El primero llegó con esfuerzo

Moroncini, quien en el primer tiempo envió un tiro libre al travesaño, cubre la pelota ante la mirada de Geremía (participó del primer gol de Unión) y su compañero Palavecino

Unión Central, que malogró un penal apenas iniciado el partido, dio vuelta un 0 a 1 adverso con goles de Maximiliano Bustos y el arquero Leonardo Morales (desde los 12 pasos), derrotó por 2-1 a San Lorenzo de Las Playas y logró su primer triunfo en el torneo que lo ubicó al tope de su grupo

Moroncini, quien en el primer tiempo envió un tiro libre al travesaño, cubre la pelota ante la mirada de Geremía (participó del primer gol de Unión) y su compañero Palavecino
Moroncini, quien en el primer tiempo envió un tiro libre al travesaño, cubre la pelota ante la mirada de Geremía (participó del primer gol de Unión) y su compañero Palavecino

Escribe: Juan Pablo Morre

Unión Central derrotó 2 a 1 en la “Leonera” a San Lorenzo de Las Playas y logró un ajustado triunfo (primer en el torneo) que premió su búsqueda constante para quedarse con los tres puntos y conservar el invicto.

De todas maneras, futbolísticamente careció de ideas sólidas para realzar el 2 a 1 sobre el “Santo” villamariense, que mostró mejoras (mayor consistencia táctica y orden defensivo) con respecto a las presentaciones previas, pero se resignó a la tercera caída al hilo por equivocaciones ingenuas que torció el partido a favor del “Aurinegro”.

Con el fuerte viento haciendo mella, de principio a fin Unión tuvo el dominio de la pelota y la posesión territorial, aunque estratégicamente le costó en demasía el partido ante la mala tarde de sus individualidades que influyó claramente en lo colectivo.

Por lo que, en la primera media hora, el control del juego lo tuvo San Lorenzo que, apuntalado por las manos de Gabriel Brouet (le atajó a César Contreras en el primer penal de la tarde apenas iniciado el juego tras falta de Luis Villarruel sobre Paul Marinelli dentro del área) y la velocidad de Jonathan Neri logró estar en ventaja por primera vez en el campeonato.

En primer término, a los 13 minutos, Neri cayó derribado cerca del área y, en el tiro libre, Pablo Moroncini estrelló la pelota en el travesaño; cinco minutos después, Gaido fue al cruce de Neri y hubo un leve roce con lo que se avaló el árbitro Mercol para pitar el segundo penal del cotejo; desde los 12 pasos, Neri no perdonó y, con remate al medio, anotó el 1 a 0 a favor del elenco de Las Playas.

En desventaja, el local no encontró rápida respuesta, ya que pese a la inclusión de muchos jugadores con características de atacantes, le costó vulnerar a un rival que cerró bien los caminos y obligó al rival a atacarlo por el centro, sector donde las piernas abundaron y eso aumentó las repeticiones de imprecisiones.

De igual manera, una ingenuidad de Villarruel (insultó al referí al pedir una falta) hizo que la visita quedará con 10; entonces, debió retroceder Quinteros a la zona media y Neri se quedó sin nexo ni lanzador para sus corridas.

Entonces, a partir de allí, fue la búsqueda de Unión y el sostén de San Lorenzo, que siguió teniendo las buenas intervenciones de Brouet, quien tuvo tres intervenciones de valor.

Sin embargo, a los 44 m, el “Santo” no soltó rápido la pelota rápida en el mediocampo, la jugada continuó por derecha, Galeano envió el centro, Geremía ganó en las alturas y la pelota quedó sin destino dentro del área, donde apareció Maximiliano Bustos, quien “pifió” su remate en primera instancia y eso le permitió dejar descolocado a Brouey y, en la continuidad de la acción, el arco le quedó a disposición y anotó el 1 a 1.

En el complemento, no varió prácticamente la tónica del juego; Unión, con la pelota y jugando en campo rival, pero sin profundizar, y San Lorenzo intentando contragolpear, pero a cuenta gotas. No obstante, a los 11 minutos, Quinteros sorprendió y mandó un cabezazo que dio en el palo.

Con un esfuerzo considerable para sostener el punto, el desgaste hizo mella en los jugadores de la visita ante la inferioridad numérica, pero cuando el técnico Héctor Brouet empezaba a poner piernas frescas, a los 19 m, llegó otro penal para Unión; Bustos maniobró en zona de ataque, abrió a Sotto y éste giró sobre la marca de Oviedo, quien le cometió una inocente infracción, por lo que Mercol sancionó la pena máxima.

El arquero Leonardo Morales, en su segundo intento (anotó en el primer tiro pero se repitió por invasión), facturó el 2 a 1 que, a la postre, no se modificó por otra notable intervención del arquero “Aurinegro”, que en la última acción de juego desvió espectacularmente el tiro libre de Gabriel Frus.

Finalmente, Unión logró su primera victoria, extendió su invicto y, de yapa, llegó a la punta de la Zona Centro.

La figura: Maximiliano Bustos: El juvenil atacante “Aurinegro” aportó desequilibrio y fue clave en el marcador. Anotó el empate y, tras una acción que nació desde sus pies, llegó posteriormente el penal que marcó Morales, quien también tuvo aportes claves en el ST. En la visita, Gabriel Brouet le impidió varios goles al local, y Jonathan Neri fue incisivo en el primer tiempo.

El árbitro: Mauricio Mercol: Correcto en dos de los tres penales, ya que no se vio infracción de Gaido a Neri (se dio un roce típico de juego). Redondeó un buen partido, aunque en el primer tiempo mostró una postura innecesaria que provocó un cambio temprano en el local. Expulsó a Villarruel por exceso verbal. Sus asistentes colaboraron acertadamente.

El dato: En un segundo tiempo opaco, Leonardo Morales (foto) tuvo dos intervenciones significantes que le dieron el triunfo a su equipo; anotó el 2 a 1 de penal y, en tiempo cumplido, desvió magistralmente un tiro libre de Frus.

Print Friendly, PDF & Email