“Hoy mi exmarido está pagando con prisión por algo que no hizo”

A través de una carta que entregó ayer en la Redacción de EL DIARIO, la joven que había denunciado a Cristian Aguilar de haberla prendido fuego el pasado 22 de marzo, pidió disculpas a la familia del acusado y a la Justicia “por haberles mentido”

P54 - F1 (Cristian y Yohana)
Cristian Aguilar y Yohana Barrionuevo, protagonistas de una historia que hoy sorprende a propios y extraños

“Quien suscribe, Yohana Gisel Barrionuevo, me dirijo a Ud. antes que nada para hacer públicas mis disculpas a los familiares de Cristian Marcelo Aguilar y la Justicia por haberles mentido”.

Así comienza la breve carta que la joven de 28 años entregó ayer en la Redacción de este matutino, con pedido de publicación, y que firmó de puño y letra luego de acreditar su identidad en Mesa de Entradas.

Y agrega: “Mi intención de acercarme a EL DIARIO es porque hace meses atrás me presenté ante la Justicia y dije mi verdad, que yo me quemé sola, cuando antes supuestamente dije que me había quemado mi exmarido, culpándolo a Cristian porque mis celos no me dejaron ver lo grave de lo sucedido”.

En la escueta misiva, Yohana concluye señalando: “Hoy mi exmarido está pagando con prisión por algo que no hizo y lo que es peor, aún su versión no es creída”.

Reducción facsimilar de la carta que ayer entregó Yohana en EL DIARIO
Reducción facsimilar de la carta que ayer entregó Yohana en EL DIARIO

Con huellas evidentes del daño que el fuego causó en el cuello, uno de sus brazos y parte del rostro, la joven se hizo presente en la sede de Cooperativa de Trabajo Comunicar al caer la tarde y solicitó que la carta se publicara “lo antes posible, si es mañana (por hoy), mucho mejor”.

Yohana se mostró tranquila durante los pocos minutos que estuvo en EL DIARIO y accedió sin inconvenientes a identificarse con su DNI, del cual se hizo una copia para adjuntar al escrito. Y antes de retirarse firmó al pie del mismo, donde aparece su número de documento.

Sin embargo, cuando se le solicitó un número telefónico para una eventual consulta periodística, se la notó incómoda, dijo que estaba “apurada” y, sin más, se retiró.

 

Qué dijo Yohana

Según la primera declaración judicial prestada por Yohana, el domingo 22 de marzo, a primera hora de la mañana, ella y su concubino tuvieron una virulenta discusión por cuestiones de celos.

Barrionuevo añadió que, tras el altercado, Aguilar se retiró de la vivienda ubicada en calle Pública sin número, entre Aluminé y Pastor Oviedo, a sólo media cuadra de los monoblocks de barrio Los Olmos, para regresar a los pocos minutos con un bidón con nafta. Y tras reanudarse la disputa verbal y forcejear con la joven, la roció con el combustible en la zona de la espalda para luego prenderle fuego y encerrarla en una habitación en la que, además, se encontraban durmiendo los hijos de la pareja, de 7 y 4 años.

Siempre de acuerdo a la denuncia original de la víctima, después de encerrarla, Aguilar se habría quedado del lado de afuera para impedir que Yohana saliera. Sin embargo, a través de la ventana y auxiliada por un grupo de vecinos, la joven logró sacar a los niños de la pieza, que ya ardía en llamas.

Pocas semanas después, el padre de Yohana, Nelso Barrionuevo, también declaró ante el fiscal de la causa, Gustavo Atienza, en base a lo que le había contado su hija cuando recobró el conocimiento, mientras se hallaba internada en el Instituto del Quemado, en la ciudad de Córdoba.

El hombre precisó que la discusión se produjo en la cocina y que cuando Aguilar le quiso arrojar nafta, ella le agarró el bidón y se produjo un forcejeó que hizo que el líquido inflamable le cayera sobre la espalda.

Entre otros detalles de las agresiones que supuestamente la joven venía sufriendo desde hacía bastante tiempo, Nelso le contó al fiscal Atienza que una semana antes del hecho que casi le cuesta la vida, “Aguilar la atacó a cintazos (siempre por cuestiones de celos) y Yohana llegó toda marcada a la casa de sus padres”.

 

“Soy inocente”

Cristian Aguilar (31) fue indagado por el instructor judicial el 1 de abril y en la oportunidad afirmó que era “inocente”, dijo que la joven lo amenazaba en forma permanente con “amargarle la vida” y que “ella misma se prendió fuego”.

A lo largo de los casi ocho meses que transcurrieron desde que se produjo el violento episodio, Aguilar siempre mantuvo sus dichos ante la Justicia y los ratificó a través de una carta que envió a EL DIARIO desde la cárcel de barrio Belgrano.

“No es mi intención ofender ni agraviar a nadie; sólo pretendo ser escuchado y que sea de público conocimiento la situación personal por la que estoy atravesando”, comenzó diciendo en aquella misiva publicada por este matutino el pasado 6 de noviembre.

Entre otras expresiones, dijo que “el señor fiscal que entiende en la causa no está siendo justo conmigo” y más adelante afirmó: “Meses atrás, Yohana se presentó ante un escribano público, junto a dos testigos, para retractarse de todo cuanto había declarado ante el fiscal al iniciarse la causa, admitiendo -a la vez- que fue ella misma quien atentó contra su integridad física y su vida”.

Aguilar agregó también que “dicha documentación se presentó en la Fiscalía y fue entonces que el doctor Atienza citó a declarar nuevamente a Yohana para escuchar de su propia boca lo que ella había declarado ante el escribano público”.

“Cumplida la petición del fiscal y comprobada la veracidad de la retractación, mi abogado defensor, el doctor Antonio Alarcos, solicitó mi libertad, la cual fue denegada por el señor fiscal, y al pedirle los fundamentos en los cuales se basó para negarme la libertad, Atienza no supo qué responder”, relató el detenido.

Finalmente, Aguilar manifestó: “Sólo deseo recuperar mi libertad y mi familia, poder ver crecer a mis hijos y no tener que pagar con cárcel por un delito que no cometí”.

 

Print Friendly, PDF & Email