La mayoría de los contratados tiene garantizado el puesto en 2016

Enrique Nebbia, UTI

A poco de asumir como presidente, Mauricio Macri firmó un decreto por el cual le renuevan sólo por tres meses los contratos a los trabajadores sin estabilidad del Estado nacional. Dirigentes gremiales de varias dependencias federales, dan cuenta del panorama en Villa María

 

Si bien el empleo público debe gozar de estabilidad, según la Constitución Argentina, es un hecho que desde los años 90 a esta parte se han multiplicado los empleados con contratos a término ya sea en dependencias públicas municipales, provinciales o nacionales.

Sobre este último ámbito, hay que señalar que a través del Decreto 254/2015, el presidente Mauricio Macri ordenó “revisar” los contratos de los empleados, por lo que se renovarían sólo por tres meses.

Para conocer que repercusión tiene esta medida en Villa María, consultamos a dirigentes gremiales que representan a trabajadores de distintas dependencias federales.

En general, hay que señalar que en el corto plazo, no incidirá en la ciudad debido a que, salvo el caso de la Fábrica Militar, -que ya acordó la renovación de los contratos por todo 2016-, no hay muchos empleados en esa situación precaria.

Fernando Mercado, ATE
Fernando Mercado, ATE

Sobre el caso de Fábrica Militar, recordamos que, tal como publicamos días atrás, Fernando Mercado, el secretario general de ATE, encabezó las reuniones en la Dirección General de Fabricaciones Militares donde lograron que los trabajadores contratados del polvorín (176 en total), tengan el contrato renovado por todo 2016 y no sólo por tres meses, como indica el polémico decreto.

Rubén Aguiar, Apops
Rubén Aguiar, Apops

En el caso de Anses, consultamos con Rubén Aguiar, representante de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (APOPS). “En Villa María, hay un sólo contratado y debemos decir que es un trabajador más, comprometido con su función”, señaló.

“Como gremio, tenemos que decir que no hay una sola información que indique que peligren las fuentes de trabajo. Si bien conocemos que otro de los sindicatos (Secaspi), salió a decir que están en riesgo de 500 a 1.000 empleos en la Anses, nosotros no tenemos un sólo indicio de ello. Si podemos decir que como sindicato comprometido siempre con los trabajadores, vamos a estar hoy, como ayer, al pie del cañón y al lado de los laburantes”.

Enrique Nebbia, UTI
Enrique Nebbia, UTI

Desde la Unión de Trabajadores del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (UTI, PAMI), Enrique Nebbia informó que “todos los trabajadores del PAMI Villa María son empleados de planta” y en consecuencia, tienen estabilidad en sus puestos laborales.

“De todas maneras, quiero señalar que no hay alerta en Córdoba por este tema”, agregó.

Diego Vilches, Apuvim
Diego Vilches, Apuvim

Finalmente, consultamos a Diego Vilches, secretario general de la Asociación del Personal de la Universidad Nacional de Villa María (Apuvim), quien destacó que en virtud de un trabajo que vienen realizando desde 2011, cuando Martín Gill era rector de la casa de altos estudios, fueron pasando a planta permanente, y por concurso, los trabajadores contratados. “Quedan todavía algunos compañeros que no están en planta, pero que ya tienen contratos anuales para todo 2016”, agregó.

“En principio, no estaría afectada la continuidad laboral, pero sí la expectativa de pasar a planta. El actual Gobierno nacional está avasallando las instituciones, demonizando el empleo público, algo típico de la matriz ideológica de los años 90”, agregó.

Además, reconoció que hay programas que dependen directamente de la Secretaría de Políticas Universitarias, como el caso del Pucara, que ya no tendrán financiamiento. “Lograron que continúen seis contratos con un remanente de fondos, pero son programas en riesgo”, concluyó.

Cabe señalar que como la universidad es autónoma, son las autoridades locales las que designan al personal efectivo y contratado. El tema es que lo hacen en función del presupuesto.

Para 2016, la UNVM cuenta con el presupuesto aprobado en noviembre del año pasado, por lo que no modificaría el panorama laboral de los trabajadores de la casa de altos estudios.

Print Friendly, PDF & Email