Fundación convoca una multitud

Un gran número de niños y niñas participan del proyecto pedagógico estival con actividades dispuestas para divertirse

p16 f1Con la organización de Fundación Pozo del Molle, más el apoyo pedagógico y técnico de profesores convocados al respecto, prosigue sus actividades (iniciadas en los primeros días de este año) la Escuela de Verano, en clima de plena participación y donde variedad de propuestas recreativas son cumplidas al pie de la letra por los chicos concurrentes.

La profesora Erica Ambrosio manifestó “que la organización corresponde a la entidad nombrada, con el apoyo de entes públicos como la Municipalidad, Cooperativa de Luz y Fuerza, Cooperativa Agropecuaria, La Varense y otros particulares que prestan su ayuda”. “Las coordinadoras son las profesoras Erica Comba y quien informa; en una tarea ininterrumpida durante la temporada estival que data de 10 años a esta parte”, apuntó. En cuanto a los docentes ayudantes, son Natalí Posmon, Joaquín López, Victoria Mecchia, Matías Turaglio y Ariel Luque, cumpliendo función de monitores Daiana Mattio, Virginia Cena, Brisa Berardo y Agustín Ambrosio.

En cuanto a la estrategia de trabajo, Ambrosio destacó “que nuestros objetivos apuntan a que los chicos disfruten de un verano diferente, que aprendan a interactuar y relacionarse con otros chicos, practicando juegos distintos, y que estén en comunicación permanente y creativa”. Elogió además la actitud de los familiares “que confían y aportan en mucho para que nosotros podamos desenvolvernos en clima de organización y camaradería”. En cuanto al número, indicó “que en esta Escuela de Verano tenemos 130 participantes y se siguen anotando, llegando a una cifra muy importante en relación con años precedentes”.

Describió luego la docente un día común de actividades: “Donde se practican desde hora temprana juegos recreativos y deportivos, luego a media mañana merendamos, después (de 11 a 12) hacemos pileta, los chicos concluyen al mediodía y se despiden hasta el día siguiente”. Agregó “que por la tarde sólo tenemos preparados dos campamentos para la próxima semana y en este mismo lugar”. Para concluir y en concepto sintético definió a esta tarea como “muy linda” y “que es una gran satisfacción saber que los chicos pidan asistir a la escuelita de verano, tal como nos dicen sus padres, que a hora muy temprana ya reciben el pedido de los pequeños, ansiosos por venir a este hermoso lugar”.

Print Friendly, PDF & Email