Impulsan la donación de sangre a través de un proyecto escolar

p10-f1
Los alumnos de tercer grado “B” aprendieron sobre la donación de sangre y, acompañados por su docente, informaron a la sociedad

Motivados por sus propias inquietudes, los niños salieron por las calles del barrio San Justo para concientizar a la sociedad sobre tan importante práctica

En los últimos tiempos es muy habitual escuchar en diferentes ámbitos que «los chicos son el futuro» y sobre esa teoría se encuadra un proyecto que tiene como protagonistas a los alumnos de tercer grado «B» de la Escuela Bernardino Rivadavia de barrio San Justo. Por sus propias inquietudes, comenzaron a indagar sobre la sangre y así llegaron a conocer sobre la importancia de donarla, comenzando dos meses atrás con un proyecto que llevarán adelante durante todo el año. Su maestra de Ciencias Naturales, Mónica Rojas, explicó a EL DIARIO que dicha iniciativa se está desarrollando bajo el nombre «Chicos promotores de la donación de sangre», teniendo como principal intención concientizar a la gente para que done sangre, además de plantear elementos útiles para derribar ciertos mitos que tienen las personas sobre dicha práctica. La docente relató que el origen del proyecto «se dio cuando los propios niños comenzaron a hacerse preguntas sobre la sangre. Además, yo soy técnica en Hemoterapia, lo que hizo que me motivara para ayudar a los alumnos a resolver sus inquietudes». «Desde hace más de dos meses venimos trabajando con los niños sobre este proyecto. Hemos visto videos y recibimos la visita de una técnica en hemoterapia que trabaja en el banco de sangre de Bell Ville y en los próximos días nos visitarán más profesionales del tema», agregó. Al respecto indicó también que «hay mucha gente que necesita recibir una donación de sangre, al tiempo que muchas personas no conocen bien cuál es la metodología para poder hacerlo». «La gente tiene que perder los miedos sobre eso y con esa intención los niños están, desde su lugar, informando y educando a la gente al respecto», destacó. Por último contó que «en el día de ayer los alumnos realizaron una promoción de su proyecto en distintos lugares del barrio y nos dimos con la sorpresa de encontrarnos con muchas personas que ya son donantes». «Esa salida formó parte de una campaña de promoción que vamos a llevar adelante durante todo el resto del año, visitando otras escuelas de la ciudad», sostuvo.

“Tienen que perder el miedo”

Seguidamente, en representación de todos sus compañero, tres alumnos que forman parte del proyecto, Lucas Langioni, Tomás Quintana y Geremías Pereyra, se animaron a relatar lo aprendido durante la iniciativa. Al respecto manifestaron que «aprendimos que donar sangre es donar vida y le da felicidad a la gente y eso se lo contamos a muchas personas del barrio donde está nuestra escuela». «También le dijimos a la gente que tiene que perder el miedo e ir a los bancos de sangre a donar», señalaron. Seguidamente contaron que «además aprendimos que los glóbulos rojos le dan oxígeno a nuestro cuerpo, que los glóbulos blancos atacan a las bacterias y que las plaquetas nos ayudan a curar lastimaduras». Para terminar remarcaron que «la gente tiene muchos mitos sobre la donación de sangre. Por eso le enseñamos que hacerlo no engorda, no hace daño y no hace adelgazar». «Para poder donar sangre hay que tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos, no tener tatuajes recientes, no estar embarazadas y no haber consumido drogas», informaron.

Print Friendly, PDF & Email