Española se sube al Castillo

Con goles de su joven atacante, el “Gallego” venció 2 a 1 en la “Placita” a Unión, que terminó con nueve. Morales, el arquero “aurinegro”, le atajó un penal a Mancilla

Castillo ya anotó el 2 a 0 transitorio y lo celebra señalando a su “asistidor”, Mancilla y se acerca Verón
Castillo ya anotó el 2 a 0 transitorio y lo celebra señalando a su “asistidor”, Mancilla y se acerca Verón

Escribe: Pablo Luna Broggi

Pegó primero Asociación Española. Pero lo hizo literalmente en cada uno de los tiempos para configurar una victoria esperanzadora, que lo deja un paso delante de cara a la revancha de semifinales.

El 2 a 1 del “Gallego” ante Unión Central, con goles de la figura Nicolás Castillo, le permite a los villanovenses continuar con la buena racha, tras la serie de cuartos ante Universitario, y con el sueño latente de poder ser finalistas por primera vez en la historia.

Claro que todavía falta mucho y el “Aurinegro” venderá cara la derrota, sabiendo que restan 90 minutos en donde ambos van a apostar todo para quedarse con el premio mayor. Aunque, a decir verdad, el equipo de Marcelo Sachetto llegará diezmado, por las rojas a César Contreras y Matías Galiano.

El panorama por ahora favorece a los de Villa Nueva, pero no todo está dicho. Porque a pesar de que en el juego el conjunto de Franco Herrera estuvo mejor, hay que destacar a Unión, que con Jonathan Zabala a la cabeza (ayer convirtió un gol) guarda la última ficha para tirar sobre la mesa, sabiendo que se hace fuerte en las difíciles, mostrando actitud como su principal credencial.

No obstante, ayer estuvo todo atado a los dos golpes certeros que colocó Española, tal cual un boxeador peso pesado.

El primero fue al minuto y medio de juego, cuando Castillo tomó el balón luego del rechazo Ezequiel Porta. Allí el delantero controló y ejecutó un disparo que se clavó en el segundo palo de un Leandro Morales que nada pudo hacer. La pregunta es si el siete buscó un centro al área o eligió el arco. Por lo pronto era el 1 a 0, cuando Unión todavía no se había acomodado.

Parecía que esta iba a ser la tarde de Española, para lograr la primera victoria del campeonato ante este mismo rival, y porque el gol le dio tranquilidad a los visitantes y obligó al local a buscar sí o sí con más énfasis a Guillermo Arcas. Pero justamente ahí estuvo la falla del equipo de Sachetto.

Careció de juego y opciones de gol en toda la primera etapa, ante un rival que se ordenó bien tácticamente para jugar de contra con la velocidad de sus puntas.  

Lo tuvo Facundo Mignola, también Marcos Mancilla de cabeza y alguna que otra corrida de Castillo, para demostrar por qué Española era mejor.

El local mostró sólo una corrida en diagonal de Maximiliano Bustos, quien salió cerca, y algún que otro remate de Rodrigo Solís, para preocupar la valla de Arcas.

En el complemento Sachetto buscó un cambio de aire, haciendo ingresar a Martín Delfino y Brian Guerrero, pero nuevamente el rival le respondió tal cual lo hace un peso pesado, cuando conecta su mejor mano del round, y con un gol de “libreto”. A los 3’, luego de un pelotazo de Arcas, la “peinó” Mancilla, la pelota le quedó a Castillo, quien dejó desairado a Gardiol, quedó solo de cara al gol y definió perfecto para el 2 a 0 bien temprano.

Desinteligencia defensiva “aurinegra” y festejo alocado de la gente del “Prado”, que llegó en gran número a la “Placita”.

Poco pudo festejar la bonita diferencia el visitante, ya que a los 7’ Jonathan Zabala con su zurda mágica encajó la pelota en el ángulo de “Guille” Arcas (encandilado por el sol), para colocar el descuento y quedar a uno del empate, con más de media hora por jugar.

No obstante, cuando parecía que Unión encontraba su momento en el cotejo, porque se veía a Española algo desordenado, el villanovense supo pasar la tormenta y se acomodó.

Con Matías Bracamonte afuera por lesión, los de calle Rucci aprovecharon y atacaron con disparos peligrosos de Delfino, Zabala y Solís.

De igual manera, respondió a tiempo con los ingresos de Lautaro Marín, Matías Valle e Ignacio Russo y ese “mal momento” se esfumó, a pesar de que Morales le tapara un penal a Mancilla (23´), tras infracción de Gaido a Verón, de buen partido, y un gol anulado por supuesto offside a Acosta (tras una gran acción previa).

El partido siguió parejo, pero las rojas correctas a Contreras y Galiano terminaron desmembrando a Unión Central, que poco pudo hacer en los minutos finales. “Teté” por un golpe a Sandro Bustos y el lateral, por doble amarilla, por una dura infracción a Sayaga.

Sobre el final todo se desvirtuó y se vivieron momentos de zozobra con una pelea generalizada, donde tranquilamente se podría haber ido algún protagonista más a la ducha. Quizás ese fue el lunar de la tarde para el árbitro del partido Ricardo Olmedo.

Pero estaba todo dicho, nadie le sacó el triunfo parcial a Española, quien se quedó con el primer chico y ahora sueña a lo grande.

La figura: NICOLAS CASTILLO: Fue lo más “picante” en ofensiva de Española, con dos golazos y la velocidad de siempre se las ingenió para complicar a la defensa rival. El juvenil encontró los espacios en cada ataque. Buen segundo tiempo de Jonathan Zabala en el local, con gol incluido.

El árbitro: RICARDO OLMEDO: Se mostró a la altura del partido, con decisiones importantes a cada instante. Bien con las amarillas y las rojas a Contreras y Galiano, también en el penal de Gaido a Verón. Quizás faltó alguna expulsión más cuando se produjo el tumulto mayor sobre el final.

El dato: ¿Doble jornada?: Española adelantó ayer la idea de ser local en el Estadio Municipal el próximo fin de semana. En razón que Alumni también será anfitrión en el mismo lugar, le propondría una doble jornada. Y así lo adelantó el técnico Herrera: “Después de ver las últimas actuaciones del equipo en la Plaza, seguramente vamos a elegir definir la revancha aquí. Podría ser una doble jornada, le haría bien a nuestra Liga”.

Print Friendly, PDF & Email