En la jornada extendida, nadarán casi mil chicos de sexto grado

Ayer se firmó el convenio entre municipio y Provincia en el Centro Leonardo Favio. Asistieron decenas de niños, quienes siguieron las instancias del acuerdo desde las butacas

El municipio firmó ayer el contrato por el cual alquilará el natatorio de las Rosarinas y entregó antiparras y gorros a las 22 escuelas que forman parte del convenio

Ayer se firmó el convenio entre municipio y Provincia en el Centro Leonardo Favio. Asistieron decenas de niños, quienes siguieron las instancias del acuerdo desde las butacas

Casi un millar de estudiantes de Nivel Primario acudirán a la pileta del Instituto Nuestra Señora del Rosario para practicar natación de manera gratuita, en el marco de una nueva edición del programa “La natación va a la escuela”.

Es el sexto año que se lleva adelante y se da en el marco de la jornada extendida. Ayer a la mañana se firmó un acuerdo a través del cual 950 niños que cursan sexto grado accederán al natatorio. Son alumnos de 22 escuelas primarias de gestión pública.

El convenio fue firmado por el municipio con el Ministerio de Educación de la Provincia. ¿Qué aporte hará el Estado local? Alquilará el natatorio Monseñor Orzali del Instituto del Rosario, posibilitará el transporte entre los establecimientos educativos y el espacio y dará el equipamiento, que fue entregado ayer a cada institución en un acto efectuado en el Centro Cultural Comunitario Leonardo Favio. Allí se firmó el contrato de locación por las instalaciones de las Rosarinas y se entregaron los kits de natación, compuestos por antiparras y gorras.

Por la jornada extendida, según la Provincia, ya han participado 480 escuelas cordobesas, alcanzando los 35 mil alumnos y las 26 disciplinas, que van desde idioma a música, desde teatro a natación.

“Donde hay un chico hay un derecho a educarse que debemos garantizar, brindando una educación que cuente con todas las herramientas para que no sólo puedan incorporar los conocimientos que se imparten en el aula, sino además otras actividades complementarias”, resaltó el intendente Martín Gill.

Se trata de que la escuela no sea “sólo un lugar de obligación, sino además un espacio donde podemos ser plenos, el mejor lugar donde podemos estar”, apuntó.

El jefe del Ejecutivo subrayó que el año pasado se logró la meta de que todos los chicos de sexto grado de las escuelas primarias públicas tuvieran acceso a clases de natación y en ese marco anunció que próximamente se lanzará la edición 2017 del programa “Deporte escolar”, que propone que los estudiantes de primaria puedan practicar diferentes disciplinas deportivas no convencionales en clubes de barrio.

En tanto, el secretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Educación, Carlos Sánchez, dijo que con la jornada extendida “el desafío era poder plantear algunos aprendizajes que los chicos no podían adquirir dentro del tiempo y el espacio escolar tradicional”.

Mientras, la subdirectora de Educación Física de ese ministerio, Susana Mattos, indicó que Villa María es la primera ciudad donde se lleva a cabo “La natación va a la escuela” y sostuvo que es “un ejemplo”.

Print Friendly, PDF & Email