Amenazan con tomar el PAMI si llega Zazzetti

Los jubilados se mantienen “en estado de alerta”

Distintos centros de jubilados se reunieron ayer para volver a manifestarse en contra de la destitución de Raúl Varroni como jefe de la agencia local

Los jubilados se mantienen “en estado de alerta”
Los jubilados se mantienen “en estado de alerta”

En la sede local de la Asociación de Jubilados y Pensionados Provinciales y Nacionales se reunieron ayer distintos representantes locales y de la región de diferentes centros para continuar manifestándose en contra de la destitución de Raúl Varroni al frente del PAMI.

“Si designan a Zazzetti, tomamos el PAMI”, aseguró María de Ranciglio, consejera federal del PAMI en la provincia de Córdoba, luego de que el excandidato a intendente saliera a defender su posible designación en las páginas de este medio.

La jubilada aclaró que “esto no es en contra de Zazzetti, sino que es en contra de que se meta la política en el PAMI, y él es político, ya quiso ser intendente”.

A su vez, Osvaldo Damiani, presidente del Centro de Jubilados y Pensionados Ferroviarios Arturo M. Bas, aseguró que la reunión “es para buscar tener fuerzas para evitar este atropello de remplazar a Varroni”.

“En otros puntos de la provincia hubo jefes del PAMI que se jubilaron, por qué no lo designan en otro lado”, se preguntó.

“Nunca hemos tenido un problema, siempre trató de darle solución a todo, cuando él vino acá el PAMI eran dos personas y hoy son 25”, manifestó.

Consultados acerca de si están conformes con lo que es PAMI hoy, reconocieron que “hay cosas por mejorar”, pero Ranciglio planteó que “tiene que mejorar primero la parte gubernamental, porque de dónde va a sacar los recursos Raúl Varroni, de su bolsillo no, eso no depende de él”, a la vez que se quejó de que “no hay asistentes sociales, y eso tiene que venir nombrado de arriba”.

“Al titular del PAMI en Córdoba, como consejera federal, todavía no le conozco la cara. Y con los de Buenos Aires, nosotros los concejeros teníamos periódicamente una entrevista con ellos, una charla, y ahora no tenemos nada”, reclamó Ranciglio.

“Aparte de tener mal sueldo, de vivir mal, de ser despreciados en muchas partes por médicos, todavía nos vienen con el cuento de querer sacarnos del PAMI”, cerró.

Los jubilados explicaron que van a volver a reunirse periódicamente y que se mantienen en estado de “alerta permanente”, aunque remarcaron que “a los que son de afuera se les complica venir, pero están con nosotros acompañando igual”.

Print Friendly, PDF & Email