Detuvieron al último prófugo del tiroteo en Nueva Córdoba

Murúa Rodríguez fue detenido en horas de la siesta de ayer en la localidad de Villa Gobernador Gálvez por efectivos tácticos de la Policía de Santa Fe y personal de la Policía de Córdoba. Era el único sospechoso que faltaba localizar

“La banda ha sido desarticulada”, dijo el fiscal de la causa, Rubén Caro
Ariel Murúa Rodríguez fue apresado en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez, en un operativo conjunto realizado por efectivos policiales de Santa Fe y Córdoba
El último prófugo del trágico asalto comando perpetrado hace poco más de tres meses en barrio Nueva Córdoba de la capital provincial fue detenido ayer en la ciudad santafesina de Villa Gobernador Gálvez, según confirmó el fiscal Rubén Caro, a cargo de la causa.
Se trata de Ariel Murúa Rodríguez, quien está acusado de ser el autor del disparo que le quitó la vida al policía Franco Ferraro, durante el enfrentamiento registrado el pasado 16 de febrero frente a un departamento ubicado en calle Rondeau de la ciudad de Córdoba.
El Ministerio de Seguridad de la vecina provincia informó que “la detención se produjo poco después de las 14, en un operativo conjunto con la División Antisecuestros de la Policía de Córdoba”.
“Efectivos de la TOE (Tropa de Operaciones Especiales) y de Antisecuestros realizaron el procedimiento en una vivienda de calle México al 2400 de esa localidad, donde -según tareas de inteligencia- se encontraba esta persona”, precisó Caro y añadió que “luego de un tiempo de vigilancia sobre el lugar, el personal policial observó en la vía pública la presencia del sujeto buscado, por lo que procedió a la detención y posterior traslado a la base de la TOE, en Rosario”.
Murúa contaba con pedido de captura por “homicidio en ocasión de robo, agravado por el empleo de arma de fuego”, por el millonario asalto que dejó como saldo tres muertos.
“Estamos muy contentos”, expresó el fiscal Caro y aseguró: “La banda ha sido desarticulada”.
Recordó que hace algunos días venían trabajando en la zona donde se presumía se escondía el sospechoso y tuvieron que “apurar las medidas porque se corría el riesgo de perder lo que se hizo”.
“Tuvimos que ser cautos y elegir el momento oportuno para actuar”, señaló el funcionario judicial y concluyó: “Logramos achicar el sector donde podía estar y logramos detenerlo”.

Print Friendly, PDF & Email