Duro cruce a una fiscal

manuel-sosa“Esperamos que la señora fiscal federal despierte a la brevedad del estado soporífero en que se encuentra y avance en la investigación de los hechos denunciados”, se lee en uno de los párrafos de un comunicado enviado ayer a nuestra Redacción por la Asamblea contra la Corrupción y la Impunidad de la ciudad de Villa María.

Con la firma de su presidente, Manuel Sosa (foto); de su vicepresidente, Alejandro Schmidt, y de su tesorera, María Rosa Estrada, se acusa a la fiscal María Marta Schianni de paralizar una causa.

Concretamente, indicaron que “el 17 de marzo de 2016, cuatro miembros de la Asamblea presentaron una denuncia penal, por ante la Fiscalía Federal, en la que denunciaron presuntos delitos de acción pública cometidos por directivos de la empresa Planeta Verde SA, desde el año 2008 en adelante”.

“La denuncia enumera seis hechos, en los que se habrían configurado las conductas punibles penalmente. Los hechos delictivos involucrarían a autoridades de la Universidad Nacional de Villa María, de los últimos ocho años”, señalaron, para agregar que “los presuntos delitos podrían ser caratulados como incumplimiento de los deberes de funcionario público, malversación de caudales públicos y negociaciones incompatibles con la función pública, sin perjuicio de otras calificaciones”.

Indicaron que “ante numerosas consultas realizadas en la Fiscalía Federal, desde hace varios meses, se nos contesta que se han tomado algunas medidas instructorias y luego la causa ha quedado paralizada en manos de la fiscal Schianni, para que ésta resuelva el curso a seguir”.

“Habiendo transcurrido seis meses, ante la evidente inacción de la fiscal federal, la Asamblea manifiesta su profunda preocupación por la situación planteada, ya que pareciera que los vientos de transparencia aún no han llegado a dicho órgano judicial”, escribieron. Y añadieron que “sabido es que la paralización de las causas sólo beneficia a los delincuentes, que a la larga se ven favorecidos por la declaración de prescripción de la acción penal y daña notoriamente el sentido de justicia de una sociedad, que ve estupefacta cómo ninguna causa judicial, de las presentadas en esta ciudad, avanza”.

 

Print Friendly, PDF & Email