Un debut con poco brillo

Todos ponen, pocos juegan. Esa fue la escena que más veces se repitió ayer en el empate entre “Patriotas” y “Rojinegros”

Nueve de Julio y Colón debutaron en el certamen con nuevos entrenadores y algunas incorporaciones. Lo hicieron con un triste empate sin tantos

Todos ponen, pocos juegan. Esa fue la escena que más veces se repitió ayer en el empate entre “Patriotas” y “Rojinegros”
Todos ponen, pocos juegan. Esa fue la escena que más veces se repitió ayer en el empate entre “Patriotas” y “Rojinegros”

Escribe Federico Gazzoli

Quizás por los nervios del debut, o tal vez por la escasez de ritmo futbolístico debido a que ayer ambos elencos disputaron los primeros minutos oficiales del año, 9 de Julio de Pasco y Colón de Arroyo Cabral protagonizaron un aburrido encuentro sin tantos que sirvió para abrir la programación de la primera fecha de la Zona Sur del Torneo Apertura de la Liga Villamariense.

Los principales atenuantes que generaron el empate en cancha del “Patriota” fueron la imprecisión que tuvieron los protagonistas a la hora de jugar el balón y el exceso de revoluciones que algunos de ellos esgrimieron durante varios pasajes del partido, algo que los llevó a luchar y protestar antes que a intentar asociarse positivamente con algún compañero para tratar de doblegar al rival.

El arranque del pleito fue prometedor. Cuando se disputaban los primeros 30 segundos, entrando al área por la derecha José Fernández remató cruzado y la pelota pasó a pocos centímetros del palo derecho.

Sin embargo, luego de esa acción desperdiciada por “Zuruno”, hubo pocas ocasiones de gol similares a la que tuvo el delantero del conjunto cabralense.

Hubo que esperar hasta los 16’ para volver a observar algo más o menos interesante cuando el mismo atacante “rojinegro” probó con un potente disparo que Alberto Altamirano desvió hacia el córner.

Completando el escueto listado de ocasiones manifiestas de gol que se registraron durante la etapa inicial, todas para el lado de la visita, a los 33’ Ramiro Giraudo quedó mano a mano con el arquero pero, inexplicablemente, quiso definir suavemente sobre la salida del uno y terminó impactando la pelota defectuosamente.

Se fueron los primeros 45’ con más dudas que certezas para ambos entrenadores, sobre todo para el del local, Martín Conti, quien veía con preocupación cómo sus dirigidos no pudieron encontrarle la mano al partido y le cedieron el dominio de la pelota a los comandados por el debutante Daniel Abatedaga.

En el inicio del complemento siguió siendo el conjunto cabralense quien tomó las riendas del partido, generando un tiro de esquina a los 14’. Nicolás Keller lo ejecutó desde la izquierda y a la altura del primer palo Gastón Ripa peinó una pelota que Altamirano controló en dos tiempos.

Luego de esa chance recién despertó un poco el dueño de casa y en ese pasaje del encuentro generó algunas ocasiones en las que podría haber quebrado la paridad.

Iban 15’ cuando el recientemente ingresado Eugenio Giovanini sacó un derechazo rasante que pasó cerca del palo derecho.

El partido se jugó en Pasco y fue un empate sin goles
El partido se jugó en Pasco y fue un empate sin goles

Después, a los 25’ y a los 45’, Ismael Rodríguez vio adelantado a Joaquín Rodríguez e intentó sorprenderlo con sendos remates de larga distancia que tuvieron distintos desenlaces; el primero se fue por encima del larguero y el segundo fue despejado por el uno, retrocediendo sobre sus pasos, hacia el saque de esquina.

A pesar de esas dos chances, que nacieron en un par de contragolpes, el dueño de casa jugó los últimos veinte minutos del encuentro replegado en su propio campo, evidenciando un gran desgaste físico y observando como Colón manejaba la pelota a gusto y placer, pero fallando en los metros finales a la hora de definir y no pudiendo hacer nada para quebrar el cero del tanteador.

Así se dio un pálido empate en la localidad de Pasco. Ambos se fueron conformes por no haber perdido y por haber comenzado sumando al menos un punto, pero sabiendo que deberán mejorar demasiado sus actuaciones si es que pretenden aspirar a pelear por la clasificación.

 

La figura

Alberto Altamirano. En un flojo encuentro, el joven arquero del local se destacó con un par de buenas atajas que le permitieron conservar el cero en su portería.

 

El árbitro

Yoel Yúdica. Floja actuación. Inventó muchas infracciones que no existieron, sobre todo cuando escuchó las protestas de los protagonistas y cobró a pedido de ellos.

 

Print Friendly, PDF & Email