Cine de azul y oro

Vila también fue el director de la película de Mercedes Sosa

El director de “Boca Juniors, la película”, que tuvo un buen suceso en la ciudad, dijo que trató de juntar sus “dos pasiones” 

 

 

Vila también fue el director de la película de Mercedes Sosa
Vila también fue el director de la película de Mercedes Sosa

Desde fines de la década de 1950 el país comenzó la era denominada “nuevo cine argentino”. Películas de todo tipo y temática comenzaban a diferenciarse del estilo clásico. Pero clásico fue, desde esa época, que las pasiones fuesen llevadas a la pantalla grande y mucho más uno de los clubes que más se destaca en ese aspecto. Es así que desde 1963, Boca Juniors es protagonista en las décadas de recordadas películas.

Desde “Pelota de Cuero”, en 1963, hasta el rodaje danés “Superclásico”, en 2011, pasando por “Los fierecillos indomables”, en 1982, de Porcel y Olmedo, donde se usaron los colores. Pero fue con “Paula contra la Mitad Más Uno” que el club fue el artífice de la historia. Estrenada en 1971, contaba la historia de un grupo comando que quería secuestrar a los jugadores de aquella época para cobrar un rescate opulento. Los jugadores de aquel entonces como “Rojitas”, Roma, Madurga y Rattín aparecían y las imágenes a color del 2 a 2 en el Monumental el día que Boca dio la vuelta en la cancha de River, por el Torneo Nacional de 1969.

El pasado jueves 27 de agosto, en todo el país -y en esta ciudad- se estrenó una nueva película xeneize. Esta vez, con la temática pura y exclusivamente de Boca.

Luego del preestreno, el director del filme, Rodrigo Vila, en momentos que varias voces se levantaron en su contra, habló con EL DIARIO.

“Boca no puso plata, y no es por campaña, no llegamos a estrenarla en abril”, afirmó, cuando el tema pasó por la matiz macrista que tiene la película.

-¿Cuándo y por qué la decisión de hacer la película?

-La idea la tuve siempre: poder juntar mis dos pasiones, que son el cine y Boca. Hace unos años filmé un documental para una productora de Dinamarca acerca de los hinchas y el fanatismo por Boca y me tocó filmar en la Bombonera por primera vez y ahí me convencí de que tenía que hacer una película del club más grande.

-¿El hincha le ganó al director?¿Cómo fue buscar el equilibrio de los dos?

-Muy difícil, una mezcla, te diría, porque quería reflejar en la peli cosas que como hincha me gustaría ver. Lo armamos así con todo el equipo y creo que el resultado es muy bueno. Te diría que es un 50-50.

-¿Qué cosas te sorprendieron de la grabación?

-La humildad de Carlitos Tévez, lo divertido del Beto Márcico, la complicidad y chistes del Pato Abbondanzieri y Schiavi, la picardía del Guille, la humanidad del Chapa Suñé y el retrato que hizo Mastrángelo de Alberto J. Armando, un hombre que le dedicó 35 años de su vida a Boca.

-¿Tenés una cuestión con “el pueblo”? Por algo filmaste a la Negra (N. de la R.: Rodrigo ha sido el director de “Mercedes Sosa: la voz de Latinoamérica”)

-Es cierto. Me tira mucho contar historias bien argentinas que nos representan muy bien en todo el mundo, que muestran nuestra cultura, nuestra forma de ser, nuestra pasión. Mercedes es un personaje impresionante que trasciende fronteras y Boca también, porque el fenómeno que genera Boca en la gente, en el pueblo, es indescriptible, trasciende el fútbol, es un fenómeno social y cultural.

-¿Qué le suma 3D?

-Muchísimo. Es la primera película 3D de fútbol del mundo, así que estamos muy contentos d que sea de Boca y argentina 100%. Y también que el INCAA nos haya apoyado. Fue un esfuerzo muy grande realmente porque fue un proyecto 100% independiente. Boca Juniors fue muy generoso dejándonos usar el nombre en la película y abriendo las puertas del club, los volvimos locos con nuestros equipos inmensos (risas).

 

Print Friendly, PDF & Email