Jubilados mandan hoy carta a Macri pidiendo cambios en el PAMI

Para Ranciglio y otros referentes, el PAMI tiene que volver a tener su Directorio, porque “empleados de Buenos Aires no pueden resolver sobre algo que no conocen por no estar en el territorio”

Le piden una audiencia al presidente para contarle cómo ven a la obra social y esperan que haya modificaciones en la atención. Quieren que se vuelva a poner en funcionamiento el Directorio

Para Ranciglio y otros referentes, el PAMI tiene que volver a tener su Directorio, porque “empleados de Buenos Aires no pueden resolver sobre algo que no conocen por no estar en el territorio”
Para Ranciglio y otros referentes, el PAMI tiene que volver a tener su Directorio, porque “empleados de Buenos Aires no pueden resolver sobre algo que no conocen por no estar en el territorio”

Cuatro centros de jubilados enviarán en la mañana de hoy una carta al presidente de la Nación, Mauricio Macri, para pedirle una audiencia a fin de tratar la situación del PAMI. En ese marco le solicitarán cambios en la atención y administración de la obra social.

Así trascendió ayer luego de una reunión que mantuvieron jubilados en barrio Trinitarios de Villa María.

Los asistentes consideraron que así como funciona en la actualidad, el PAMI no puede continuar. Esperan poder transmitirles su sentir cara a cara al presidente argentino y que se revierta el cuadro.

Uno de los planteos principales que se le hará al mandatario a través de la carta es que vuelva a poner en marcha el Directorio. “Significaría un gran apoyo al Ejecutivo y permitiría que se avance en muchos casos. Actualmente todo pasa por empleados que desde Buenos Aires no pueden manejar la situación, porque no la conocen, no están en el territorio”, consideró María Ranciglio, una de las presentes en la reunión de la víspera.

Ranciglio, consejera federal del PAMI y presidenta del Centro de Jubilados Villa del Parque de Villa Nueva, dijo a EL DIARIO que “lo único que queremos es que el PAMI se esfuerce, trabaje y brinde una atención adecuada” a los abuelos.

Puntualmente demandan “una buena atención, que el dinero llegue a los lugares porque estamos debiendo mucho, la puesta en funciones del Directorio, que dejó de estar cuando asumió (el expresidente) Néstor Kirchner”, según indicó Ranciglio a este matutino.

La entrevistada señaló que “lo que estamos pidiendo es que se agilicen los trámites, porque mandan a empleados de Buenos Aires que no conocen del tema a arreglar, por ejemplo, un problema que sucede en Santiago del Estero”.

El Directorio “debe estar conformado por dos jubilados, una persona del gremio y una de Nación” y para Ranciglio “es la mejor manera de estar en contacto con la persona y solucionarle el inconveniente”.

Consideró que “si el presidente nos da un rato les explicaremos que no somos unos buitres, que no iremos a buscar nada raro, nosotros convivimos con apenas 4 mil pesos al mes y no se busca ningún provecho personal”.

Subrayó que “el PAMI no puede seguir así, no puede haber un tipo que es bueno para la matemática cuando de lo que se trata es de poner el corazón”.

“Nosotros vivimos con 4 mil pesos mensuales, ellos (los funcionarios) con 80 mil; muchos de nosotros comen en un comedor de un centro de jubilados porque de otra manera no pueden, mientras ellos están en sus casas con sus familias”, lanzó.

Ranciglio explicó que la reunión de la víspera se realizó con pocos centros de jubilados “porque quisimos hacer algo tranquilo atento a que hubo un cambio de Gobierno nacional” pero aclaró que la próxima, que será a fines de mes, concitará la atención de muchos más, incluso de localidades como Bell Ville.

“Hoy (por ayer) hablamos de respetar al presidente y de apoyarlo, nos guste o no nos guste. Hay que darle la posibilidad y un tiempo. Ojalá que nos reciba, nos escuche y que las cosas vayan bien”, manifestó.

 

Print Friendly, PDF & Email