estar presente el intendente Martín Gill.

"Le quiero agradecer a los chicos del Club Juniors de Las Playas, donde él jugó", dijo Carlos Domínguez, padre del "Chinchu"
«Le quiero agradecer a los chicos del Club Juniors de Las Playas, donde él jugó», dijo emocionado Carlos Domínguez, padre del «Chinchu»

Bovo, quien estuvo acompañado por otras autoridades, como los concejales Mauro Beltrami y Omar Coutsiers, y el rector de la UNVM, Luis Negretti, reconoció que “la emoción y recuerdo nos embarga”, por el homenaje a Domínguez y, a continuación, describió al torneo como “un espacio socializador de amigos por excelencia”.

A continuación, después de ratificar el acompañamiento gubernamental hacia el torneo, recordó con muchísima emoción a “Chinchu”. “Lo que aquí se pone de manifiesto son los valores, la amistad, confraternidad y solidaridad que, sin dudas, son los que a mí también en mi función pública, me dio la posibilidad de conocer de una persona extraordinaria y a un querido amigo que hoy recordamos, como Javier Domínguez, o simplemente ‘Chinchu’, como todos cariñosamente recordamos”.

“Y de la mejor manera, a nuestro entender, de homenajearlo es con esos valores que recién mencionamos y los que el brindaba en su accionar cotidiana”, redondeó.

 

“Este campeonato es un éxito porque estoy viendo a personas que han estado prácticamente toda su vida acá”, apuntó Acosta
“Este campeonato es un éxito porque estoy viendo a personas que han estado prácticamente toda su vida acá”, apuntó Acosta

“Seguir defendiendo la esencia”

En representación de la Comisión Directiva de AFUCO, quien se dirigió a los presentes fue Carlos Acosta, en lo que fueron la primeras expresiones del acto. El reconocido directivo del certamen, tras señalar a su “líder” Diego Bencivenga (estuvo ausente porque fue operado por segunda vez en pocos meses en la columna), repaso las cualidades del torneo e hizo foco en los participantes, aquellos que, según indicó, son “los que permiten que AFUCO sea grande”.

“Este campeonato es un éxito porque estoy viendo a personas que han estado prácticamente toda su vida acá”, apuntó y agradeció el hecho de que “todos, tanto la comisión como los delegados y jugadores, ponen siempre el hombro para permitir que esto sea una fiesta”.

“Nadie viene por obligación, sino con el deseo de jugar, de comer un asado y disfrutar con los amigos, sin importar el color de la camiseta. Esa es la grandeza de AFUCO”, señaló y consideró que “en toda la provincia no hay un campeonato organizado con las particularidades de AFUCO, que todos los sábados reúne entre dos o tres mil personas y sin que ningún policía tenga que custodiar nada. El día que vino se aburrió y se tuvo que ir”.

“Y eso es por ustedes (jugadores), que hacen el gran ‘grupo de AFUCO’. Por eso, les pido que sigan defendiendo la esencia del torneo y, a todos los equipos que han entrado, decirles que acá se premia la corrección de los equipos, la amistad y compañerismo”, concluyó.

Así, en un emotivo, sentido y digno acto inaugural, AFUCO puso en marcha su temporada 32, que tendrá casi 90 equipos y, principalmente, no mide su éxito en el número de participantes, sino en sustentar “la esencia”.

 

Print Friendly, PDF & Email