Entre críticas y satisfacciones, los concejales hicieron su balance

A pocos días de dejar sus bancas, Mauro Beltrami y Daniel Climaco, por el bloque oficialista, y Darío Capitani y Carlos Gagliano, por la oposición, destacaron lo más importante de su trabajo en el recinto

Junto con la asunción de Martín Gill como nuevo intendente de la ciudad, la semana que viene también se renovará el Concejo Deliberante.

A pocos días de dejar sus bancas, algunos de los concejales salientes hicieron un balance de estos cuatro años en el recinto de calle Mitre. Desde el bloque oficialista se manifestaron conformes mientras que desde la oposición el sabor es amargo.

 

Mauro Beltrami sostuvo que sí hubo diálogo en el recinto
Mauro Beltrami sostuvo que sí hubo diálogo en el recinto

Beltrami: “Cada uno defendió sus ideas y principios”

Para Mauro Beltrami, edil de Unión por Córdoba (UPC)-Frente para la Victoria (FPV), los cuatro años en el recinto fueron “de mucha experiencia y aprendizaje y de poder analizar proyectos que han ayudado a la ciudadanía”.

Beltrami se refirió al trabajo del bloque oficialista que integró y apuntó que “el nuestro fue un bloque donde cada uno tuvo la libertad de trabajar en el proyecto que más le interesaba y entre todos trabajamos para que no quedaran temas sin ser estudiados”.

Por otra parte, poniendo sus ojos sobre la oposición, mencionó que “es relativa” la predisposición que mostraron a tratar los temas que salieron desde el Ejecutivo o desde el bloque oficialista porque “había proyectos que salían por unanimidad y otros que salían por mayoría, de acuerdo al tipo de proyecto y la situación particular de cada caso”.

De todos modos, dijo creer que “en líneas generales, tanto lo que se apoyó como lo que no se apoyó por parte de la minoría, en las comisiones fueron dados los argumentos por los cuales no se acompañaba o sí, pero se debatía como correspondía en cada caso”.

En ese sentido, aseguró que “sí hubo diálogo”, pero, “por supuesto, cada uno defendiendo sus ideas y sus principios y en eso creo que hubo muchos proyectos que logramos sacar por unanimidad y otros en los que no hubo esa posibilidad por cosas políticas”.

Sobre el desafío más importante que tuvieron que resolver en el recinto, no dudó en mencionar que “la tarifa de taxi, más aún con el cierre conflictivo que tuvimos; es algo que generó cierto desgaste y llevó mucho tiempo”, pero principalmente consideró que “fueron cuatro años de mucha tranquilidad, vivimos en una ciudad con mucha paz social y no tuvimos grandes conflictos”.

Sobre temas pendientes que personalmente le hubiera gustado desarrollar, aseguró que “me quedó en carpeta, que no se pudo terminar de tratar por los tiempos, un código de faltas nuevo que se trabajó en comisiones y, además, me quedó el proyecto de hacer una ordenanza única de unificación de todo lo que es habilitaciones comerciales”.

 

Para Darío Capitani el Concejo fue funcional al Poder Ejecutivo
Para Darío Capitani el Concejo fue funcional al Poder Ejecutivo

Capitani: “Un Concejo funcional al Ejecutivo”

“No pudimos lograr debates verdaderos en el ámbito del Concejo”. Así resumió Darío Capitani, concejal del Partido Villamariense (PV), los cuatro años como bloque opositor y justificó esto al explicar que “primero, por una decisión siempre arbitraria de la mayoría de querer imponer y por el acompañamiento sistemático de miembros de la minoría”.

En su balance, el edil criticó que “se careció de apertura para poder generar con la oposición consensos y eso sucedió a lo largo de los cuatro años, de modo que, en términos de balance, uno ve que el Concejo ha terminado siendo estrictamente funcional al ejecutivo y se limitó a eso”.

Capitani no dudó en contar que se quedó “con un sabor amargo”, pero aclaró que sabía de antemano que iba a ser así porque “uno desde el inicio del período entendía que iba a ser complicado, la mayoría definitivamente demostró que nunca procuró el debate o la integración de las ideas de la minoría”.

El referente del PRO en la ciudad continuó criticando al bloque oficialista porque “siempre tuvo una mirada cerrada y de imposición de números” y “la mayoría, cuando tenía inconvenientes, ha querido hacer intervenir a la minoría para que ayudemos a resolver”.

El desgaste que sintió fue paulatino, pero constante. “Uno fue desarrollando iniciativas de mayor a menor porque permanentemente te encontrabas con el obstáculo de la mayoría para no tratarlas, entonces uno iba perdiendo expectativas y gastás más iniciativa en defender las imposiciones que la mayoría pretendió hacer, teniendo en cuenta que la negativa fue absoluta a tratar temas que no sean de ellos”.

Más allá de esto, Capitani también optó por mirar hacia delante y en ese aspecto subrayó que “la esperanza es lo que viene porque por primera vez en los últimos 16 años vamos a tener presencia de una oposición no sólo unificada, sino que la composición misma del Concejo nos hace entender que va a haber un verdadero debate”.

 

Daniel Climaco hizo una autocrítica del trabajo de los ediles en año electoral
Daniel Climaco hizo una autocrítica del trabajo de los ediles en año electoral

Climaco: “La oposición mostró indiferencia”

Daniel Climaco entiende que el bloque oficialista no fue funcional al Ejecutivo, sino que prefirió definir esta crítica de la oposición así: “Fuimos un bloque que tuvo que considerar muchas cosas que vienen del Ejecutivo y eso da para que se trabaje en forma lineal con alguna serie de requerimientos que necesita el Ejecutivo para gobernar”.

El edil de Unión por Córdoba-Frente para la Victoria, en su balance tras el trabajo en el recinto durante cuatro años, se manifestó “conforme porque pertenecí a un equipo de trabajo y no es lo mismo un bloque unipersonal a un bloque donde uno tiene que ser armónico con todas las partes y trabajar en conjunto”.

Mirando hacia la oposición, Climaco opinó que “hubo una oposición más bien fuera de lo que se trató y otra que comprendió y votó a favor de muchas cosas, por ejemplo, el bloque de Georgina Etchegaray”.

De todas formas, se incluyó cuando lanzó que este año “ninguno de los bloques se destacó en el hecho de ser productivo en cuanto a proyectos que sean beneficiosos para la ciudad porque se trabajó más para las campañas políticas que para otra cosa este año, hay que ser realista y reconocerlo”.

“Este año fue más particular porque hubo un montón de elecciones, entonces la oposición mostró una indiferencia en ciertos puntos o proyectos que eran necesarios para la ciudad. Pero no por eso dejó de ser un año productivo, es decir, toda diferencia se planteó en la sala y quedó debatida en el orden del día de cada sesión”, cerró Climaco.

 

Carlos Gagliano criticó con dureza la inacción del bloque oficialista
Carlos Gagliano criticó con dureza la inacción del bloque oficialista

Gagliano: “Fue un Concejo con autonomía limitada”

Carlos Gagliano, presidente del bloque de la Unión Cívica Radical en el Deliberante, consideró necesario remitirse a los primeros días de esta gestión para poder entender cómo funcionó el recinto durante los cuatro años. “Este concejo arrancó atípico porque la oposición, a muy pocos días de arrancar, se divide en tres bloques con Capitani, Pereyra y Etchegaray separados, lo que imposibilitó intentar articular desde la oposición políticas conjuntas y, obviamente, debilitó a la oposición”.

Para el concejal, su bloque “tuvo voluntad política y actitud para ser una oposición que trabaje sobre el control y con propuestas concretas”, pero “chocó con una voluntad hegemónica de la mayoría de prácticamente incorporar muy pocos proyectos de la oposición”.

A su vez, criticó la “muy poca capacidad del oficialismo para generar proyectos propios” porque “prácticamente el 90% de los proyectos que se trataban era generado desde el Poder Ejecutivo”. De hecho, remarcó, “uno de los pocos proyectos que generó el bloque del oficialismo lo vetó el intendente Accastello, que fue lo del Parque Industrial”, lo que lo llevó a afirmar que “fue un proyecto sumamente rígido, de muy poca capacidad del bloque mayoritario de generar proyectos”.

A su vez, el mayor reclamo de Gagliano es por los proyectos de su bloque que sí fueron aprobados, y por unanimidad, pero que nunca fueron puestos en marcha por el Ejecutivo. Nombró al menos tres de los más importantes y que EL DIARIO reflejó en su momento en sus páginas por ser ordenanzas que no se cumplieron. “Desde ese punto de vista, hay una frustración, la nuestra fue una oposición mucho más testimonial que real”, sentenció.

Además, agregó que “el Ejecutivo estuvo muy lejos de cumplir con la Carta Orgánica Municipal, fundamentalmente en lo vinculado a los más de 40 pedidos de informes que nosotros hicimos y nunca fueron contestados”.

“Fue un Concejo Deliberante con autonomía absolutamente limitada”, criticó Gagliano, quien finalmente se refirió a lo que consideró “más grave” en materia de inacción ante los pedidos de informe: “En cuatro años de gestión, algo que no se solucionó y que a mi juicio es de lo más grave que ha ocurrido, fueron las dos muertes en el ex-Hogar de Ancianos Municipal, de las cuales hay responsabilidad directa pura y exclusivamente del Estado”.

 

Print Friendly, PDF & Email