Clima de reinas

Pese a un cielo oscuro amenazante, finalmente, y ante una muy buena concurrencia de público, se llevó a cabo la 28º Fiesta Nacional del Producto Lácteo en la plaza San Clemente

El público valoró la propuesta de la fiesta en la plaza, un lugar elegido por los cabralenses
El público valoró la propuesta de la fiesta en la plaza, un lugar elegido por los cabralenses

Al igual que en 2014, la respuesta popular fue importante, aprovechando la ocasión para disfrutar en forma gratuita de números artísticos, cenar alguna de las distintas opciones que las entidades locales propusieron y, por supuesto, asistir al plato fuerte: la coronación de la nueva reina.

Desde temprano, se pudieron observar los stands de la feria de emprendedores, así como los distintos puestos de comidas que, como ocurre habitualmente, fueron trabajados por las instituciones locales.

 

Al caer la tarde

Ya cuando iba cayendo la tarde, los autos antiguos llevaron de paseo a candidatas al trono nacional Lácteo y reinas visitantes por las calles de la localidad.

Conducida en esta oportunidad por María Monsón y Bartolomé Giordano, la fiesta comenzó con la impecable actuación de la banda de Gendarmería de Jesús María, que repitió su performance del año pasado, recreando temas populares para regocijo del público.   La ovación con la que fueron despedidos los músicos sintetizó el efecto causado en el soberano.

Luego de más de una hora de actuación, llegó el momento de los más pequeños, con la magia del inefable Tuky, quien deleitó a chicos y grandes con trucos y humor.

 

Tiempo de reinas

Llegaba así uno de los momentos cumbre de la noche, ni más ni menos que la elección de la reina. Un total de once postulantes desfilaron en traje de baño en primer término, para luego dejar lugar a las 32 soberanas que visitaron la localidad. Luego de un nuevo paso, esta vez con vestidos de noche, el veredicto del jurado decidió consagrar como nueva Reina Nacional del Producto Lácteo a la joven cabralense Valentina Rinero, quien estará acompañada en su mandato por Lucila Melgarejo, de Alto Alegre, como primera princesa, y María Fernanda Cantón, también de Arroyo Cabral, como segunda princesa.

Tras la emoción de las flamantes soberanas, continuó el espectáculo artístico, con distintas voces reconocidas por su participación en diferentes programas televisivos, y el final fue a pura música popular bailable con el grupo “Saxo”.

El clima ya había guiñado un ojo en señal de aprobación, y la gente había disfrutado de una linda velada. Misión cumplida y a trabajar para la edición 2016.

Print Friendly, PDF & Email