Ediles recibieron a vecinos de Las Acacias

Los vecinos del barrio habían pedido la intervención de los ediles, luego de presentar varias notas al municipio

Los vecinos plantearon su preocupación por “el deterioro de la calidad de vida” gracias a la empresa, Landart dijo que no hay respuestas del municipio y De Falco se comprometió a trasladar el reclamo al Ejecutivo

Los vecinos del barrio habían pedido la intervención de los ediles, luego de presentar varias notas al municipio

El pleno del Concejo Deliberante recibió ayer a vecinos del barrio Las Acacias, quienes habían solicitado una reunión para exponer sus cuestionamientos por la localización de La Marchesina en ese sector de la ciudad.

La solicitud fue cursada con una nota que llevaba la firma de unos 15 vecinos, al presidente del Concejo, José Carignano, y en ella se aludía al “deterioro en la vida” que produce la actividad de dicha empresa ubicada en avenida Los Cipreses y prolongación Sabattini, que se dedica a la elaboración de hormigón, entre otras cosas.    

“Recibimos a los vecinos que nos habían pedido una audiencia y hemos podido reconstruir toda una historia de gestión por parte de ellos con respecto a la radicación de esta empresa. Los vecinos han presentado varias notas al municipio intentando encontrar una respuesta, pero no la han tenido”, aseguró Nora Landart, del bloque Juntos por Villa María, al salir de la reunión.

“Les han remitido nota al intendente Martín Gill, al responsable de Ambiente, Carlos Tisera; a Fernanda Bertea del área jurídica, a la arquitecta Silvia Carriazo y a la titular de Habilitaciones, Valeria Suárez, pero hay una ausencia de respuestas del Estado municipal y llegaron al Concejo por esa falta de respuestas”, remarcó.

“Este planteo nunca se había hecho en el Concejo Deliberante, y los vecinos llegaron a esta instancia luego de que enviaran notas al municipio y sistemáticamente no haya respuestas”, insistió.

 

Cemento en el aire

“En la reunión ellos expusieron de manera impecable la situación desde el punto de vista jurídico, social y de salud, con los documentos respaldatorios, acompañando las notas ingresadas. Han detallado el impacto ambiental y el que tiene en la salud, por ejemplo, nos contaron que no crece la forestación, que los árboles son verdes y blancos por el cemento que hay en el aire; hay enfermedades respiratorias, especialmente en los más pequeños, y uno de ellos hasta contó que tiene un perro blanco cuyo lomo ya se ha teñido de gris con el cemento. Nos invitaron a concurrir al barrio y ver lo que ocurre”, afirmó Landart.

“Estamos frente a un problema de salud que afecta la calidad de vida de las personas que residen no solo en ese barrio, sino en el colindante, que es Casa Linda. Aunque los habitantes de este sector no participaron de la reunión, la contaminación del aire los afecta y eso va a influir en su salud”, consideró la edil.

“Al ser un problema de salud, lo jerarquiza y enmarca en una cuestión de urgente atención, por eso hemos quedado desde el bloque en disposición plena”, aseguró.

“Además, le pedimos al presidente del Concejo que solicite el expediente mediante el cual se habilita la radicación de La Marchesina en ese lugar para hacer una reconstrucción del tema, teniendo en cuenta que, según ordenanzas y decretos de zonificación vigentes, esa no fue ni un área para instalaciones industriales”, detalló la edil de la UCR.

“Desde el bloque pediremos un informe de las actuaciones realizadas por el área de Valeria Suárez y cuál es la adecuación que se le pidió a la empresa. En este punto vale aclarar que la contaminación está en el aire, por lo tanto no sé si cabe un plan de adecuación”, señaló.

“También asumimos el compromiso de mantener en la agenda del Concejo la búsqueda de una vía de solución antes de que termine el período legislativo”, indicó.

 

¿Vinculación con la obra pública?

“La Marchesina hace muchos años que está en ese sector y una de las cosas que se preguntaron los vecinos es cuál ha sido su vinculación con la obra pública municipal. El hecho de que la empresa está o haya estado vinculada al municipio a través de la obra pública nos hace presuponer que por eso no se actúa”, afirmó Landart.

“El municipio ha habilitado la instalación de esa planta en un lugar urbanizado que, según el registro que tenemos, no ha sido nunca una zona industrial, por lo tanto estamos frente a un problema complejo”, agregó.

“Desconocemos por qué se ha tenido tanta contemplación con esta empresa y no se la ha convocado para planear su instalación en un lugar adecuado a la actividad industrial que desarrolla”, apuntó Landart.

“Me parece que los propietarios de la empresa y el municipio tendrán que llegar a un acuerdo para que esa industria se instale en el sector de la ciudad que pueda hacerlo, no en medio de una zona urbanizada”, finalizó.

 

Al Ejecutivo

Por su parte, el presidente del bloque oficialista, Carlos De Falco, sostuvo que en la reunión los vecinos contaron los inconvenientes que les causa la empresa.

“Tomamos nota y se lo trasladaremos al Ejecutivo, allí se verán las soluciones que se puedan tener. Recibimos la inquietud, quedamos en conversar entre nosotros, pero le transmitiremos al Ejecutivo lo planteado”, sintetizó el concejal.

Print Friendly, PDF & Email