Barbero abrazó a su madre y la libertad

La madre y la tía rodean a Barbero, recibido por ellas y por el dirigente villamariense Oscar “Cacho” Mengarelli, en representación de todas las organizaciones, en la puerta de los tribunales de Córdoba
La madre y la tía rodean a Barbero, recibido por ellas y por el dirigente villamariense Oscar “Cacho” Mengarelli, en representación de todas las organizaciones, en la puerta de los tribunales de Córdoba
La madre y la tía rodean a Barbero, recibido por ellas y por el dirigente villamariense Oscar “Cacho” Mengarelli, en representación de todas las organizaciones, en la puerta de los tribunales de Córdoba

El abogado Víctor Barbero recuperó ayer por fin su libertad. El último de los presos políticos por la pueblada de Corral de Bustos comenzó a realizar trámites como ciudadano libre antes de salir del mismo edificio de tribunales de la ciudad de Córdoba. Inquieto, agradeció «a todos los que apoyaron esta causa. Desde la pueblada de 2006 han pasado más de ocho años, ahora se inicia otra etapa».

Marcó en ese aspecto que la lucha continuará para que se conozca la verdad, de cuando el reclamo de justicia de un pueblo terminó con el incendio de la sede de tribunales.

Barbero se abrazó con su madre, Teresa, que a pesar de sus más de 80 años no flaqueó en la batalla por ver a su hijo en libertad.

Print Friendly, PDF & Email