Donación: quien recibe sangre no está obligado a reponerla

Esta vez la movida solidaria se desarrollará en la sede de Apuvim, en Corrientes 1386. Un día antes habrá una charla informativa sobre el tema, desde las 20

Lo señaló Aguiar, de Fundayt, entidad que junto a la CGT organizan la tercera colecta. En la provincia, hay más de mil cordobeses que esperan un trasplante de órganos o de tejidos

Esta vez la movida solidaria se desarrollará en la sede de Apuvim, en Corrientes 1386. Un día antes habrá una charla informativa sobre el tema, desde las 20
Esta vez la movida solidaria se desarrollará en la sede de Apuvim, en Corrientes 1386. Un día antes habrá una charla informativa sobre el tema, desde las 20

En Villa María, desde octubre de 2011 hubo 4.600 personas que donaron sangre y de ellas 2.600 ingresaron al registro de donantes de médula.

La cifra se tiró ayer en el anuncio que realizó la Confederación General del Trabajo (CGT) de la tercera colecta general que realizará en la ciudad la central gremial junto a Fundayt, que será el 2 de septiembre en la sede de Apuvim, sita en Corrientes 1386.

Para inscribirse como donante de médula ósea hay que tener entre 18 y 55 años de edad y pesar al menos 50 kilos. Se completa un formulario con los datos personales y se dona una unidad de sangre en un servicio de hemoterapia asociado al Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas.

En la conferencia, en la que estuvieron diversos dirigentes y el propio titular de la CGT, Edgardo Garmendia, referentes de Fundayt señalaron que cada año hay cientos de personas con leucemia que necesitan un trasplante de médula ósea para curarse.

Asimismo, se indicó que más de mil cordobeses esperan un trasplante de órganos o de tejidos. Sobre quienes requieren un trasplante de médula ósea en la provincia, Rubén Aguiar (Fundayt) dijo no tener estadísticas.

Un dato muy importante que se dio en la conferencia fue que rige la prohibición de ser obligado a tener que reponer sangre cuando uno la recibe. “Existe la resolución 1508 de septiembre de 2015 que establece que la persona receptora no tiene que traer donantes por ello, ni pagar. La sangre no se cobra”, subrayó Aguiar.

Más allá de eso, remarcaron la importancia de generar una cadena de solidaridad para que siempre haya donantes, porque donar salva vidas.

 

Cómo es donar médula

Cuando uno dona sangre y decide incorporarse al registro de donantes de médula, se convierte en potencial donante de una persona que puede residir en cualquier parte del mundo. ¿Qué ocurre cuando se descubre que la médula del donante es compatible con alguien que lo está necesitando?

Edgar Borri, presente en la conferencia de prensa, explicó que en ese caso el donante recibirá cinco vacunas subcutáneas para que libere más células madre. Luego se deberá dirigir al Hospital Privado de la capital cordobesa, donde se le extraerá sangre para obtener las células. Esa sangre, ya sin las mismas (que va recuperando con el correr de las horas) retorna al organismo. El procedimiento dura tres o cuatro horas.

Añadió que “hay otra forma de donar, que es desde el hueso sacro, con anestesia local y un día de internación por precaución”.

Con esto se estará posibilitando un trasplante a quien lo necesita.

 

Print Friendly, PDF & Email