Banderazo en la ciudad por Scioli

Un sector del Teatrino del Subnivel durante la juntada de los seguidores del gobernador bonaerense

Como en las últimas dos semanas de campaña, los ciudadanos comunes “se pusieron la campaña al hombro” y salieron a defender lo que consideran “avances de los últimos años”

Un sector del Teatrino del Subnivel durante la juntada de los seguidores del gobernador bonaerense
Un sector del Teatrino del Subnivel durante la juntada de los seguidores del gobernador bonaerense

Igual que el viernes de la semana pasada, muchos vecinos autoconvocados y representantes de entidades sociales de la ciudad se dieron cita a través de facebook y twitter para testimoniar su decisión de acompañar con el voto las políticas desarrolladas en el país a partir de la presidencia de Néstor Kirchner.

Así, el “acto” comenzó con el Himno Nacional entonado a la manera de los encuentros deportivos, con el “ooohhh…”, acompañando los primeros compases, para después seguir con la cantante Graciela Yessín que lo entonó junto a una banda de alumnos de la Universidad Nacional.

Hugo Garrido, un radical histórico de la ciudad, tomó el micrófono y dijo: “Correligionarios y compañeros, gracias por permitirme hablarles en esta asamblea popular”
Hugo Garrido, un radical histórico de la ciudad, tomó el micrófono y dijo: “Correligionarios y compañeros, gracias por permitirme hablarles en esta asamblea popular”

Mezclados con ellos -algo más de 500 asistentes- estaban algunos dirigentes políticos del oficialismo como el intendente actual Eduardo Accastello, el electo Martín Gill y la exintendenta Nora Bedano, pero también de otros sectores como el gremial. Precisamente, el secretario general de la regional Villa María de la CGT, Edgardo Garmendia, fue el primero en animarse a tomar el micrófono.

El sindicalista reconoció que “hay compañeros que piden tal vez con razón que les quiten el Impuesto a las Ganancias sobre sus salarios de más de 25 mil pesos, pero no podemos olvidar que las luchas antes eran por tener trabajo o para no perderlo, cuando la desocupación nera del 25%, siendo que ahora la tenemos en el 7%”.

Después habló el extitular de la CTA y exdirigente de los Judiciales Roberto Battaglia, quien habló en términos similares (recordó inclusive que “los operarios de la Fábrica de Pólvoras no tenían ni ropa de trabajo”). Y seguidamente lo hizo Hugo Garrido, conocido afiliado del radicalismo local e integrante del Movimiento Alfonsinista que en el orden nacional lidera Leopoldo Moreau: “Correligionarios y compañeros, gracias por permitirme hablarles en esta asamblea popular”, dijo, y procedió a leer un documento elaborado por ese sector de la UCR que no entró en la alianza con el PRO. El texto aludió a la “recuperación de la industria nacional” y a otras políticas que “hay que defender el domingo con el voto de todos nosotros”.

Los vecinos agitaron sus banderas argentinas y muy pocas que identificaban a sectores partidarios, durante distintos pasajes de las alocuciones. Las escalinatas del Teatrino estaban completas y, desde arriba de todo, entre las palmeras, asomaba un anónimo manifestante que portaba un cartel manuscrito en el que solamente se leía: “Fuerzas”, como un deseo para el resto.

En el cierre fueron el intendente electo Gill y el actual Accastello quienes agradecieron ese tipo de gestos y los que se registraron en las jornadas precedentes, al tiempo que pidieron “un último esfuerzo para hacer realidad lo que todos anhelamos para este domingo”.

Print Friendly, PDF & Email