Alumni, con el valor de la eficacia

Sami Suárez queda en el suelo y Facundo Depetris (3) sale festejando tras el cabezazo que le dio el triunfo a Alumni

El “Fortinero” se impuso 1 a 0 en Las Perdices. Sufrió en gran parte del partido el asedio de San Lorenzo, pero le quedó una y terminó festejando gracias a un cabezazo de Facundo Depetris

Sami Suárez queda en el suelo y Facundo Depetris (3) sale festejando tras el cabezazo que le dio el triunfo a Alumni
Sami Suárez queda en el suelo y Facundo Depetris (3) sale festejando tras el cabezazo que le dio el triunfo a Alumni

Escribe Federico Gazzoli

Goles que no convertirás en el arco contrario los terminarás sufriendo en tu propia meta”. Esa breve frase resume lo que sucedió ayer por la tarde en Las Perdices, donde el local, San Lorenzo, fue protagonista principal del duelo ante Alumni de Villa María, pero se distrajo en una jugada y el “Fortinero” lo golpeó para quedarse con un triunfo por 1 a 0 en uno de los juegos que abrió la serie de cuartos de final del Torneo Clausura de la Liga Villamariense.

La superioridad del “Santo” tuvo su mejor expresión durante la etapa inicial, cuando los dirigidos por Mariano Dulla ganaron la pelota en la mitad de la cancha y desequilibraron constantemente a los laterales de la defensa rival.

Fue así que, a poco de iniciado el cotejo, Facundo Bolatti le robó la pelota a Agustín Coria en la mitad de la cancha e ingresando al área por la izquierda tocó al medio para su hermano Gabriel, quien mano a mano con Leonel Luciani definió al cuerpo del uno; en el rebote “Poroto” volvió a intentar, pero con un tímido disparo que Juan Wartel despejó con tranquilidad unos pocos pasos por delante de la línea de meta.

El elenco de Aureliano Sánchez parecía dormido y solo atinaba al pelotazo, quizás para desprenderse rápidamente de la pelota y no sufrir el asedio de un rival que proponía una presión permanente que lo ahogaba en casi todos los sectores de la cancha.

Matías Rojas elude la marca de Gastón Kranevitter y se lleva el balón. La serie se definirá el próximo fin de semana
Matías Rojas elude la marca de Gastón Kranevitter y se lleva el balón. La serie se definirá el próximo fin de semana

Cuando se jugaba el primer cuarto de hora, Maximiliano Tóffolo desbordó por izquierda y metió centro atrás para la aparición de Facundo Bolatti, quien definió de primera con su botín derecho y estrelló el travesaño del arco “Fortinero”. En la siguiente jugada, ingresando al área por la derecha, Diego Ferreyra metió un derechazo cruzado que pasó cerca del poste derecho.

Mientras tanto, Alumni siguió sin reaccionar y solo apostó a los centros para buscar la cabeza de un Federico Depetris que se dedicó más a pelear con Gastón Scagliarini que a tratar de bajar alguna pelota limpia para algún compañero.

En la última jugada del primer tiempo, ubicado abajo del travesaño, Tomás Lorca despejó milagrosamente un remate de Facundo Bolatti y así finalizaron unos primeros 45’ en los que el dueño de casa se fue al vestuario lamentando todas las chances desperdiciadas.

Pero a poco de iniciado el segundo tiempo, más precisamente a los 5’, sucedió algo que botó por tierra todo lo bueno que hasta el momento había hecho San Lorenzo. Desde la derecha Facundo Ñáñez impulsó un tiro libre en forma de centro y en el corazón del área Facundo Depetris cabeceó de espaldas al arco, anticipándose a la salida de Sami Suárez, y puso a su Alumni en ventaja.

Casi sin merecerlo, el “Fortín” estaba ganando 1 a 0 y desde ese momento comenzó a registrarse un partido más peleado que jugado.

Luego de quebrarse el tanteador, cada equipo tuvo una chance clara de gol. Primero la visita, a los 13’, con un derechazo de Federico Depetris que pasó cerca del parante derecho. Un par de minutos después el local, con Lorca despejando otra vez la pelota sobre la línea, esta vez tras un disparo de Tóffolo.

La parte más floja del encuentro se vivió después de la primera mitad de la etapa complementaria, cuando varios de los protagonistas pensaron más en pegar y protestar que en tratar de desequilibrar.

La primera víctima de esa rispidez fue San Lorenzo. Se jugaban 27’ cuando Matías Barbuio le cometió infracción a Fabián Martínez y cuando ambos estaban en el suelo el defensor le arrojó una patada al mediocampista, lo que le valió irse expulsado con roja directa.

Más allá de la inferioridad numérica y de estar abajo en el marcador, el “Santo” perdiceño siguió intentando y casi llega al empate cuando el reloj marcaba 34’. Córner ejecutado por Facundo Bolatti desde la derecha para que en el corazón del área “Poroto” conectara de cabeza una pelota que Luciani despejó providencialmente volando contra su palo derecho.

Corrían los minutos, Alumni se aferraba cada vez más a la victoria que finalmente terminó consiguiendo, pero en tiempo adicional sufrió dos infantiles expulsiones que lo dejan diezmado pensando en la revancha. Federico Depetris y Barbuio, ambos por protestar, vieron la segunda amarilla y dejaron al “Fortinero” con nueve hombres.

Terminó festejando Alumni, con algo de fortuna debido a lo impreciso que fue su rival a la hora de definir, algo importante teniendo en cuenta que definirá la serie como local, pero del otro lado tendrá a un San Lorenzo con sed de revancha y que, con Dulla en la dirección técnica, ganó los tres compromisos que disputó jugando fuera de casa. La serie está abierta.

 

La figura

Tomás Lorca. Tuvo pocas intervenciones, pero fueron suficientes para convertirse en uno de los responsables de que Alumni no terminara perdiendo. Sacó sobre la línea dos pelotas que eran goles de San Lorenzo y luego fue importante para que su equipo aguantara la ventaja. En San Lorenzo jugó un gran partido Facundo Bolatti, pero le faltó el gol.

 

El árbitro

Oscar Palacios. Mal arbitraje. No se mostró a la altura de un partido tan importante. En muchas ocasiones cobró “a pedido” y en otras no se puso de acuerdo con sus asistentes para cobrar infracciones, laterales y saques de esquina.

 

Print Friendly, PDF & Email