La interna política se coló en la fuente de la plaza

Un proyecto de declaración presentado ayer por la concejala del bloque oficialista Nora Pérez dejó expuesta nuevamente la interna política entre los dos peronismos: el que representa esa edil, es decir, Unión por Córdoba (UPC), y el que reflejan los otros concejales de la bancada, el kirchnerismo.

La polémica está vinculada a un acto que ocurrirá el viernes: a las 10 se restituirá oficialmente la histórica fuente a la plaza Capitán de los Andes. La ceremonia la llevará adelante el Ateneo La Posta, que para lograr ese objetivo tuvo distintos apoyos del Gobierno de la Provincia en la figura del exintendente Marcelo Frossasco.

Nora Pérez, precisamente del grupo del exmandatario, quiso ayer en la sesión legislativa que se declarase de interés social, educativo, cultural y arquitectónico la restitución, restauración y puesta en funcionamiento de ese ornamento. También solicitó que se declarase de interés municipal y social el acto del viernes. No tuvo suerte. El resto de los legisladores de su bancada pidieron el pase a comisión, argumentando que fue presentado en ese momento y necesitaban analizarlo. Llamó la atención ese fundamento, cuando el oficialismo ha incurrido en presentaciones a última hora en múltiples ocasiones y no sobre proyectos de declaración, sino para impulsar ordenanzas significativas que demandaban estudio.

Así las cosas, la edil sólo tuvo el apoyo de Javier Pérez, del radicalismo (Nora Bizzutti no estuvo presente por un problema familiar), aunque no en lo que respecta a declarar de interés municipal y social el propio acto del viernes.

La concejala consideró que la restitución de la fuente es “un histórico hito que jerarquiza el patrimonio arquitectónico y cultural de la localidad, devolviendo a la comunidad parte de su identidad como ciudad con historia”.

Precisó que el Ateneo La Posta “viene trabajando desde el año 1992 en la defensa del patrimonio histórico cultural” y repasó la historia de la recuperación del ornamento, una de las cinco fuentes francesas que estuvieron “en la plaza en aquel entonces llamada General Roca y ahora, Capitán de los Andes”.

“Desde todos los puntos cardinales del país apoyaron el reclamo de que la fuente fuera restituida a su lugar”, afirmó.

Print Friendly, PDF & Email