Inicio Regionales “Hay que salvar al José Hernández”

“Hay que salvar al José Hernández”

0
“Hay que salvar al José Hernández”

La Justicia emitió un embargo sobre dos lotes donde se erige la mitad del edificio del único establecimiento educativo de Nivel Medio de la localidad, donde además funciona el CENMA. La semana que viene las autoridades de la institución deberán presentar una contrapropuesta a la demandante. El valor es muy alto porque de concretarse, “hay que hacer una nueva estructura en otro lugar”

p20 f1 - Instituto Hernández
Desde la institución quieren resolver la cuestión definitivamente. El año que viene celebran sus Bodas de Oro

«Hay que salvar el José Hernández». Esa es la cuestión que marca la comunidad educativa.

El único establecimiento de Nivel Medio de Wenceslao Escalante tiene un fallo de la Justicia que embarga buena parte de su estructura, a raíz de una demanda laboral que llegó a juicio impulsado en el reclamo de una exdocente. La situación preocupa a toda la localidad y redoblan esfuerzos para que el Instituto Secundario José Hernández pueda continuar formando a los habitantes, sus hijos, sus nietos…

De esta manera lo describió el director Angel Beccaría. Desde 2012 impulsan, además, una campaña: «Todos Unidos por el José Hernández». Las acciones de este tipo se multiplican y los apoyos llegan de diversas partes del país, de sus exalumnos y hasta gente que no conocen siquiera el pueblo, contaron algunas voces consultadas.

Una esperanza

La noticia del fallo dejó apenas abierta una puerta para que las autoridades lleven una contrapropuesta, si no, los terrenos que ocupan cuatro aulas y la dirección serán subastados.

«Es un viejo juicio, de larga data con una exdocente», se limitó a contar Beccaría

El instituto técnico con especialidad en Industria de la Alimentación «cuenta en total con siete aulas más un laboratorio, una sala de producción, dirección, sala de profesores y los correspondientes sanitarios para todos. Es una estructura en L», describió el director.

Una de esas alas, que ocupan cuatro aulas y la dirección, se erigen sobre los dos terrenos en litigio.

La semana que viene, los directivos deberán asistir a una nueva audiencia para llevar una contrapropuesta. Asesorados por el abogado bellvillense y referente del PJ en el Departamento Unión, Domingo Carbonetti, los representantes del instituto avanzan en dar forma a lo que propondrán: «Lo que haremos es salvar las aulas».

Más de seis millones

«Pasa que la edificación de las mismas (las aulas) va más allá de su valor netamente material. La diagramación, la ubicación, porque no tiene hacia dónde expandirse la estructura si pierden esos lotes, lo que demoraría en reacomodarse mientras, si se pudiera, levantar nuevas aulas y todo lo que ello conlleva», convierten a la demanda en exagerada, se puede concluir de las palabras de los preocupados docentes.

«Mientras tanto, en esta negociación, por definirla de alguna manera, seguimos trabajando y desarrollando clases normal», agregó Beccaría.

El director afirmó que «esos lotes hoy cuestan unos seis millones de pesos, porque hay que irse a otro lado para hacer una escuela nueva. Además, no hay terrenos». «Si sacan estas cuatro aulas, parten el instituto al medio», lamentó.

Alerta interno

La demanda fue iniciada por un profesora de Inglés, María Cristina Giordano, que en 2001 habría pasado a realizar tareas pasivas y la Provincia a dejar de enviar los fondos para el establecimiento de público de gestión privada. En 2004 hubo un acuerdo y se desembolsaron 12 mil pesos.

En 2012 el mismo expediente arrojó algunas novedades que derivaron en la amenaza de subasta de los dos terrenos y disparó un alerta interno. Las autoridades de la institución comenzaron a trabajar para intentar frenar esa demanda, sin éxito todavía.

El instituto

El Instituto Hernández celebrará el 30 de mayo del año que viene sus primeros 50 años, medio siglo, las Bodas de Oro, y la intención de sus directivos es despejar esta extraña situación por la que atraviesa hoy.

El establecimiento, precisaron, se sostiene con una cuota contribución de 200 pesos mensuales que administra una cooperadora que es de la Asociación Civil Instituto José Hernández.

Junto a los exalumnos, hoy la matrícula alcanza los 110, están tratando de reunir fondos para saldar esa deuda que se engrosa cada vez más con los honorarios y la indexación y demás.

Además de la escuela técnica, «a la noche brindamos también estas instalaciones para el CENMA», añadió el entrevistado.

Salvataje

«El fallo ya está y tenemos que hacer una gran esfuerzo para que la propuesta conforme a las partes. Ya han juzgado y debemos remitirnos a la Justicia para que haga lugar a nuestra oferta», contó. Beccaría

En el mismo sentido, dijo que se remitieron al municipio «para que interceda y para terminar con esta situación y tras resolverla, tengo fe en ello, que no se repita», aclaró sobre esta circunstancia que creían superada y con el paso del tiempo «reapareció la demanda con intimaciones».

El director tiene esperanza porque «el salvataje es para el único colegio del pueblo».

Las cifras

Dos lotes: los embargados por la justicia al Instituto José Hernández.

EN EL AÑO 2001 se habría iniciado la demanda de la profesora de inglés que derivó en esta situación.

CUATRO AULAS y la dirección se encuentran en esos terrenos afectados.

110 ALUMNOS es la matrícula actual del único colegio de la localidad que el próximo año cumple 50 años.

SEIS MILLONES cuestan los terrenos calculó el director del establecimiento.

Print Friendly, PDF & Email