“El Inescer es fruto de la recuperación democrática en la Argentina”, dijo Gill

El intendente presidió el acto recordatorio de un nuevo aniversario del instituto de educación terciaria
El intendente presidió el acto recordatorio de un nuevo aniversario del instituto de educación terciaria
El intendente presidió el acto recordatorio de un nuevo aniversario del instituto de educación terciaria

El intendente Martín Gill afirmó que el Inescer “es fruto de la recuperación democrática de la Argentina”.

Lo hizo al hablar en el acto con el cual el Instituto de Educación Superior del Centro de la República Dr. Angel Diego Márquez (Inescer) celebró sus 29 años de existencia y los 30 años de la fundación que promovió su nacimiento.

El acto tuvo lugar el viernes en el establecimiento que dirige Silvia María Paredes. En la ocasión se impuso el nombre de Espacio Sociocultural Encarnación Sobrino a la sala de ingreso al nuevo edificio ubicado en España 1098, que fuera inaugurado el año pasado.

También se reconoció la labor de quienes cumplieron 25 años como miembros del personal de la casa y de los recientes jubilados. El cierre de la reunión estuvo a cargo del coro de la UTN, dirigido por Marcelo Aranda.

“A diferencia de otras instituciones, el Inescer es una institución gestada de abajo hacia arriba, por hombres y mujeres de profundas convicciones democráticas y de compromiso con la educación pública”, dijo el jefe comunal.

En tal sentido, resaltó que el matrimonio de Angel Márquez y Encarnación Sobrino, fundadores del Inescer, “definitivamente forma parte de la historia educativa del país” y recordó la labor de ambos en la Unesco, para destacar “el fuerte compromiso con su tierra, con sus raíces, que al terminar su labor en Francia los impulsó a retornar a nuestra ciudad, un territorio que tenía una enorme trayectoria en materia de educación superior, pero al que le faltaba una oferta superior pública”.

“Esa oferta implicaba entender la educación como un bien público. Un derecho humano, un bien no transable ni comercializable. Una obligación primaria del Estado. Y no es casual que el origen del Inescer se dé en el retorno de la democracia. Es fruto de la recuperación democrática de la Argentina”.

“La educación para algunos, elitista, versus la educación para todos es una vieja discusión. La educación para formar la clase dirigente o para la realización de la persona”, opinó Gill.

“Esta institución no tuvo el mismo impulso que le tocó en el retorno a la democracia que durante los años 90 -comparó el gobernante-, pero en estos 29 años de vida no tuvo un solo año de marcha atrás, por eso creo que merece tener un reconocimiento de la ciudad y celebrar que hoy, después de tanta lucha, se pueda hacer esta ceremonia en un techo propio”.

Luego recordó una charla que tuvo con Sobrino en 2008, año en que se reabrió la carrera de Animación Sociocultural, de la cual la extinta educadora fue impulsora en nuestra ciudad. “Qué mejor que el espacio sociocultural de este edificio lleve su nombre, es un acto de justicia y la fidelidad a los ideales fundacionales que tiene la institución”, remarcó.

Finalmente, el lord mayor de la ciudad afirmó que “el Inescer se ha ganado un lugar destacado en la educación superior de toda la región”.

 

La Animación Sociocultural

La educadora Sobrino fue una de las introductoras del concepto de Animación Sociocultural en el país. La carrera está dirigida a:

  • Formar profesionales preparados para generar estrategias y proyectos que hagan efectiva la democracia cultural.
  • Formar profesionales capaces de analizar críticamente la realidad sociocultural de nuestro país y de sus diversas regiones y promover acciones de desarrollo para las mismas.
  • Proponer el desarrollo cultural a través del ejercicio de profesionales que, tanto desde el Estado como desde las ONG, generen políticas, planes, programas y proyectos en este sentido.
  • Difundir una concepción de trabajo que entienda a la cultura como una construcción social, producto de las posibilidades expresivas y de movilización de los sujetos y de las comunidades.
  • Colaborar con los procesos de construcción de la identidad social y cultural de los diferentes grupos, comunidades y sectores desde una perspectiva crítica y emancipadora.
Print Friendly, PDF & Email