Galván y Willington le dieron brillo a la apertura de la filial

Galván, Ochoa, Cattaneo y Willington posaron para EL DIARIO, antes de la inauguración. En Etruria, los hinchas de la “T” vivieron un día especial
Galván, Ochoa, Cattaneo y Willington posaron para EL DIARIO, antes de la inauguración. En Etruria, los hinchas de la “T” vivieron un día especial
Galván, Ochoa, Cattaneo y Willington posaron para EL DIARIO, antes de la inauguración. En Etruria, los hinchas de la “T” vivieron un día especial

Escribe Jordán Kiener

La Filial Luis Galván de Talleres de Córdoba en Etruria es una realidad. En la noche del viernes, simpatizantes del “Matador” se juntaron en un evento donde reinó la camaradería, para crear esta ramificación del club del barrio Jardín.

La inauguración contó con la presencia del homenajeado Luis Adolfo Galván, quien fuera una gloria de Talleres en la década del 70 y, a su vez, campeón mundial en 1978 con la selección argentina. Acompañando a Galván estuvieron dirigentes de Talleres y el máximo ídolo de la institución, Daniel Willington.

 

“Talleres es todo”

El agasajado Galván, con su tono cansino, se mostró muy agradecido por la invitación y dijo: “Talleres es todo en mi vida. Gracias a este club, pude jugar muchos años a gran nivel. Ese equipo de los 70 sólo quería jugar bien y ganar. La chance en la selección del interior llegó rápidamente y luego en la mayor; no me olvido de que en un junio del 78 jugamos la final y la ganamos. A los cuatro años pude estar presente e inaugurar otro Mundial, representando Talleres, a la provincia y a la Argentina. Elegir una carrera y que se te dé todo es muy bueno”.

Consultado por la creación de la filial, Galván comentó: “Para la vida institucional del club es muy bueno, hay distintas filiales con nombres destacados, no los quiero nombrar para no olvidarme, pero que hoy yo esté en ese grupo de gente es maravilloso.”

Cuando se refirió a la actual dirigencia, apuntó: “Esta nueva comisión convoca a viejas glorias, el proyecto de Andrés Fassi es muy bueno. Conoce la institución, fue preparador físico en nuestra época y hace años que sabe lo bueno y lo que hay por mejorar, seguramente ahora, en la nueva categoría, vamos a estar muy bien”.

Talleres, un grande del fútbol de Córdoba y del país, jugó el pasado torneo Federal A y logró el ascenso y, en ese aspecto, Galván le da crédito al seguimiento del hincha: “La gente acompaña, eso es lo que hay que valorar más allá del resultado o nivel de juego; es un club muy popular, con muchísimos simpatizantes, ellos aportan lo suyo y nosotros estamos trabajando desde adentro para conseguir el éxito”.

El reconocimiento de la gente no le alimenta el ego. Su bajo perfil lo pinta de cuerpo entero, por eso, y en voz baja, asegura: “Es un orgullo cuando uno sale a la calle y lo reconocen; los padres les dicen a los pibes ‘él fue jugador de Talleres’ y que hoy pongan una filial con mi nombre da mucha felicidad. Agradezco este reconocimiento en mi nombre y en el de mi familia. Todo lo que soy es gracias a Talleres”, finalizó.

 

“El Daniel”, presente

Willington, uno de los máximos ídolos del “Albiazul”, comentó: “Es una alegría inmensa estar inaugurando la filial con el nombre de Luis, él se merece este reconocimiento. Es bueno esto de salir al interior, ya que pasamos momentos agradables con los hinchas”.

“Talleres para mí es una casa más desde los 4 años, desde que jugó mi padre, jugué yo, mi hermano y mi hijo. Gracias a Talleres, tuvimos un plato de sopa de chico, cuando vinimos de Santa Fe y no nos fue fácil”, recordó.

Sobre el presente del club, Willington remarcó que “no es bueno, bueno será cuando esté donde tiene que estar, así que esperamos que sigan mejorando las cosas porque en otro nivel las exigencias son diferentes”.

Luego reveló: “Hoy no cumplo funciones en el club, soy un referente, la gente me reconoce y ando por las filiales”. Y cuando se le recalcó que es el máximo ícono del club, expresó: “No tuve la suerte de verme jugar, los que me vieron dicen que jugaba bien”.

 

Con orgullo

 

Narciso Cattaneo preside la filial en Etruria y se muestra muy satisfecho por la llegada del club de sus amores a la localidad, por intermedio de la filial.

El “Nachi” dijo: “En mi familia somos todos de Talleres. Esto surgió de una charla informal y terminamos formando la filial. Me llegué hasta la central de filiales en Córdoba y concretamos todo en poco tiempo. El club nos exige la cuota societaria a quienes integramos la filial para ser parte de la misma”.

“Talleres tiene una comisión que está trabajando seriamente en todos los niveles y nos piden que nos movilicemos en Etruria y la región para captar futuros talentos y darles la posibilidad a chicos de la zona de realizar una prueba”, amplió.

En cuanto a la convocatoria, afirmó: “Creíamos que sólo íbamos a conseguir 10 socios y nos sorprendió, ya somos muchos más. Dentro de la filial local tenemos una organización y estamos en contacto con el coordinador de filiales. Siendo socios tenemos beneficios de descuentos en cuotas, promociones para concurrir a los partidos y muy buenos precios en los abonos de local. También ya tenemos nuestra bandera que la presentamos en el Kempes hace un par de partidos atrás. Quien quiera sumarse, sólo tiene que hablar conmigo a mi teléfono: 3534127836”.

 

 

Print Friendly, PDF & Email