La Policía secuestró cuatro motos robadas y aprehendió a tres menores

En dos procedimientos policiales, todos en barrio Las Acacias, los uniformados encontraron cuatro motos, todas con desarmes parciales en las condiciones que muestran las imágenes

Ilícitos en barrios de Villa María

Los operativos se concretaron en horas del mediodía de ayer en barrio Las Acacias, aunque también hubo procedimientos en otros sectores de la ciudad

 

La jornada de ayer, como ocurrió en días anteriores, recrudeció el accionar de los malhechores, al punto que la Policía intervino en distintos sectores de Villa María, detuvo a varios sujetos (tres de ellos menores de edad) y secuestró distintos objetos sustraídos, entre ellos cuatro motos.

 

Motos

Entre las 12 y las 13.15 los agentes secuestraron cuatro motos y detuvieron a varios individuos por distintas causas.

En horas del mediodía los efectivos controlaron una moto Guerrero Trip 110, azul, que un menor de 15 años abandonó en un baldío situado en el cruce de la ruta nacional 158 (avenida Colón) y calle pública, en barrio las Acacias.

El vehículo fue incautado por la supresión del número correspondiente al bien registral, a la vez que se constató que tenía el cuadro cortado y estaba totalmente reformada.

En tanto, a las 13.15, en el mismo sector de la ciudad, los uniformados incautaron una moto Zanella 110, con pedido de secuestro.

El hecho ocurrió en la esquina de avenida Colón y calle Müller, donde se comprobó que el rodado se hallaba parcialmente desarmado y no contaba con patente.

El individuo que la conducía dejó abandonada la moto en proximidades de la esquina de Los Abedules y Los Fresnos, a la vez que logró escapar tras cruzar un patio.

A la misma hora, los efectivos policiales observaron la existencia de otras dos motos en un lote no edificado contiguo, las que fueron trasladadas al Depósito Judicial.

Se trata de una Yamaha Cripton, que tenía el tambor violentado, la patente cortada y la numeración del cuadro limada.

El tercer rodado hallado en el lugar es una moto Suzuki 110, la cual tampoco tenía patente.

 

Tentativa de robo

Otros dos adolescentes, ambos de 16 años, fueron arrestados en bulevar Argentino al 1600 por la supuesta autoría del delito de “robo en grado de tentativa”.

Los hechos sucedieron a las 0.30 de la víspera cuando se llamó a la Policía ante la presencia de tres furtivos que dañaron la ventana de un local comercial, al que intentaron ingresar con fines de robo.

 

Era buscado

Por otra parte, personal de la Patrulla Preventiva apresó en la esquina de prolongación Sabattini y calle Sucre, en barrio Roque Sáenz Peña, a un desconocido de 25 años de edad, con domicilio en la ciudad de Córdoba, sobre quien pesaba pedido de detención por parte de la Justicia.

En el mismo lugar, minutos después de las 17, fue aprehendido otro hombre de 30 años, afincado en Buenos Aires, quien se mostró visiblemente alterado y desobedeció la orden de los agentes.

 

Una mujer

En tanto, una mujer de 29 años, con domicilio en Arroyo Cabral, fue arrestada durante la tarde del miércoles pasado acusada de ofrecer “resistencia a la autoridad”.

La intervención policial se concretó en la cuadra del 500 de calle Rucci, en el sector centro oeste, donde la mujer y un sujeto despertaron las sospechas de los vecinos.

Al llegar el móvil de la Departamental ambos emprendieron la fuga, pero en Italia y Sucre fue aprehendida la mujer.

 

Con un cuchillo

Asimismo, a las 6.30 del miércoles último un menor de 17 años fue apresado en la esquina de Paraguay y Panamá, a quien se le secuestró un cuchillo, con el que supuestamente amenazó a una joven, a quien le robó una campera.

El ataque se produjo en calle Figueroa Alcorta, en barrio Las Playas, aunque la detención del supuesto autor del ilícito acaeció poco después.

 

En un quiosco

El raid de los ladrones también pasó por barrio Güemes, donde los delincuentes forzaron una reja, rompieron el candado e ingresaron a un quiosco del que se llevaron varias etiquetas de cigarrillos y una caja registradora.

El robo se produjo a la altura del 300 de avenida Naciones Unidas a las 6.30 del miércoles pasado, aunque ambos individuos se vieron obligados a desaparecer con prontitud al sonar la alarma.

De todas maneras, pasado el mediodía, según se pudo establecer, la Policía detuvo a los maleantes, a la vez que recobraron la caja registradora en la que se guardaba escasa cantidad de dinero.

Print Friendly, PDF & Email