Dos nuevos testigos en un proceso por abuso sexual

Si es declarado culpable, Zabala recibirá una condena de por lo menos ocho años de prisión. El lunes se conocerá el veredicto
Si es declarado culpable, Zabala recibirá una condena de por lo menos ocho años de prisión. El lunes se conocerá el veredicto
Si es declarado culpable, Zabala recibirá una condena de por lo menos ocho años de prisión. El lunes se conocerá el veredicto
Dos nuevos testigos comparecieron ayer en la Cámara del Crimen local, en el marco de la segunda audiencia del juicio oral y privado que se le sigue al villamariense Oscar Sebastián Zabala por un caso de violación denunciado en la ciudad de Oliva a mediados de 2012, pero que habría ocurrido hace más de una década.
Sobre el final de la audiencia de debate, el juez Félix Alejandro Martínez dispuso un cuarto intermedio hasta el lunes a las 9, oportunidad en la que se receptarán otros cinco testimonios y posteriormente formularán sus alegatos el fiscal Francisco Javier Márquez y el abogado olivense Mauro Alejandro Giovanini, defensor del acusado.
Está previsto que el mismo lunes se dicte la sentencia correspondiente (aunque las deliberaciones se extiendan hasta avanzada la tarde), ya que en la jornada siguiente comenzará otro juicio en el quinto piso del Palacio de Justicia local.
Zabala se encuentra detenido desde septiembre de 2013, imputado como presunto autor de “abuso sexual con acceso carnal”, un grave delito que es reprimido con prisión de ocho a 20 años por el Código Penal de la Nación.
El sospechoso, un empleado gastronómico de 30 años, está acusado de haber violado a una menor de su entorno familiar en un hecho que habría ocurrido en la ciudad de Oliva en una fecha no precisada, pero establecida entre 2003 y 2005.
De acuerdo con la requisitoria de elevación a juicio, el hecho se habría producido cuando la víctima tenía aproximadamente 5 años, en circunstancias que se procuran dilucidar en este proceso penal.
Como los hechos investigados son de instancia privada, en los que -además- la presunta víctima es menor de edad, el debate se realiza a puertas cerradas, es decir sin la presencia de público ni de los medios de prensa.
Por esa razón no se conocieron mayores detalles de lo que expusieron los testigos ni las partes durante el debate.
Print Friendly, PDF & Email