Coinciden en desdoblar la paritaria

Delbono hace de vocero de un grupo de intendentes y Rodríguez dijo que piden un 40%, pero habrá diálogo

Esta semana buscarán cerrar un acuerdo entre las autoridades municipales y los dirigentes del SUOEM. Plantean un aumento de entre el 20% y el 25% por seis meses y volver a sentarse en junio o julio

Delbono hace de vocero de un grupo de intendentes y Rodríguez dijo que piden un 40%, pero habrá diálogo
Delbono hace de vocero de un grupo de intendentes y Rodríguez dijo que piden un 40%, pero habrá diálogo

Más allá de lo que puedan acordar los municipios de Villa María y Villa Nueva, las dos ciudades del Departamento General San Martín, un grupo de intendentes definiría esta semana junto a los representantes del SUOEM el incremento salarial para los trabajadores municipales.

Hay dos propuestas: una, desdoblar las paritarias en dos semestres y la otra, un aumento superior a los 36 puntos finales del año pasado, para todo 2016.

Así lo confirmaron intendentes que ya iniciaron las conversaciones de manera informal y resolverían en una mesa de trabajo con los representantes del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUEOM) Regional Villa María, por estos días.

Se trata de las municipalidades de Pasco, La Palestina, Chazón, La Laguna, Arroyo Cabral, Ticino y Silvio Pellico. Mientras tanto, el intendente Osvaldo Arietti ya alcanzó un acuerdo en Luca, por su parte.

Daniel Delbono, de Pasco, deslizó que «probablemente no se acuerde un incremento para todo el año» y se mostró dispuesto a «desdoblar la paritaria en dos, una a partir de marzo que puede rondar el 20% y después volver a sentarse en julio, tras el medio aguinaldo».

«No están dadas las condiciones de los municipios, para los primeros seis meses, poder asegurar un porcentaje mayor», dijo sobre alcanzar un 25% y se quedó en un 20%.

Esgrimió que «los municipios no tienen hoy esa estabilidad para pensar en poder garantizar los salarios para todo el año si los números son altos. Si se podría desdoblar un incremento salarial para marzo y para mayo, quizás» y luego volver a retomar la paritaria.

 

Equilibrio

La primera parte de la coparticipación de la primera quincena de enero fue un tanto más alta, alrededor del 25% al 30%, indicó Delbono, quien especificó que «del Presupuesto municipal se trata de no afectar a sueldos más del 35%, siempre menos del 40%, para sostener una administración municipal equilibrada, porque si nos excedemos en lo que podemos cumplir, la cuestión se complica».

Esa situación o decisión de desdoblar va de la mano a que, «por más que se acuerde hoy para todo el año, no hay certezas de que nos tengamos que volver a sentar en julio otra vez».

Y como esta situación no es la primera vez que se plantea, el periodista consultó a Delbono sobre qué cambió para que esta vez los intendentes cedan a esta solicitud en una negociación desdoblada: «Pasa que en los últimos años ya la inflación viene corriendo los números de los acuerdos…», «pero creo que un 30% hoy sería razonable para las partes, teniendo en cuenta que en 2015 firmamos por un 36% final (no acumulativo)», recordó.

Por último, como vocero de un grupo de intendentes, marcó: «Los municipios de la zona estamos en condiciones de acordar más allá de lo que puedan firmar después Villa María y Villa Nueva, donde a veces se dan otras condiciones».

 

El gremio

El secretario general del SUOEM Villa María, Sergio Rodríguez, señaló a EL DIARIO que «ya se emitió a la mayoría de los municipios una circular donde planteamos un incremento salarial del 40% para todos», y admitió que «en las primeras conversaciones informales aparece la alternativa de discutir una primera cuota del 25% hasta junio».

Si bien difieren en algunos puntos, el dirigente expresó que «es mandato de las bases sostener el porcentaje alcanzado el año pasado, el que se ubicó en un 37% y hasta el 38% en los casos de San Antonio de Litín y Carrilobo, lo que permite recuperar el salario de los municipales, que estaba muy atrasado».

«No podemos bajar, nunca. Y en cuanto a desdoblar la discusión o a hacerlo escalonado, será en no más de dos veces, para no perder el poder adquisitivo del asalariado», insistió. Dijo además que «los sueldos de los trabajadores municipales están muy lejos de lo que una familia necesita, que debería estar ya por arriba de los 15 mil pesos». «Nos superó la inflación», manifestó respecto al porcentaje del año pasado y se mostró preocupado porque «para este año ya se habla de una inflación del 35% al 38%».

También asumió «comprender a los municipios, porque no quieren dar más por la incertidumbre en cuanto a la inflación que habrá. No saben tampoco, por lo que estamos dispuestos y vemos predisposición al diálogo. Esperamos llegar a un buen acuerdo, pero debemos partir de que los sueldos de los municipales han quedado muy bajos».

 

Mesa ampliada

Al final, Rodríguez indicó que espera para los próximos días la convocatoria a una reunión con los intendentes de Villa María, Martín Gill, y de Villa Nueva, Natalio Graglia, la que se daría juntos y a la que “se pueden sumar intendentes de otros municipios de la Comunidad Regional San Martín o que integren el Ente Intermunicipal para el Desarrollo Regional (Eninder), para ser parte de la mesa de negociación y alcanzar un acuerdo”.

 

A cuenta de…

Por su parte, Arietti (Luca) dijo que «en diciembre se definió a la hora de aprobar el Presupuesto 2016, tal como se viene haciendo, tener en cuenta un incremento salarial del 15% para los trabajadores (unos 15 en total) para el primer semestre, a cuenta de futuros aumentos». De esta manera, apuntó que «los empleados ya cobraron ese porcentaje correspondiente a enero y es probable otro 15% a partir de julio, a menos que el gremio y los demás municipios acuerden menos, por ejemplo un 25%, por lo que a Luca le quedará un 10% de diferencia a sumar a mitad de año», abonó el mandatario.

Arietti indicó que se viene haciendo así los últimos años «y evita conflictos, además no es escalonado como se viene dando en otros municipios o rubros y el gremio lo acepta porque es un buen porcentaje».

«Si bien no se trata de una ordenanza específica, porque lo tratamos en el Presupuesto, se lo hace con criterio. Luca, con lo que recibe de coparticipación (la que dijo se incrementó en alrededor del 15%) paga bien los sueldos. Los pueblos chicos somos coparticipación-dependientes, porque lo que se recauda es muy poco, pero hoy y hace un tiempo ya no tenemos inconvenientes financieros. Ahora resta a esperar a marzo para saber si existen fondos para afrontar obras», resumió.

Print Friendly, PDF & Email