Cinco años y ocho meses para uno, absolución y libertad para el otro

A Mayco Genovessi le unificaron dos sentencias

Mayco Genovessi fue declarado culpable de tres robos y hechos de violencia de género y le impusieron cinco años de cárcel. Pero como tenía pendiente una sentencia anterior, recibió una pena unificada. Mauricio Aguilar fue absuelto por el “beneficio de la duda”

Mauricio Aguilar (a la izquierda) y Mayco Genovessi, poco antes de que concluyera el juicio en la Cámara del Crimen villamariense

Un albañil y plomero villamariense fue condenado ayer por segunda vez en la Cámara del Crimen local, en este caso por tres asaltos y dos hechos de violencia de género en perjuicio de su pareja, y recibió una pena de cinco años de prisión de cumplimiento efectivo. Sin embargo, como estaba debiendo parte de la sentencia anterior, se le impuso una única sanción de cinco años y ocho meses.

Se trata de Mayco Jonathan Genovessi (27), alias “Negro”, quien fue declarado autor responsable de los delitos de “robo calificado por uso de arma de fuego cuya operatividad no se pudo acreditar, reiterado” (tres hechos); “lesiones leves calificadas”, “lesiones leves” y “amenazas”.

En tanto, el también albañil Mauricio Ezequiel Aguilar (25), quien llegó acusado de haber intervenido en varios asaltos junto a Genovessi, fue absuelto por el “beneficio de la duda” y recuperó la libertad luego de pasar exactamente un año entre rejas.

El juicio oral y público fue presidido por la camarista Eve Flores de Aiuto y contó con la participación del fiscal Francisco Márquez y de los defensores Daniel Volpe (Genovessi) y Silvina Muñoz (Aguilar).

Durante la audiencia de debate compareció un solo testigo, Mario Alberto Zerpa, quien fue víctima de uno de los asaltos atribuidos a ambos jóvenes.

Al promediar su declaración, Zerpa reconoció a Genovessi como uno de los dos delincuentes que ingresaron por la fuerza y empuñando un revólver a su casa de Gervasio Posadas 1878 al caer la noche del 12 de junio del año pasado.

Bajo amenazas de muerte y luego de golpearlo en el rostro con el arma, le sustrajeron dos teléfonos celulares y 50 pesos, para luego darse a la fuga tras forcejear con la víctima.

Previo al comparendo de Zerpa, Genovessi se había declarado culpable de los hechos de violencia cometidos contra Analía del Canto, como así también de un par de asaltos, perpetrados los días 2 y 8 de junio de 2017 (el primero en la calle y el otro en una zapatillería de bulevar Sarmiento), pero negó haber intervenido en los otros hechos por los que llegó acusado.

En cambio, Aguilar dijo que no intervino en ninguno de los asaltos que se le atribuyeron durante la instrucción de la causa y por insuficiencia probatoria terminó absuelto y pudo recuperar la libertad ni bien concluyó el debate, minutos antes de las 13.30.

Print Friendly, PDF & Email