Aprobaron convenio con Emtupse

Adaptarán tres colectivos con rampas portátiles; el proyecto del bloque de la minoría sigue en comisión p4-f2

Por unanimidad, el cuerpo de concejales ratificó ayer un convenio celebrado entre el municipio y la Empresa Municipal de Transporte Urbano de Pasajeros (Emtupse) para adaptar tres colectivos para el uso de rampas portátiles telescópicas de dos secciones para sillas de ruedas. Las rampas (foto) serán de aluminio o material liviano, tendrán una capacidad de carga de hasta 150 kilogramos, una longitud desplegada de 2,30 metros aproximadamente, cuentan con trabas de seguridad y superficie antideslizante.

El convenio establece que estas tres unidades se adaptarán en el término de 60 días y que entre los años 2017 y 2018 se incorporarán cuatro colectivos más.

p4-f1En tanto, el proyecto de accesibilidad en el transporte presentado por el bloque Juntos por Villa María continuará trabajándose en comisión. Así lo dejó aclarado ayer la concejala Gisele Machicado, al pedir la palabra en el recinto.

“El bloque Juntos por Villa María va a acompañar la ratificación del convenio celebrado entre la Municipalidad y la Emtupse, teniendo en cuenta que la celebración del mencionado convenio surge del proyecto de ordenanza presentado por nuestro bloque en su trabajo mancomunado con la agrupación Villa María Sin Barreras y, posteriormente, del trabajo que realizarán ambos bloques en las comisiones de Hacienda y Acuerdos, en el Consejo de Discapacidad y en la reunión convocada por el Concejo con la Secretaría de Inclusión y representantes de la Emtupse”, remarcó la edil.

“Si bien el proyecto original presentado por este bloque contempla una política a largo plazo, progresiva e integral, de manera tal que al 2022 se cuente con el 100% de la flota existente adaptada a la accesibilidad, más la creación de un registro único de personas con movilidad reducida -que viene de la mano de la realización de un censo-, creemos que el convenio que estamos aprobando es un gran paso, lo celebramos y lo festejamos”, añadió.

“Pero por otro lado, y sin temor a sonar repetitivos, queremos dejar en claro que ésta no es la solución definitiva para el transporte público de personas con movilidad reducida, sino que se trata de una solución parcial, que brinda una respuesta del Estado a una necesidad actual e inmediata de estas personas, pero que lejos está aún de solucionar completamente el problema de fondo, como sí lo intenta hacer el proyecto presentado por este bloque, en el que se establecen plazos y condiciones para que la totalidad del transporte público local esté adaptado para personas con movilidad reducida hacia el año 2022, adecuándose de esta manera a la legislación nacional”, señaló Machicado.

“Por todo ello es que ratificamos nuestro compromiso de seguir trabajando sobre el proyecto de ordenanza de nuestro bloque, de manera tal que garanticemos un transporte público de calidad y accesible para todos los villamarienses. Por último, quiero destacar la permanente labor y la lucha constante de las distintas organizaciones en general y del grupo Villa María Sin Barreras en particular en pos de conseguir el reconocimiento de los derechos que la Constitución y los distintos convenios internacionales le reconocen, como así también los que aún no han sido reconocidos, e instarlos a que nunca dejen de luchar por ellos. Para ellos también va el reconocimiento y la felicitación de este bloque”, finalizó.

 

Adicciones y lactancia

Durante la sesión también se ratificó el convenio entre el municipio y la Asociación Nazareth-Casa Esperanza para que personas sin cobertura social accedan gratuitamente a tratamientos contra las adicciones, y se aprobó la creación del Programa Municipal de Lactancia Materna, por el que se destina un espacio para que la mamá amamante a su niño dentro del edificio municipal.

 

Print Friendly, PDF & Email