Conrero será recordado por sus obras

El exmandatario falleció el domingo

SILVIO PELLICO – Falleció el primer intendente del pueblo

Gobernó la localidad por 15 años y fue el encargado de colocar el cartel de ingreso al pueblo, desde el camino ripiado que logró trazar y que todavía a pesar de los pesares persiste sin asfaltar. También se le adjudica el terreno del cementerio, planificar la urbanización y más

 

Falleció el exintendente de la localidad, Calixto Conrero. El primer intendente del pueblo.

El hombre tenía 88 años (1930-2018) y gobernó Silvio Pellico en dos oportunidades. Primero de 1968 a 1972 y de inmediato, de 1973 a 1983. Precisamente en períodos de gobiernos militares en el país y hasta el retorno de la preciada democracia, sumando 15 años de manera consecutiva.

Conrero es uno de los apellidos de los fundadores de la localidad, allá por 1994, aunque ese hecho la historia lo atribuye puntualmente a Pedro Fraire. Sin embargo, muchos capítulos remarcarán que este primer intendente fue quien logró la actual traza del camino de ripio que todavía se constituye en la vía más sólida que conecta la población con la ruta provincial 2 (de asfalto). Calixto Conrero contaba con muy buena relación con la Iglesia Católica, además fundó y participó en varias de las instituciones del pueblo. Y entre otros objetivos alcanzados, también se mencionará que fue quien hizo colocar el cartel de bienvenida en el acceso a la localidad, con letras en gran tamaño marcando la llegada a la comarca.

“Será recordado por grandes obras”, confirmó la actual intendenta Leticia Allocco, de las que mencionó la plaza central, el edificio municipal y el camino de ripio, el que el Gobierno provincial se comprometió a comenzar a asfaltar en tres tramos. Vale mencionar que esa fue la promesa del gobernador Juan Schiaretti en su visita de diciembre del año pasado y quedaron todos los lugareños a la espera.

 

Concreciones

Al repasar el listado de obras, la intendenta Allocco indicó que Conrero “consiguió mucho y fue un visionario”. “Se encargó de realizar una diagramación y distribución del pueblo, una planificación muy buena, ordenada”, contó la mandataria. Y en ese orden puso “el camino de ripiado que une la localidad con la ruta 2”.

Conrero asumió en el 68 y menos de un año después data que llegó a Silvio Pellico la oficina del Registro Civil, obteniendo la entidad de municipio, para dar identidad a los nacidos en esta parte de la pampa gringa.

La lista pone en 1971 la obtención de la propiedad donde hoy se erige el cementerio local, en 1973 fue cuando se coloca el cartel grande en el ingreso y en 1975 concreta la inauguración del edificio municipal que se había comenzado a construir en 1969 (con algunas varias modificaciones, es la casa de la actual administración comunal). Un año después, a partir de gestiones del municipio, se instala en la localidad la primera cabina telefónica para comunicaciones de larga distancia. En 1983, en el final de su mandato, dejó inaugurada la remodelación de la plaza con la instalación de la fuente de agua central y la apertura de una sucursal del Banco de la Provincia de Córdoba (hoy una “extensión de mostrador”); y corona sus 15 años de gobierno con el primer plan de viviendas, a partir del otrora Banco Hipotecario.

 

Duelo

Calixto tenía también dos hermanos, Clemente y Roberto, quienes también ya fallecieron. El exintendente fue padre de cuatro mujeres. Productor, dueño hace mucho tiempo atrás de una Pyme láctea, estaba en delicado estado de salud y se encontraba internado en una clínica de la ciudad de Villa María.

Las autoridades municipales decretaron duelo con asueto administrativo y las banderas a media asta en la jornada del martes, día de su cremación, ya que su muerte aconteció el domingo.

 

Condolencias

Desde la Municipalidad de Silvio Pellico, manifestaron en un comunicado oficial “las condolencias correspondientes a los familiares y amigos del ex y primer intendente Sr. Calixto Conrero (1930-2018), quien gobernó nuestra localidad por dos períodos consecutivos (1968-1972 y 1973-1983) y tuvo la ardua tarea de asentar nuestras bases”.

Print Friendly, PDF & Email