Cayó una línea de media tensión

La caída de las dos columnas del tendido eléctrico habría sido provocada por una obra que EPEC intenta identificar. Según datos recogidos por EL DIARIO, se trataría de una red de fibra óptica que instala una empresa de comunicaciones

La base de dos columnas de cemento cedió y el tendido eléctrico de 33 mil voltios (33 kVA) debió ser interrumpido. La reparación demandará no menos de 24 horas. Una obra que no está relacionada a EPEC y la lluvia del domingo habrían sido las causas

La caída de las dos columnas del tendido eléctrico habría sido provocada por una obra que EPEC intenta identificar. Según datos recogidos por EL DIARIO, se trataría de una red de fibra óptica que instala una empresa de comunicaciones
La caída de las dos columnas del tendido eléctrico habría sido provocada por una obra que EPEC intenta identificar. Según datos recogidos por EL DIARIO, se trataría de una red de fibra óptica que instala una empresa de comunicaciones

Una obra de zanjeado y la lluvia intensa del domingo habrían sido los factores para que dos columnas y ocho vanos (los que se ubican entre las grandes postes de cemento) del tendido eléctrico de media tensión cayeran. Desde la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) trabajan en reconstruir la red, pero aseguraron que demandará no menos de 24 horas.

Así lo estimó el ingeniero Daniel Villoria, segundo jefe de la Seccional Villa María de EPEC. Precisó que «una obra de zanja que se está tratando de identificar habría descalzado la base de los postes a la vera de la ruta nacional 158», de modo que se vio interrumpida la alimentación hacia las localidades comprendidas entre Arroyo Cabral y General Deheza, por lo que reciben el suministro de manera provisoria desde esa ciudad, con un tendido de conexión alternativa (obra de reparación llevada a cabo por las cooperativas que brindan el servicio en las localidades de Arroyo Cabral, Dalmacio Vélez, Ticino y Luca, recientemente, ya que habían sido robadas años atrás).

Villoria sostuvo que «se está midiendo y comenzando a reparar», pero según indicó el ingeniero los trabajos demandarán no menos de 24 horas, porque no cuentan con la totalidad del personal en esta temporada de vacaciones y los actuantes están afectados a las demás tareas que demandan estas inclemencias climáticas.

De todas maneras, de haber existido fuertes ráfagas de vientos, el daño pudo resultar mucho mayor.

La línea afectada es de 33 kVA y se extiende desde la usina villamariense de EPEC en las proximidades de la ruta nacional 9 y la ruta provincial 2, trasladándose de forma paralela a esta última vía por Villa Nueva hasta el cruce con la carretera nacional 158 y desde allí al sur, habiéndose ubicado el inconveniente entre este punto de referencia y la balanza de pesaje.

 

Corte y motivos

Por su parte, desde la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos de Arroyo Cabral deslindaron responsabilidades por el corte de electricidad de cinco horas que se registró en la noche del domingo.

La causa de la caída de las columnas, entonces, sería el trabajo de zanjado y pozos realizado por una empresa que esta instalando fibra óptica a la vera de ruta 158, en proximidades de las bases de las columnas y la lluvia de alto milimetraje (unos 55 mm) que hicieron que el basamento de los pilares cediera.

La tarea de reparación llevará un tiempo considerable. El suministro eléctrico se provee transitoriamente para Arroyo Cabral y Luca desde General Deheza.

Por último, una vez comprobados los motivos, desde EPEC no descartan iniciar acciones legales para que los responsables de esta avería paguen los costosos daños ocasionados en la red.

Print Friendly, PDF & Email