La exintendenta que tiene su “sitio” en el Gabinete de Gill

El jefe de Gabinete Héctor Muñoz, el intendente Martín Gill y la legisladora provincial Nora Bedano juntos, en el Concejo Deliberante el año pasado, en imagen de archivo

Participó de las reuniones de Gabinete en los barrios y hasta se reunió con el ministro Grahovac junto al intendente. El misterio es si tiene alguna influencia en la toma de decisiones

El jefe de Gabinete Héctor Muñoz, el intendente Martín Gill y la legisladora provincial Nora Bedano juntos, en el Concejo Deliberante el año pasado, en imagen de archivo
El jefe de Gabinete Héctor Muñoz, el intendente Martín Gill y la legisladora provincial Nora Bedano juntos, en el Concejo Deliberante el año pasado, en imagen de archivo

Hoy se cumplen dos meses de la asunción del intendente Martín Gill y en estos 60 días no pasó desapercibida la presencia permanente de la legisladora provincial Nora Bedano a su lado.

No llama la atención el vínculo entre los dos exdiputados nacionales por el kirchnerismo, porque se sabe que tienen estrecha relación desde hace varios años. Incluso cuando se conoció que Gill era el candidato del oficialismo para suceder a Eduardo Accastello, muchos especularon con que se trataba de un triunfo de Bedano, por ser del entorno del actual mandatario (ver recuadro). Lo que sí despierta lecturas es el rol que cumple en el actual Gobierno la exprimera dama, quien a diferencia de su exmarido ha recobrado protagonismo.

En diciembre, cuando Martín Gill fue al Centro Integrador Comunitario de barrio Nicolás Avellaneda a realizar su primera reunión de Gabinete barrial, sorpresivamente Bedano estaba en esa mesa con otros funcionarios del Ejecutivo. La legisladora del bloque accastellista-kirchnerista Córdoba Podemos también dijo presente cuando el intendente recibió al subsecretario de Lechería de la Nación, Alejandro Sammartino, en el Parque Industrial.

Además fue al Establecimiento Penitenciario de barrio Belgrano cuando llegó el ministro de Justicia Luis Angulo y también acompañó a Gill y al jefe de Gabinete Héctor Muñoz a la reunión con el ministro de Educación de la provincia, Walter Grahovac, en la que el Ejecutivo local se alzó con la promesa de dos nuevas escuelas secundarias para la ciudad.

El 30 de enero también fue a la reunión de Gabinete con vecinos de barrio Los Olmos. En ese marco tuiteó: “Escuchando al vecino, la comunidad organizada. Compartiendo responsabilidades en mejorar la educación, evitar la deserción”.

“Gestionando desde el barrio y con los vecinos, continuamos junto al pueblo, siempre”, añadió en su cuenta, en la que constantemente comparte comentarios con críticas al Gobierno de Mauricio Macri.

La incógnita es si la exesposa de Eduardo Accastello influye en la toma de decisiones gubernamentales. Tres fuentes del Gobierno que dialogaron ayer con EL DIARIO lo negaron. Coincidieron en señalar que la mujer que gobernó Villa María entre 2003 y 2007 es una figura fuerte en el justicialismo, que siempre “se puso al hombro” las campañas, especialmente en los barrios, y que no ocultó su favoritismo por Gill el año pasado. Sin embargo, descartaron que tenga algún impacto en la gestión a la hora de la toma de decisiones.

“Lo que hace Nora es estar en contacto con los vecinos desde su lugar de legisladora por el departamento. En ese marco es que acompaña a Martín”, cerró uno de sus colaboradores.

 

-Hay quienes sostienen que con la elección de Martín Gill como candidato ganó usted (por su vinculación con el diputado), le dijo EL DIARIO a Bedano el 25 de junio del año pasado. La exmandataria contestó:

-No. De ninguna manera. Creo que cuando el intendente decide que su sucesor sea el doctor y compañero Martín Gill lo hace en función de evaluar situaciones varias, no una sola, y cuando uno forma parte de un proyecto o de un equipo cada uno debe cumplir el rol que ese equipo y quien lo conduce determine. No he ganado nada, en todo caso ganará Villa María con un proyecto u obra que continúa y un crecimiento que no tiene horizontes. Cuando el conductor de un proyecto toma determinada decisión, solamente los necios pueden pensar que lo hace para perjudicar al pueblo. Pueden equivocarse, pero nunca una decisión se toma con el objetivo de perjudicar a un pueblo. Estoy convencida de que lo hizo pensando en el bienestar de la ciudadanía y hoy ha sido elegido Martín y mañana podrá ser cualquier otro. Yo ya me había apartado y quedaba José Carignano. No me cabe duda del rol importante que va a cumplir José en los próximos años, solamente se sintetiza eso diciendo: uno es parte de un proyecto y quien lo conduce toma una decisión y así como José dijo que no la iba a discutir, ninguno de nosotros lo hemos hecho, en ningún sentido.

Print Friendly, PDF & Email