“El PAMI no es un botín político”

La asamblea expresó un “reconfortante” apoyo a la gestión de Varroni

Gremios y centros de jubilados respaldaron al actual titular Raúl Varroni y manifestaron su rechazo al uso político de la institución

La asamblea expresó un “reconfortante” apoyo a la gestión de Varroni
La asamblea expresó un “reconfortante” apoyo a la gestión de Varroni

La posible designación del médico villamariense Juan Zazzetti (excandidato a intendente por Juntos por Villa María) disparó una asamblea en la sede de PAMI local, donde participaron el gremio que nuclea a sus trabajadores, dirigentes de sindicatos pares, representantes de centros de jubilados y el titular de la CGT, Edgardo Garmendia, los que manifestaron su oposición a esta (por la mañana, «probable») decisión del Gobierno nacional y subrayaron su apoyo a Raúl Varroni, quien lleva 35 años en la Jefatura de la agencia.

«El PAMI no es un botín político, es de los jubilados», coincidieron. Horacio Martínez, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Institución (UTI), sindicato que agrupa a los empleados de PAMI, expresó que «habiendo tomado conocimiento de que se designaría en la Agencia Villa María al doctor Juan Zazzetti, militante político y excandidato a la Intendencia de Villa María, como jefe, removiendo al actual». «La pretendida designación de Zazzetti» es el disparador de la asamblea.

Varroni: “Hay una concepción errónea en política”.
Varroni: “Hay una concepción errónea en política”.

Los gremialistas dieron a conocer un escrito elevado a las autoridades, jubilados y trabajadores del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados.

En el mismo dejan constancia de que «Varroni es un empleado de trayectoria, es quien inauguró la agencia y con posterioridad fue designado jefe. Cuenta con 40 años de servicio intachables, trabajando codo a codo con nuestros beneficiarios, centros y federaciones de jubilados».

«En su trayectoria en la institución no cuenta con objeción alguna a su labor diaria, ni denuncias que empañen su curso en esta institución y menos que den motivo para que se intervenga la agencia o se lo remplace, por lo que expresamos nuestro total apoyo a Varroni como jefe de la Agencia Villa María y esperamos que los políticos sean dirigidos adonde hace falta cubrir vacantes que colaboren para el accionar del PAMI, dando mejores beneficios a nuestros afiliados», añade en otro punto.

Martínez: “Es como poner al lobo a cuidar las ovejas”.
Martínez: “Es como poner al lobo a cuidar las ovejas”.

 

«Cobraba plus»

«Hay factibilidad que se revea esta posible decisión, porque el que queda mal parado es el propio médico, quien según me cuentan desde los centros de jubilados es uno de los profesionales que les cobraba plus a nuestros jubilados. Es como poner al lobo a cuidar las ovejas», aseguró y graficó Martínez. Y apuntó que «si quieren un cargo para Zazzetti, que busquen en otro lado».

Y sobre Villa María dijo que «se trata de las agencias más importantes, como la de Río Cuarto y San Francisco, las que tienen más beneficiarios. PAMI no maneja caja, está todo centralizado en Córdoba, pero desde afuera parece que creen que sí».

«El PAMI atiende a los jubilados y los jubilados, aparentemente, son un número, pero nuestros beneficiarios necesitan que la entidad tenga una buena gestión», concluyó Martínez.

Sin embargo, cuestionó que «continúa la intervención porque de esa manera se siguen centralizando los distintos fondos».

En otro pasaje, se refirió a las presuntas deudas con farmacias y deslindó responsabilidad en convenios directos sin mediación de la institución de los jubilados: «La industria es la que no acredita los pagos. A la farmacia no se le debe desde las agencias».

 

Con 40 años

«La verdad que la noticia me cayó muy mal. Fue el sábado en el Festival de Adultos Mayores (que se realizó en el Anfiteatro Municipal Centenario) a través del director ejecutivo de PAMI Córdoba (José Arnoletto). Saben que la agencia trabaja bien, pero se trata de una cuestión política…», lamentó.

Medido, como siempre, en sus declaraciones, Varroni agradeció porque «tras la noticia dada a conocer por EL DIARIO en un pequeño recuadro el domingo, tanto el personal como desde los centros de jubilados, los gremios y más, no han dejado de llamarme y enviar mensajes de apoyo. Eso reconforta a pesar de la novedad».

«Llegué al PAMI en 1975, durante el tercer Gobierno de Perón, y llevo 35 años en Villa María, sede que se fundó en 1981 y se inició con dos personas (en la atención), llegando a tener 25 empleados», narró el dirigente local.

Destacó como dato llamativo que «en la agencia local no conformamos ni ideamos políticas. Quienes lo hacen son las capitales de provincia y desde acá sólo las ejecutamos».

Raúl Varroni tiene 60 años, hace 40 que trabaja en el PAMI y le restan cinco para acceder a la jubilación. Pensaba que en ese lugar le llegaría esa fecha, pero ahora su futuro es incierto.

«Siempre la institución ha sufrido embates», dijo, pero marcó como preocupante que «hay una concepción errónea en política de creer que todo es político…».

Los dirigentes coincidieron en que a la hora de «repartir cargos», «no van por (la sede) Las Varillas que es más chica o por Justiniano Posse, donde tienen dos vueltas de llave porque no tienen quién las atienda».

Print Friendly, PDF & Email