Ajustada derrota del Jockey Club

Al Jockey se le escapó el triunfo por poco

Escribe Fernando de Goycoechea

Al Jockey se le escapó el triunfo por poco
Al Jockey se le escapó el triunfo por poco

Jockey Club cayó ayer ente Palermo Bajo por 17 a 13 y sumó su segunda derrota consecutiva en el Torneo Héctor “Ropero” Simes que organiza la Unión Cordobesa de Rugby.

En un partido donde los protagonistas se equivocaron mucho, triunfó el equipo que supo capitalizar las pocas chances a que tuvo para sumar en el tanteador.

Es que, durante la mayor parte del choque, el dueño de la iniciativa, el control de la pelota y hasta del scrum fueron los villamarienses.

Sin embargo y a pesar del alto nivel de supremacía, los discípulos de Alejandro Moreno no pudieron encontrar grietas en la eficiente defensa de los visitantes.

Además de no lograr llevar la guinda al ingoal cordobés, los dueños de casa sufrían en su propia zona de try.

A los 22 minutos y luego de bancar un largo asedio, los del “escarabajo”, aprovecharon un line a favor, plantearon un maul dinámico imparable y al momento de sacar la pelota hacia el ancho de la cancha generaron el espacio para que Agustín Rosón lograra apoyar el try.

El golpe a los locales sirvió para que estos reaccionaran y con máxima presión, encajonaron a los invitados en su propio campo y forzaron penales que no desperdiciaría Pedro Brondello.

Así las cosas, el parcial se cerraría en 7 a 6, favorable para los hombres de Los Boulevares.

 

Escarabajos prolijos

En la segunda parte, Jockey siguió siendo más que los de la capital provincial.

Incontenibles en el scrum, efectivos para defender y con muchas pelotas en su poder, las fallas de manejo de la ovalada (en la primera parte también hubo un alto porcentaje) y el férreo esquema defensivo cordobés, hicieron que el marcador siguiera desfavorable para los de barrio Roque Sáenz Peña.

A pesar de los intentos con Rodrigo Bruno como abanderado en la ofensiva (cumplió una destacada actuación) y el esfuerzo colectivo, los “hípicos” padecieron sus problemas en pases y patadas tácticas.

De yapa, el dilema en el score se incrementó cuando a los 20 minutos, Nicolás Viotto embocó un penal para la visita.

Dos minutos después el panorama se pondría más oscuro para el local ya que Rosón volvería a aterrizar en el ingoal villamariense, tras una gran jugada encabezada por Martín Maineri.

Con la mitad del complemento por delante, la escuadra verde se jugó a todo o nada.

A los 28 minutos y aprovechando su buena performance en el scrum, los de Villa María empujaron, consiguieron el balón que Joaquín Palazzo llevó hasta el try.

Vale destacar que en los últimos minutos, Jockey Club tuvo chances los errores fueron más y el triunfo finalmente quedó en manos de Palermo Bajo.

 

Print Friendly, PDF & Email