Incendio en otra planta

Tres dotaciones de bomberos trabajaron en el lugar. El ámbito donde se inició el incendio

El fuego se inició en la sala de niquelado al promediar la mañana de ayer. Los nueve trabajadores que desarrollaban sus tareas lograron salir a tiempo. Tras el incendio la Municipalidad clausuró la fundición

Tres dotaciones de bomberos trabajaron en el lugar. El ámbito donde se inició el incendio
Tres dotaciones de bomberos trabajaron en el lugar. El ámbito donde se inició el incendio

Durante 90 minutos trabajaron los bomberos de Villa Nueva para sofocar el incendio que se desató ayer en una fundición de metales situada a menos de una cuadra de la plaza Capitán de los Andes.

El siniestro, que por fortuna no provocó heridos, se produjo minutos antes de las 10, en la planta de la firma Fundiciones Pailler SRL, ubicada en 1188 de calle Deán Funes en la vecina ciudad.

El foco ígneo se inició en la sala de niquelado, precisó el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Villa Nueva ante la consulta de EL DIARIO, y demandó la movilización de tres dotaciones integradas por tres unidades y ocho efectivos.

P55-f3Los servidores permanecieron en el lugar del incendio hasta poco antes del mediodía y, como consecuencia del operativo, la Policía cortó el tránsito por las calles Deán Funes y Modesto Moreno.

En la planta donde se registró el siniestro se encontraban nueve trabajadores, quienes se autoevacuaron en forma inmediata al percatarse del inicio y expansión de las llamas, que provocaron una densa humareda en el interior del edificio.

Los operarios en la vereda, a salvo del siniestro
Los operarios en la vereda, a salvo del siniestro

Tras ser apagado el fuego e iniciado el proceso de ventilación, la Municipalidad dispuso la clausura del establecimiento, medida que se adoptó exactamente un día después de haberse resuelto el cierre preventivo de otra fundición (la existente en el edificio de la ex-Defensa Agrícola), tal como informó EL DIARIO en su edición del miércoles pasado.

En esa oportunidad, la clausura se dispuso luego de constatar, en varias inspecciones el funcionamiento en condiciones irregulares. Cabe recordar que, a fines del año pasado, un joven operario de 19 años resultó con severas lesiones al explotar un caldero.

El incendio ocurrido durante la mañana de la víspera aceleró la medida de clausura que se adoptó en la planta siniestrada, donde todos los trabajadores que se desempeñan en el lugar pudieron ponerse a salvo a tiempo, aunque se registraron cuantiosos daños.

Print Friendly, PDF & Email