Argentina “tiene futuro”

Roberto Guercetti disertó en México sobre el sector cárnico
Roberto Guercetti disertó en México sobre el sector cárnico

Roberto Guercetti, presidente de Conecar, participó representando a Argentina del Foro Internacional de Negocios Bovinos Carne 2017, que se llevó a cabo en México durante el mes de octubre.

En su discurso habló sobre las perspectivas del sector ganadero de cara al futuro. Estas fueron algunas de sus apreciaciones: “La ganadería en la Argentina, con picos de exportación de 700 mil toneladas en 2008 y con un consumo de 70 kilos habitante/año, descendió en 2015 a un piso de 100 mil toneladas. Acompañado con 55 kg de consumo habitante/año. Las estadísticas son contundentes y dejan claro que cerrar las exportaciones no es herramienta válida para proteger la mesa de los argentinos”.

Asegura que en la década pasada “se perdieron 10 millones de cabezas, y el peso de faena es el mínimo del mundo”. Frente a ese escenario, dijo que “la idea no es llorar sobre la carne derramada”, sino activar la recomposición de stock, obtener mayor peso de faena, eficiencia productiva, reducción de impuestos, previsibilidad.

La demanda mundial de carnes -proteína de origen animal- por aumento de población y cambio de dieta global, con epicentro en la región Asia-Pacífico, son los ejes en los que se sustenta la oportunidad única de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay en materia de agroalimentos. “Con todos los números comprados, América del Sur tiene la oportunidad de ser parte de la solución de los dos grandes temas del futuro inmediato: alimentos y energía.

El impacto positivo que produce el fenómeno de la era moderna, no solo refiere a ventas e ingresos de divisas. La cadena de ganados y carnes involucra al campo como eje central, pero además genera un círculo virtuoso. La industria alimenticia humana, en los procesos, deja subproductos para fabricación de dietas para animales. De igual forma, la industria de los biocombustibles en la extracción de alcohol y aceites genera subproductos de alto valor nutricional para alimentación pecuaria. El circuito continúa en la industria frigorífica y cadena comercial, consumo y exportación. El círculo virtuoso genera trabajo, inclusión con desarrollo”, expresó.

 

Print Friendly, PDF & Email