“Garmendia es muy tibio para conducir la CGT”, criticó Alassia

El grupo de trabajadores de la recolección que acompañaron a los de ATE en la última concentración

Duro cruce entre el titular local de la Confederación General del Trabajo y el integrante de Surrbac en la última manifestación por los despedidos de la Fábrica Militar

El grupo de trabajadores de la recolección que acompañaron a los de ATE en la última concentración

“Garmendia no está a la altura para conducir la CGT, que vaya a conducir el Pre-Peñas alrededor del Anfi si quiere folclore y no reclamos”.

Con esa contundente frase criticó Ariel “Piquito” Alassia al conductor de la CGT en Villa María luego de un entrecruce que tuvieron durante la última movilización que se realizó el miércoles por la noche en plaza Centenario para pedir por la reincorporación de los trabajadores despedidos de la Fábrica Militar.

Según describió el integrante del gremio de la recolección (Surrbac), llegaron con unos 50 trabajadores convocados por los propios integrantes de ATE. Allí, dijo Alassia “la idea nuestra fue, como siempre, hacer una presencia pacífica y tranquila, pero gritar, cantar y saltar es una muestra de apoyo más a los compañeros despedidos”.

“Resulta que cuando llegamos nos encontramos ahí con que Edgardo Garmendia había organizado más una peña que una movilización para reclamar”, apuntó, sobre el hecho de que la convocatoria transcurrió con algunas personas invitadas interpretando temas folclóricos.

El cruce se dio cuando “vino Garmendia a pedirnos que nos calláramos” lo que cayó mal entre los trabajadores de Surrbac porque “estábamos reclamando por 30 familias que se quedan en la calle y él se preocupaba por pedirnos que dejemos cantar”.

“Pareció algo ajeno a un reclamo de trabajadores, incluso varios compañeros de ATE se sorprendieron de lo que había armado ahí Garmendia, porque no se sabía si realmente se trataba de una lucha y sufrimiento por la pérdida de trabajo o de un festejo con música”, cuestionó.

En ese sentido, antes de levantar temperatura a sus dichos, opinó: “La forma no era acorde con lo que hay que reclamar, íbamos con la idea de hacernos escuchar, de luchar por lo que estaban pasando, entonces no puede venir Garmendia a pedirnos que nos callemos y dejemos de saltar en una manifestación donde tenemos más de 30 familias en la calle cuando solo pedíamos la reincorporación de los compañeros”.

La discusión fue cuando Alassia junto a sus compañeros le manifestaron el descontento sobre lo que estaba pasando al titular de la CGT porque “muchos no entendíamos cómo podían estar cantando folclore cuando al lado había compañeros llorando por quedarse sin trabajo”.

Allí fue cuando “decidimos irnos para no generar disturbios, pero los compañeros de ATE saben que estamos con ellos en esta lucha de forma incondicional”.

 

“¿De qué lado del mostrador está?”

“Me gustaría saber realmente de qué lado está Garmendia”, planteó quien integró la lista de Córdoba Ciudadana como suplente en las últimas elecciones de diputados.

“¿De qué lado está? El más claro ejemplo es que él sale a reclamar y marchar por los tarifazos, pero hace dos días aprobó un tarifazo en el agua para toda Villa Nueva como concejal y presidente del Concejo Deliberante”, cuestionó.

Siguiendo con las críticas, lo definió como “muy tibio para la CGT”. “Garmendia no está a la altura de conducir la CGT, que vaya a conducir el Pre-Peñas alrededor del Anfi si quiere folclore y no reclamos”, lanzó Piquito al tiempo que insistió que “estamos hablando de más de 30 puestos de trabajo, 30 familias que no sabemos qué van a comer para fin de año, para Navidad, porque una cosa es organizar algo pacífico y otra es armar un espectáculo en este contexto”.

Alassia no dudó en aseverar que “Garmendia nos atacó” y volvió a increparlo: “Está de los dos lados del mostrador”.

 

“El tiempo me dio la razón”

En plena campaña durante las últimas elecciones, Alassia declaró a EL DIARIO que “Llaryora es Macri en Córdoba”. Esa declaración “me costó el puesto que ocupaba en la Municipalidad” pero “el tiempo finalmente me dio la razón”.

“Pasó lo que veníamos diciendo, no solo en campaña, ahora lo demostraron y nos dieron la razón. A mí no me sorprendió para nada lo que hicieron los diputados de Unión por Córdoba votando afirmativo en contra de los jubilados”, manifestó sobre lo ocurrido en la votación de la reforma jubilatoria que recibió el aval de la mayoría de los diputados de Unión por Córdoba.

Print Friendly, PDF & Email