Es ciclista, estudiante del Trinitarios y acaba de ganar un Oro en los Odesur

Cristina Greve en el podio de los Odesur, orgullosa, muestra su medalla dorada

Cochabamba 2018

Cristina Greve es correntina, vive en Bell Ville y estudia el Profesorado de Educación Física en nuestra ciudad. Integra el seleccionado argentino y le aportó una presea dorada al medallero nacional y una más de Bronce. Desde Cochabamba dialogó con EL DIARIO

Entrevista Gustavo Ferradans

Cristina Greve es una de las ciclistas que integra la delegación de deportistas argentinos que compiten en los Juegos Odesur de Cochabamba 2018. Nació en Corrientes hace 30 años, pero hace casi una década que vive en Bell Ville y es estudiante del Profesorado de Educación Física del Instituto La Santísima Trinidad de nuestra ciudad.

Cristina es esposa del reconocido pedalista Leandro Botasso (quien también integra el equipo argentino en estos Juegos Odesur) y además es mamá de Ramiro (tiene 8 años), pero su historia deportiva marcó una revancha el viernes por la tarde, cuando logró la Medalla de Oro en la prueba de Omnium (una especialidad en la que se participa en cuatro competencias en el mismo día y van acumulando puntos). El sábado, en tanto, junto a Maribel Aguirre se alzaron con la Medalla de Bronce en la modalidad Madison.

La ciclista, 12 años después de su primera participación, logró la ansiada medalla exhibiendo su experiencia en esta prueba. Greve estuvo al comando de las acciones al cerrar las tres primeras (scratch, tempo y eliminación). En las vueltas puntuables estaba siendo superada por la colombiana Yeni Colmenares, pero realizó un ataque final en el último sprint que le sirvió para superar a su rival por un punto (153-152) en el recuento final para cortar una sequía dorada de 24 años de ciclistas de nuestro país en pista.

Greve se impuso por 40 puntos en el scratch, ganó la prueba tempo race por 40 puntos; fue tercera en la prueba de velocidad por eliminación, con 36 puntos y en la carrera por puntos también fue tercera, con 37 puntos. La medalla plateada fue para la colombiana Yeni Colmenares, con 152, y la de Bronce para la brasilera Wellyda Dos Santos, con 133.

Nacida el 20 de julio de 1987, la ciclista profesional sufrió una grave lesión (fractura de pelvis) hace una década. Posteriormente fue mamá (en 2009, de Ramiro) y regresó a las competencias. En su vuelta obtuvo sus mejores resultados.

Greve es parte del exitoso equipo Shimano Ladies Power. En 2007 sufrió una caída durante los Panamericanos de Río y debió recuperarse de una fractura de pelvis. Ya recuperada, llegó Ramiro y estuvo muy cerca de dejar definitivamente las competencias.

Su amor propio le hizo volver y en los primeros planos; en su regreso logró siete títulos argentinos en ciclismo de pista, en diversas especialidades (scratch, persecución individual y por puntos, entre otras).

Desde Cochabamba, mientras esperaba una nueva participación en estos Juegos Sudamericanos, la ciclista dialogó con EL DIARIO.

-Después de todo lo que te pasó, ¿cómo se significa esta Medalla de Oro?

-Fue una revancha en mi vida deportiva en general, hacía bastante tiempo que no lograba un podio internacional. Tenía en vista dejar de correr, pero con ayuda de mi familia, amigos, equipo, entrenador, pude salir adelante y ya desde noviembre del año pasado me había planteado como objetivo estos Juegos Suramericanos.

-Sos correntina, pero estudiás en Villa María.

-Sí. Vivo en Bell Ville y estudio en Villa María, en el Profesorado de Educación Física del Instituto La Santísima Trinidad. Este año me recibo y mis compañeros, al igual que los profesores y directivos, me ayudan mucho para que pueda seguir con el deporte.

-La de ustedes es una familia particular. Vos y tu marido son ciclistas profesionales. ¿Ramiro los acompaña? 

-Mi hijo Ramiro, por lo general viaja conmigo, pero en el caso de que sea con la selección se queda en casa (con los abuelos) o viaja con ellos.

-Sos madre, estudiante, ciclista profesional y a eso se suman tareas del hogar. ¿Se puede hacer todo?

-Organizarme para todo se me complica un poco, pero hago todo con gusto y soy una agradecida de vivir de lo que me gusta (la bici), estudiar lo que me gusta y disfruto mucho de mi rol de mamá.

-¿Cuáles son tus próximos objetivos?

-El próximo objetivo es el Panamericano de pista y el Campeonato Nacional.

-Tu marido (el bellvillense Leandro Botasso) ganó el sábado la Medalla de Bronce en otra especialidad. ¿Cómo se vive todo esto?

-El triunfo en familia es grande. Estos resultados son de Rami, más allá  de que nosotros cómo papás elegimos esto. Es nuestra vida, Rami tuvo que adaptarse y es un grande en cómo nos apoya.

-¿Cómo se conocieron con Leandro?

-Con Lea llevamos 12 años juntos y nos conocimos en un viaje a un Panamericano Juvenil. Lo bueno de esto es el apoyo mutuo que nos damos al estar lejos de casa.

Mamá, esposa, ciclista profesional y estudiante. Una doble medallista en los Odesur (Oro y Bronce), estudia en Villa María y entre carreras y carreras estudia el Profesorado de Educación Física en Villa María. Un verdadero ejemplo para muchos.

 

Print Friendly, PDF & Email