El peor partido de Alumni

Sin ideas ni solidez, el equipo villamariense volvió a defeccionar de visitante: perdió 2-0 ante Sarmiento de Leones, que lo alcanzó en la tabla

“Bujía” Quiroga fue uno de los pocos que aportó claridad en el medio, en un Alumni que cometió muchos errores en el traslado de la pelota
“Bujía” Quiroga fue uno de los pocos que aportó claridad en el medio, en un Alumni que cometió muchos errores en el traslado de la pelota

Escribe: Juan Manuel Gorno
Fotos: Víctor Alvez
(enviados especiales)

Del caviar al mate cocido, sin tiempo para la digestión. Así se maneja este Alumni en el Federal B, entre vaivenes, cambiante, indescifrable.

Después de mostrar un fútbol de alto vuelo el miércoles, ante Atenas, en Plaza Ocampo, anoche tuvo su costado más sombrío y fue apenas un cúmulo de voluntades puestas en cancha para perder claramente, 2-0, ante Sarmiento de Leones, otra vez de visitante, condición en la que no conoce la victoria.

Sin juego ni orden ni solvencia ni efectividad, el equipo villamariense sucumbió en todos los aspectos y no perdió por más goles porque Sarmiento se encargó de demostrar en el primer tiempo que su falta de contundencia le impidió estar más arriba en la tabla.

En ese sentido, vale remarcar que más allá del bajo nivel del conjunto conducido por Lautaro Trullet, Sarmiento hizo un partido prolijo en lo táctico y magnífico en su propuesta ofensiva. Y ejerció una supremacía que no supo traducir en la red porque dilapidó jugadas claras.

En menos de 6 minutos, el equipo dirigido por Germán Bustamante tuvo dos chances para establecer esa diferencia en la cancha.

Mientras Alumni salió a perder todas las pelotas en el mediocampo, el local tuvo un remate de Federico Amaya a las manos de Carlos Ronco y luego un disparo de Emiliano Blanco que superó al arquero y que, por milagro, Nahuel Caler salvó sobre la línea de sentencia.

En ese momento empezó a verificarse que Blanco, habilidoso, atrevido y veloz, complicaba en demasía sobre el sector de Fabián Martínez. Era una llave que Sarmiento usaba permanentemente para penetrar a la defensa fortinera. Y esto se acentuó porque Alumni no tenía la pelota, se encontraba incómodo y jugaba sin precisión en la mitad de la cancha.

A excepción de César Quiroga, el resto de los volantes erraba seguido en los pases, mientras los laterales se preocupaban por los problemas en la marca y los delanteros recibían de espaldas, sin tener posibilidades ni generarlas.

Sarmiento, que supo neutralizar muy bien la conexión entre Raymonda y los atacantes, se encargó de darle un mejor destino a la pelota, se paró unos metros más adelante y jugó con rapidez para seguir provocando situaciones de gol.

A los 13’, Diego Méndez metió un cabezazo pegado al palo, apenas afuera, y dos minutos después, Ronco desvió con una mano un remate a quemarropa de Ivo Hong.

El arquero de Alumni siguió inspirado en la primera etapa y sacó una más difícil, a los 35’, cuando un remate de Murúa se desvió en el área chica y Amaya metió una media vuelta que, de manera increíble, encontró la pierna estirada de Ronco.

Ante la falta de gol, Sarmiento se fue desmoralizando y Alumni entendió tarde que había que tomar la iniciativa en la marca pegajosa desde atrás y en la búsqueda con mayor movilidad desde el medio. Es por eso que mejoró sobre el final de la etapa y generó dos ocasiones. En la primera Ricardo Acosta se escapó por derecha y tocó al medio, pero sin encontrar a los delanteros. Y en la otra, de contragolpe, Herrera hizo una gran jugada personal y habilitó a Marcos Godoy, quien intentó hacer el espacio y sacar el remate en el área chica, pero el experimentado Claudio Morel Rodríguez, quien ya venía haciendo un partido impecable, llegó a tapar el remate y se ganó los aplausos de toda su parcialidad, antes del final del primer período.

En el segundo tiempo, Alumni juntó sus líneas y pareció ser un equipo más solidario en la marca, pero no dejó de cometer errores en el manejo de la pelota. Y esa falta de posesión le dio protagonismo al rival, que jugó sin la intensidad de la primera etapa, pero siguió buscando a Blanco como al camino de la salvación.

En ese contexto, cuando parecía que la pelota se debatía en la mitad de cancha, un pelotazo largo encontró a Blanco por la derecha. Y el ex-Tiro Federal hizo todo bien, desairó una vez más al “Indiecito” Martínez (la tiró por un lado y la fue a buscar por el otro) y encaró al área, donde fue derribado por Carlos Jaime. Claro penal.

Alumni buscó en ataque sin precisión y chocó seguido con Morel Rodríguez y compañía.
Alumni buscó en ataque sin precisión y chocó seguido con Morel Rodríguez y compañía.

De la ejecución se encargó Morel Rodríguez, que batió a Ronco con remate potente y estableció el 1-0 merecido para el “Demonio”.

Alumni intentó reaccionar con otro arrebato personal de “Falucho” Herrera, pero a esa altura todo el equipo ya estaba confundido, motivo por el cual Trullet metió dos cambios necesarios (salieron Raymonda y Acosta; entraron Bolatti y Vargas) para dar un golpe de timón. Sin embargo, Sarmiento reacomodó sus líneas y su técnico, Germán Bustamante, prefirió resignar a Blanco (lesionado) y asegurar la defensa. Entonces metió a un marcador de punta, Ariel Alarcón, y soltó al medio a Gerónimo Viscovich. Y la movida le salió bien porque su equipo volvió a buscar por derecha, pero resolvió por la izquierda, con Viscovich pisando la puerta del área para enviar un remate cruzado que venció a Ronco y marcó el 2-0.

El propio Viscovich luego complicó a su equipo, haciéndose expulsar por protestar (amarilla y roja, al toque), y allí Alumni buscó por todos lados, pero ni siquiera tuvo precisión en un tiro libre de Aloi que se estrelló en el travesaño.

Será quizás una cuestión de escenario, de propuesta propia o de decisión del rival… El caso es que Alumni nuevamente defeccionó como visitante y ahora deberá enfocarse en ganar dos partidos seguidos como local para volver a ilusionar.

TRULLET – “Retrocedimos”

Tras la derrota, el entrenador de Alumni, Lautaro Trullet, no dudó en reconocer que fue “el peor” partido de su equipo.

“Retrocedimos, dimos pasos hacia atrás”, afirmó, sin dudarlo.

“Uno no espera que pasen estos partidos, pero pasan, y desde el primer tiempo nos vimos superados; no tuvimos nada de juego colectivo y, la verdad, hay poco por rescatar”, amplió el entrenador.

Entre las explicaciones a los problemas, el DT hizo hincapié en la falta de precisión para desarrollar juego y tomar protagonismo.

“Perdimos el primer pase, eso hacía que el rival la tuviera más y nos complicara”, argumentó.

“Fue un mal partido en general; se perdieron muchas pelotas y, cuando eso sucede, no hay sistema que aguante; este es un juego colectivo y la suma de errores te lleva a perder un partido de éstos, donde el rival nos ganó bien”, expresó.

Por último, el técnico apuntó a “trabajar y trabajar” en lo que viene.

“Cada punto que dejamos en el camino nos obliga cada vez más, así que tenemos que ganar los dos partidos que tenemos como locales”, sostuvo.

La figura – CLAUDIO MOREL RODRIGUEZ

A sus 37 años, el ex-Boca, San Lorenzo e Independiente tuvo un trabajo impecable en el fondo, lideró el adelantamiento de su equipo y hasta marcó de penal. La otra gran figura fue Emiliano Blanco, siempre imparable por izquierda.


El árbitro – CESAR CEBALLO

Antes del partido, el cordobés sacó de la cancha a cronistas visitantes y dejó a los locales, una decisión insólita y reprochable. En la cancha, acertó en el penal y en la expulsión. Lo primero empañó lo segundo. No fue creíble

LAS PALMAS SUBIO HASTA EL SEGUNDO PUESTO

El Club Atlético Las Palmas venció ayer 2-0 a Argentino Peñarol, como visitante, alcanzó el segundo puesto de la tabla y quedó a una unidad de la punta, aprovechando el empate sin goles entre Estudiantes de Río Cuarto y el líder, Tiro Federal de Morteros.

Los resultados de la octava fecha fueron los siguientes:

Argentino Peñarol 0 – Las Palmas 2 (Lucas Rimoldi y Nicolás Palacio), Sarmiento 2 (Claudio Morel Rodríguez, de penal, y Gerónimo Viscovich) – Alumni 0, Atenas de Río Cuarto 2 (Leonardo Piris y Nicolás Gatto, de penal) – Juventud Unida (Edgardo Brittes, de penal), Estudiantes de Río Cuarto 0 – Tiro Federal de Morteros 0. Libre: Racing.

Print Friendly, PDF & Email