El Pachuca de Jara y Arzeno va por un resultado histórico

Plantel, cuerpo técnico y directivos de Pachuca (entre ellos, el presidente de Talleres, Andrés Fassi) posaron en el estadio. Arzeno y Jara, al lado para la foto

El equipo mexicano enfrenta al campeón de la Libertadores, Gremio de Porto Alegre, con la intención de convertirse en el primero de la Concacaf en llegar a la final del certamen

Plantel, cuerpo técnico y directivos de Pachuca (entre ellos, el presidente de Talleres, Andrés Fassi) posaron en el estadio. Arzeno y Jara, al lado para la foto

El Pachuca de México, con el villanovense Franco Jara en el plantel y el villamariense Claudio Arzeno en el cuerpo técnico, intentará llegar hoy a la final del Mundial de Clubes cuando se enfrente a Gremio de Porto Alegre, campeón de la Copa Libertadores de América (tras derrotar a Lanús en la final), en una de las semifinales del Mundial de Clubes.

El partido se disputará en Hazza Bin Zayed Stadium, de la ciudad de Al Ain (Emiratos Arabes), desde las 17 -hora argentina- con el alemán Felix Brych como árbitro y televisación de Fox Sports.

Con Jara en duda en la formación titular, Pachuca quiere hacer historia y convertirse en el primer equipo de la Concacaf en llegar a la final de este certamen.

Por ahora, el equipo no impresionó en su debut, aunque la prioridad del técnico, el uruguayo Diego Alonso, junto a su ayudante, el Polaco Arzeno, pasa por recuperar físicamente a sus jugadores tras el exigente partido ante el Wydad de Casablanca, donde necesitó la prórroga para derrotar a un equipo marroquí que jugó casi una hora con un jugador menos.

Alonso mantiene una duda en la formación inicial en la delantera, entre el villanovense Jara (nominado a mejor jugador de la Concacaf del año) y el chileno Angelo Sagal.

Por su parte, Gremio ingresó de forma directa en la semifinal del torneo, por lo que llega menos desgastado que los tuzos, que el sábado tuvieron que esforzarse para ganarle por 1-0 al Wydad Casablanca de Marruecos en los cuartos de final.

Gremio debutará en el Mundial de Clubes apenas doce días después de haber vencido a Lanús en la final de la Libertadores, en la que fue la primera edición anual del certamen continental.

Hasta la edición del año pasado, los campeones sudamericanos llegaban al torneo cinco meses después de finalizada la Libertadores y, en muchos casos, sin sus principales figuras, seducidas por las millonarias ofertas europeas en el mercado de pases de julio y agosto.

La reciente consagración como campeón continental después de 22 años y el excelente nivel futbolístico que exhibió a lo largo del torneo perfilan a Gremio como firme rival de Real Madrid, el gran favorito, en la búsqueda de quedarse con el torneo tras años de dominio europeo.

El técnico tricolor, Renato Gaúcho, sabe lo que es la gloria en esta clase de torneo, ya que hace 34 años fue el protagonista de la conquista de la Copa Intercontinental de Gremio frente al Hamburgo, cuando anotó los dos goles para la victoria por 2-1.

La principal preocupación del entrenador es remplazar en el mediocampo al talentoso volante central Arthur, cerebro y eje del juego del equipo, quien será baja por la lesión que sufrió en el tobillo izquierdo y que lo obligó a salir en el entretiempo de la final ante el Granate.

Los principales candidatos para quedarse con el puesto de titular del jugador pretendido por Barcelona de España son Michael y Jailson.

Lo que si está confirmado es que la dupla de ataque estará compuesta por Luan, segundo máximo goleador de la Libertadores y pretendido por los clubes poderosos de Europa, y Lucas Barrios, argentino nacionalizado paraguayo.

 

Print Friendly, PDF & Email